Esta sección está abierta a todos aquellos profesores que realizan trabajos de innovación en el aula, unidades didácticas, proyectos interdisciplinares o que pongan en marcha nuevos métodos de aprendizaje en clase. Los textos, de una extensión máxima de tres folios, deben llegar en disquete a COMUNIDAD ESCOLAR (Alcalá, 34. 6ª planta. 28071 Madrid), o a nuestra dirección de correo electrónico.

Teatro para cerrar el curso

Los alumnos de Educación de Adultos de Granada montan y representan “Las mariposas son libres”

Educación Permanente de Adultos de Granada ha representado la obra teatral “Las mariposas son libres”, de Leonard Gershe, en el teatro municipal Isabel la Católica de la ciudad, con motivo del Acto Fin de Curso 2005-06. Todo el alumnado se entusiasmó al participar en la realización y estreno de este drama romántico, a iniciativa del profesor José Luis Ortega. Para el montaje contaron con la colaboración y consejos del actor Paco Valladares.

Con motivo de la celebración del Acto Fin de Curso, en Educación Permanente de Adultos de Granada nos hemos vestido de gala, (lo mismo que hicimos para la presentación de la leyenda romántica Margarita la Tornera, de José Zorrilla), en esta ocasión con motivo del esperado estreno del best seller teatral “Las mariposas son libres”, del que fue guionista cinematográfico hollywoodense: el escritor norteamericano Leonard Gershe.
La puesta en marcha de esta obra surge ante la idea de preparar un acto para fin de curso cuyo centro fuese el teatro. Su preparación la planteé no como un fin en sí mismo, sino como un medio para conseguir otros muchos objetivos y despertar en el alumnado muchos valores.
Elegí la obra “Las mariposas son libres” porque sabía que su contenido y su mensaje iba a gustar muchísimo al alumnado, le iba a encantar (y así ha sido) por lo que se iban a sentir incentivados a ver más teatro, a acercarse al teatro. Por otra parte la elección de esta obra presentaba el inconveniente de que son sólo cuatro los personajes que intervienen en ella, lo que limitaba la participación del alumnado en su papel de actor, pero el objetivo no era la creación de un taller de formación de actores y actrices. sino la realización del acto fin de curso en cuyo centro estuviese el alumnado espectador envuelto por las Artes Escénicas como un medio de acercamiento al teatro.

Cuatro objetivos principales

Planteamos el acto como una actividad cultural donde los protagonistas fuesen la Educación, la Cultura, el alumnado y el Teatro. Globalmente, he pretendido alcanzar varios objetivos, y sobre todos cuatro:
Primero: que toda la Educación de Adultos: (profesorado, alumnado, administración); Secundaria, Mayores en la Universidad, entidades oficiales y público en general pudiesen ver esta preciosa obra teatral: “Las Mariposas son Libres”.
Segundo: acercar al alumnado al Teatro como una forma diferente y divertida de ocupar, constructivamente, su tiempo libre, bien en el papel de actores, descubriendo y potenciando sus aptitudes artísticas en el campo de la escena, bien en el papel de espectadores, enseñándolos a amar el teatro, animándolos a ver teatro, entusiasmándolos con él.
Tercero:  sentirnos todos un gran grupo.
Cuarto: proyectar la imagen y la presencia de la Educación Permanente de Adultos en nuestro medio, en nuestra sociedad, mostrando la labor que realiza de difusión de la Educación y la Cultura, en esta ocasión a través de las Artes Escénicas: el teatro.¡Y lo hemos conseguido!.
Otro objetivo muy importante ha sido la puesta en práctica y consecución de valores tanto dentro del grupo de alumnos participantes más directamente en la actividad: actores, presentadores, apuntadores, tramoyistas…: la solidaridad, el compañerismo, la actuación y trabajo en equipo, el reparto de tareas y responsabilidades, el alza de la autoestima, el no protagonismo; como en el grupo de alumnos espectadores: el respeto al trabajo realizado por otros compañeros para nosotros, la puntualidad, el silencio y el sentido de la atención, la valoración, el saber estar y el saber escuchar, (en este caso en una sala teatral como espectadores ante un espectáculo)…
En conjunto, como objetivo global descubrir y experimentar el aprendizaje como algo variado, ameno, divertido y diferente; comprender que también podemos aprender fuera del aula, viendo el teatro no sólo como un medio lúdico, sino también como un medio de transmisión del conocimiento: acercamiento a la literatura al conocer tan de cerca al autor Leonard Gershe, por ejemplo.

