Estabilidad para los científicos “Ramón y Cajal”

El MEC ofrece un año adicional de contrato a los investigado- res de este programa que no han conseguido estabilizarse

Madrid. El secretario de Estado de Universidades e Investigación, Miguel Ángel Quintanilla, ha propuesto prorrogar por un año adicional la actividad de los investigadores del “Programa Ramón y Cajal” cuyos contratos finalizan en enero de 2007, y no tienen perspectivas de consolidar una plaza fija en su centro investigador. En principio, esta medida excepcional afectará a 11 científicos, aunque podrá extenderse a los que no consigan estabilizarse en los concursos que se están desarrollando.
El “Programa Ramón y Cajal” se estableció en 2001 con el objetivo de incorporar para el sistema español del I+D a científicos con un currículo destacado. El Ministerio de Educación y Ciencia considera que desde entonces “ha resultado beneficioso para el sistema español de Ciencia y Tecnología, tanto por el número de candidatos y de investigadores contratados, como por el elevado número de ellos que han sido estabilizados”.
Sin embargo, el MEC también reconoce que en la primera convocatoria, correspondiente a 2001, el programa “no contempló una salida estable” para los investigadores, una vez que concluyeran los cinco años de contrato. Por ello, ha querido evitar con esta medida extraordinaria que los científicos cuya calidad investigadora haya sido “evaluada positivamente” tengan que abandonar el sistema y, por el contrario, puedan “concluir ordenadamente los proyectos en los que están involucrados y buscar nuevas vías para continuar su trabajo científico. Aunque también recuerda que sólo se han visto afectados “un pequeño número” de los 774 contratados en dicha convocatoria.

Mejorar la evaluación. El secretario de Estado ha planteado esta iniciativa a representantes de la Asociación Nacional de Investigadores Ramón y Cajal (ANIRC), a quienes ha informado asimismo sobre las medidas para mejorar los sistemas de evaluación de segundo y cuarto año del programa, “con el fin de analizar la integración del investigador en el centro y de clarificar al máximo las expectativas de los científicos”. También ha propuesto crear una bolsa de trabajo on-line, para poner en contacto a los científicos con las instituciones interesadas en “contratar investigadores de calidad, como los Ramón y Cajal”.
Además, la evaluación del cuarto año se unificaría en el “Programa I3, desarrollado por el Ministerio para “ayudar a las instituciones a estabilizar científicos de currículo destacado”, y que entre 2005 y 2006 ha incentivado la dotación de más de 600 plazas estables. Para evitar en el futuro estos problemas de inestabilidad, el MEC quiere que a partir de la convocatoria de 2007 los centros receptores vinculen su demanda de investigadores “Ramón y Cajal” a una oferta futura de plazas, y que la evaluación de segundo año contemple “el grado de ajuste entre el centro y el científico”, garantizando la posibilidad de buscar un nuevo desatino a quien no encaje.

 
 
 

Becas del CSIC para universitarios que quieran iniciarse en la carrera investigadora

Madrid. El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha convocado 250 becas, para estudiantes universitarios de los dos últimos cursos que deseen tener una primera experiencia como investigadores. El principal objetivo de estas ayudas es proporcionar una primera experiencia profesional a estudiantes interesados en emprender una carrera investigadora, y el plazo para solicitarlas finaliza el próximo 30 de noviembre. Todos los proyectos se desarrollarán en alguno de los 116 institutos de investigación que tiene el CSIC en toda España, y que abarcan todas las áreas del conocimiento.
Los estudiantes becados colaborarán en el desarrollo de un proyecto de investigación del CSIC relacionado con sus estudios, y se incorporarán al plan investigador de un científico del CSIC, que ejercerá como tutor, durante los meses de julio a septiembre del próximo año en el caso de los alumnos de penúltimo curso, y entre septiembre y diciembre los del último. Esta colaboración “permitirá que los alumnos se inicien en la resolución de problemas científico-técnicos de las especialidades que estudian”.
La cuantía económica de estas ayudas será de 1.500 y 3.000 euros, respectivamente, que se incrementarán hasta los 2.000 y 3.000 euros en el supuesto de que los becarios residan en una provincia distinta a la del centro asignado. Podrán solicitarlas los estudiantes con una nota media, durante el primer ciclo de la carrera, igual o superior a 1,5 puntos para los alumnos de Escuelas Técnicas Superiores, o de 2 puntos para el resto de las enseñanzas. Los interesados pueden recibir más información en el CSAIC, calle Serrano nº 117. 28006-Madrid, o en la web www.csic.es/postgrado