Limitaciones y problemática

Una de las limitaciones de este montaje ha sido el que sólo intervienen cuatro personajes, condicionando la participación del alumnado en el papel de actores y actrices, alumnos-as que salgan directamente al escenario a interpretar. La cuestión se supera al comprender que la actividad no se plantea como un taller de formación actoral, en el que un grupo más o menos numeroso de alumnos participen en la práctica y adquisición de conocimientos y habilidades en el campo de la interpretación teatral, sino que lo planteo como un acto en el que el alumnado de Educación Permanente, Secundaria y público en general, pudiese ver la obra. Los educandos, en esta ocasión, han estado más en el patio de butacas.
En cuanto a la reacción del alumnado ante su participación como actores-actrices, presentadores, regidor-a, tramoyistas, etc., cabe mencionar que en estos roles el alumnado se muestra más reacio a participar debido a su falta de experiencia, nivel alto de inhibición, poca motivación por desconocimiento y distanciamiento de las Artes Escénicas, (predominio del cine y la TV) falta de tiempo y disponibilidad, (muchos me dicen: “me apunto para estar en el patio de butacas y aplaudir”)
La edad media del adulto que acude a las clases ha subido, y su capacidad de esfuerzo ha bajado (es un poco el reflejo del palpitar y sentir de la sociedad en la que está-estamos viviendo) Ensayos en fines de semana, la responsabilidad, la memorización-repetición, su acusado sentido de la inmediatez, su desconocimiento de la eficacia y efectividad de la palabra “constancia”, esa desconocida clave del éxito; su no saber diferenciar entre “lo que me gusta y lo que me interesa”… son pequeños e importantes inconvenientes que hay que ir superando poco a poco, planteándonos en la mayoría de los casos objetivos fáciles y a muy corto plazo, luchando contra el desánimo, viendo qué podemos conseguir, que nos puede aportar todo este tiempo y este esfuerzo…, en definitiva es un arduo trabajo de valores y prioridades.
La búsqueda del alumno que interpretase al protagonista de la obra ha sido otro aspecto importante y laborioso que ha requerido bastante tiempo y dedicación al remitirme a todos los centros para su localización. Las características especiales y el perfil de Don Beiker, personaje invidente, con dos escenas que requerían una cierta preparación física, un texto inmenso y  un movimiento en escena complejo, requerían de cierta soltura y nivel de interpretación así como una gran disponibilidad de tiempo para su ensayo y preparación (sábados y domingos tarde incluidos). A pesar de dirigirnos a todos los varones de Educación de Adultos, con edades entre los 35 y 45 años, el alumno dispuesto a prepararse el papel de este personaje no apareció, por lo que para que la obra saliese adelante he tenido que ser yo mismo el que lo interpretase, para lo que he contado con la ayuda entrañable del actor Paco Valladares que fue quien lo interpretó en el estreno en España.

Intervención activa

De todas formas traté de abrir lo más posible el campo de intervención activa en este proyecto con la participación del alumnado en otras múltiples tareas como la de presentar el acto-espectáculo por un grupo de alumnas, (cada día presentó un grupo diferente, documentándose y estructurando conmigo el texto a exponer, repartiéndoselo y ensayando para ello) La presentación es muy importante y más en este caso que llevamos un sentido educativo: abre un acto, habla del espectáculo, predispone al público. Es un verdadero detalle de elegancia y distinción.
En la presentación mis alumnas hablaban del sentido del acto, de los objetivos que pretendíamos alcanzar; nos hablaban de Leonard Gershe, de la obra: de cuándo se escribe, de su estreno en Brodway, de cómo llega a España, de la interpretación que de ella hizo Paco Valladares. Una información que el alumnado espectador agradeció y que enriqueció su asistencia a la obra facilitando mucho más su comprensión y su sentido dentro del marco global del acto fin de curso.
Elaboré una guía didáctica con información previa sobre el acto y su contenido y una serie de ejercicios  a realizar antes del acto: por ejemplo el estudio del vocabulario más destacado de la obra y de posible dificultad de comprensión para el alumnado espectador, estudio de algunos conceptos como los géneros literarios, visión panorámica de la historia del teatro, búsqueda de información sobre Leonard Gershe, etc.  y un trabajo después del acto: comentar las partes del mismo, su sentido, qué llamó más su atención y por qué. Hablamos de los conceptos: Organizadores, colaboradores, patrocinadores. Comentamos la idoneidad de la publicidad utilizada: el programa: su estructuración; el cartel, la imagen que nos dan… Hablamos de la música, de su protagonismo y su influencia en el mensaje del momento que acompaña. Hablamos de la presentación, de la interpretación actoral, de la obra en sí: sus partes, su contenido, su mensaje; de la participación-respuesta del público-alumnado…etc.
El trabajo previo de esta guía consiguió informar y predisponer al alumnado espectador a qué iba a asistir, qué iba a ver, a familiarizarlo con el contexto en el que se iba a encontrar, haciéndole ver y comprender que no iba a algo ajeno, lejano e improvisado, sino a algo cercano y muy directamente relacionado con él; finalmente iba a un acto diseñado  especialmente para él.  Los resultados han sido inmejorables.

Un largo sueño

La  presentación de “Las mariposas son libres” en Educación Permanente de Adultos ha sido un sueño largamente acariciado por mí ya que siempre he querido que el alumnado viese esta preciosa obra teatral; por su mensaje y su gran belleza la creo ideal para acercar a los alumnos-as al teatro. Finalmente el sueño se ha hecho realidad llegando a todos nosotros con la ilusión de quienes queremos ofrecer lo mejor nuestro, y todo gracias a la participación de muchas personas y entidades oficiales que han sabido entusiasmarse y motivarse por el afán de participar y colaborar con una causa muy noble: la difusión de la Educación y la Cultura.
El proyecto, que ha estado rodando desde el año 2002 y que por diferentes motivos se fue aplazando, lo retomé y presenté este curso a la Delegación de Educación de Granada, de la Consejería de Educación y al Ayuntamiento de nuestra capital, concretamente a sus concejalías de: Educación, Cultura, Bienestar Social y  Presidencia, que no han dudado en apoyarlo y patrocinarlo, poniendo a disposición del mismo los medios necesarios para su montaje y presentación: como facilitando un espacio adecuado y digno en donde realizar el acto y que pudiese acoger a esa cantidad inmensa de alumnado, en este caso el “teatro municipal Isabel la Católica”  el más castizo e importante de Granada; difundiendo a bombo y platillo este esperado estreno y con él la labor que realiza Educación Permanente de Adultos, (utilizando para ello, entre otros, los MUPIS, la publicidad en mobiliario urbano (carteles grandes luminosos que suele haber en las paradas de los autobuses y por la ciudad en general) un programa de lujo…)
Desde la Coordinación Provincial de Educación Permanente de Adultos de la Delegación de Educación de Granada, hemos invitado al alumnado de todos los centros de Educación Permanente de Adultos de Granada capital y su cinturón a unirse directa y activamente a este trabajo, (he pasado personalmente por muchos centros para hablarles a los alumnos-as de este proyecto y los he invitado a integrarse en él con su posible participación en diferentes funciones y tareas como: actores, presentadores, apuntadores-as, etc.
Un sinfín de actuaciones conjuntas que han hecho las delicias del los-as alumnos-as y con las que Educación Permanente de Adultos ha mostrado, entre otras cosas, una forma cultural, divertida y diferente de ocupar, constructivamente, nuestro tiempo libre.
En definitiva he tratado de afrontar con decisión y entusiasmo este nuevo reto como profesor, como director de escena y como actor con idea de alcanzar un objetivo prioritario: el de que toda la Educación Permanente de Adultos hayamos tenido la posibilidad de ver y disfrutar de esta preciosa obra teatral: “Las Mariposas son Libres” en el marco de un acto entrañable.
Educación Permanente de Adultos de Granada ha mostrado una vez más su grandeza en su sensibilidad y su apoyo a las Artes, realizando un acto caracterizado por su aire educativo, en el que lo cultural y lo festivo se han entrelazado para envolvernos con su magia y en el que la Educación, la Cultura, los Adultos y el teatro hemos sido sus protagonistas.

José Luis Ortega
Profesor de Educación Permanente de Adultos en Granada

 

arriba