 

Aprobada la financiación del programa “Consolider” de I+D+i para el periodo 2007-2011

Madrid. El Consejo de Ministros ha autorizado los compromisos financieros desatinados al programa Consolider de I+D+i, gestionado por el Ministerio de Educación y Ciencia para consolidar grupos de investigación estables. Estos programas forman parte de la estrategia “Ingenio 2010”, un compromiso que pretende involucrar al Estado, las universidades, diversos organismos públicos y empresas privadas en el incremento de la inversión en investigación. Y su principal objetivo es propiciar un salto cualitativo en determinados ámbitos de la ciencia española que resultan de especial interés, y en los que hay ya grupos de investigadores de primer nivel internacional.
Los proyectos tendrán una duración de cinco años, y cada convocatoria supone unas subvenciones de 30 millones de euros. Así, mientras que en 2006 se llegó a los 15 millones de euros en subvenciones y 20 millones en créditos, en 2007 se alcanzarán los 30 millones en subvenciones y los 35 millones en créditos, con incrementos del 200% y del 75%, respectivamente, con respecto al ejercicio anterior.
Por otra parte, el Consejo de Ministros también ha autorizado un suplemento de crédito por importe de 3.162.455,10 euros al Instituto Astrofísico de Canarias, para realizar proyectos de investigación. Dichos proyectos se insertan en los programas nacionales del Plan Nacional de Investigación científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica 2004-2007, financiados en un 70% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (créditos Feder) y el 30% restante por el MEC.

 
 

Restos de una especie nueva de elefante prehistórico en Alicante

Madrid. Un equipo de técnicos del Museo Paleontológico de Elche (MUPE) han rescatado los restos de un elefante prehistórico completo, tras cuatro meses de trabajo en un yacimiento de la localidad alicantina de Crevillente. Se trata de un proboscidio del género Stegotetrabelodon que, según todo los indicios, pertenece a una especie nueva. Tiene un tamaño similar al de un elefante africano actual, pero con cuatro colmillos (defensas) de unos dos metros de longitud cada uno.
La antigüedad de estos restos se remonta a unos 8,5 millones de años durante el período Mioceno, concretamente en la fase Vallesiense de esta época geológica. Entonces buena parte de la provincia de Alicante estaba cubierta por el mar, y la zona de Crevillente se encontraba próxima a la orilla. Por ello, en este yacimiento se han encontrado restos de animales que vivían en un ambiente de llanura de inundación, con abundantes lagunas semipermanentes y charcas.
Por lo que respecta al elefante, se encontraron inicialmente dos defensas, el cráneo de un metro y medio de longitud y diversas piezas óseas, pero en esta primera fase de la excavación sólo se han rescatado otras dos defensas, diversos molares, costillas vértebras y una tibia. En el yacimiento se encuentra el animal completo, aunque disperso, y se intentará rescatar el resto de las piezas en una segunda excavación, según ha informado el paleontólogo Enrique Peñalver, coordinador del equipo. En el mismo yacimiento aparecieron también restos de otros animales de la misma época, como tigres de dientes de sable, tortugas de gran tamaño, puercoespines prehistóricos, hienas y caballos, que se exponen en el MUPE junto a los restos del elefante.

 
 
arriba