El MEC creará oficinas de difusión científica

El CSIC se convertirá en Agencia estatal a principios de 2007

También se pondrá en marcha una nueva Agencia de Evaluación y Financiación Científica para potenciar  y extender los sistemas de evaluación

Madrid.
El Consejo Superior Investigaciones Científicas (CSIC) se convertira en en Agencia estatal a pincipios de 2007, según ha anunciado la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, que también ha anunciado la creación de la nueva Agencia Estatal de Evaluación, Financiación y Prospectiva de la Investigación Científica y Técnica. Ambas actuaciones serán una realidad gracias a la nueva Ley de Agencias aprobada en el Parlamento el pasado mes de julio. Cabrera ha hecho estas declaraciones en el marco de la celebración del vigésimo aniversario de la actual Agencia Nacional de Evaluación y Prospectiva (ANEP).
La nueva Ley de Agencias Estatales permitirá al CSIC, el mayor organismo investigador público del país, incorporar a su plantilla a unos 1.250 científicos más en los próximos cuatro años. El nuevo estatuto jurídico, que será de aplicación a principios de 2007, dotará al Consejo de mayor flexibilidad organizativa y de gestión y permitirá además sortear los rígidos corsés burocráticos y funcionariales en la contratación de personal investigador que lo han lastrado hasta ahora. La media de edad del investigador titular del CSIC es de 54 años.
La ministra ha señalado que “la Agencia CSIC va a ser una referencia y una estímulo para un proceso de homogenización e integración del sistema de los organismos públicos de investigación, aprovechando este nuevo marco normativo de las agencias. Ésta va a ser, a comienzos del año próximo, el año 2007 - el año de la ciencia- la primera de las agencias que surgirá del Ministerio”.
La titular del MEC también ha anunciado para la próxima primavera la Agencia Estatal de Evaluación, Financiación y Prospectiva de la Investigación Científica y Técnica, una institución que, “integrará los departamentos que dentro del Ministerio tienen que ver con la gestión de la ciencia y la  tecnología con la actual ANEP”. Esta integración, según Cabrera, “nos servirá para potenciar, mejorar y extender los sistemas de evaluación”. 

Interdisciplinariedad. En relación al CSIC, Mercedes Cabrera ha señalado que “gracias a esta transformación, el Consejo podrá responder mejor y de un modo más ágil a los retos que plantea el conocimiento científico, como son su rápida evolución o su creciente interdisciplinariedad. Pero el formato de agencia también agilizará la gestión diaria, y facilitará la apertura del Consejo a la sociedad. Estamos convencidos de que el nuevo modelo contribuirá a impulsar la transferencia de tecnología al sector productivo y la difusión social de los resultados de la investigación. Con todo ello, el CSIC se convertirá en el buque insignia de la investigación pública española”.
Sobre la nueva Agencia Estatal de Evaluación, Financiación y Prospectiva de la Investigación Científica y Técnica, Mercedes Cabrera ha destacado que “seguiremos apostando por la excelencia en la selección de los proyectos que financiemos, profundizando en los criterios y métodos que de modo tan eficaz ha venido aplicando la ANEP. Junto a ello avanzaremos hacia un sistema de evaluación más plural, incorporando otros criterios como la transferencia de tecnología, la interdisciplinariedad o la relevancia social.”
Cabrera ha subrayado que “extenderemos la evaluación a todo el ciclo de las actividades de I + D. No basta con la evaluación ‘ex ante’: debemos extremar el seguimiento de los proyectos y valorar sus resultados, reforzando la evaluación ‘ex post’ de los mismos. Ello nos permitirá diseñar mejor los futuros programas de financiación”. También se reforzará la evaluación institucional de los centros e institutos de investigación.
En el mismo acto, el presidente del CSIC, Carlos Martínez, concretó que no se trata de poder contratar a más gente sino de hacerlo de forma diferente y modificar los mecanismos con los que trabajen los científicos. No obstante, augura que con el plan de actuación diseñado para 2006-2009, se prevé incrementar en 1.200 más los científicos de los diferentes institutos del Consejo, que en la actualidad cuenta con unos 2.400, incorporando jóvenes y abriendo su actividad a los mejores investigadores internacionales.


Mercedes Cabrera du- rante la rueda de prensa. (Foto Rafael Martínez)
 
 
 

Energía más limpia y sostenible

Mercedes Cabrera preside el 25 aniversario
de la Plataforma Solar de Almería

El desarrollo tecnológico y la investigación pueden ayudar a mejorar la calidad de vida, mediante una energía natural más limpia y sostenible y con costes reducidos. Así lo ha manifestado la ministra Mercedes Cabrera en Almería durante los actos
del 25 aniversario del mayor centro del mundo dedicado a desarrollo de las tecnologías de la radiación solar.

Madrid. La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, ha presidido los actos de conmemoración del 25 aniversario de la Plataforma Solar de Almería (PSA), un centro público que desarrolla sus actividades integrada como una línea de I+D, dentro de la estructura del Departamento de Energías Renovables del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT). Esta Plataforma empezó a funcionar en los años 80 en el desierto almeriense de Tabernas, y se ha convertido en el mayor centro de investigación, desarrollo y ensayos del mundo dedicado a las tecnologías de la radiación solar. Actualmente es un centro de excelencia que acoge a investigadores y visitantes españoles y extranjeros.
El director del CIEMAT, Juan Antonio Rubio, ha anunciado que la PAS contará en 2009 con una nueva central de energía solar, que podrá abastecer el consumo de 10.000 personas. Y ha afirmado que este proyecto es el resultado de 25 años de investigación en sus instalaciones, en los que se ha demostrado que “la tecnología de concentración solar es capaz de suministrar electricidad y es viable comercialmente”. La nueva planta producirá 5 MW y se empezará a construir el próximo año. Costará de unos cilindros parabólicos, que concentrarán la luz solar que llega directa a la tierra y calentarán el vapor de agua hasta los 400 grados centígrados, para poder mover las turbinas eléctricas.
En este proyecto también participan el Instituto Español de Ahorro y Eficiencia Energética (IDEA), y las empresas Abengoa, Sener e Iberdrola. La Plataforma Solar de Almería también desarrolla la técnica de concentración de energía solar con espejos móviles que reflejan la luz del sol en una torre, y calientan el aire del interior hasta los 800 grados. Con esta tecnología se va a inaugurar a finales de año otra planta en Sanlúcar la Mayor (Sevilla), que producirá hasta 11MW.

Calidad de vida. Según Mercedes Cabrera, éstos son dos ejemplos de cómo el desarrollo tecnológico y la investigación “pueden contribuir a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, con una energía más limpia y más sostenible y con unos costes relativamente reducidos”. La ministra ha desatacado el “liderazgo internacional” de la PSA, en la que trabajan más de cien personas, entre ellas 12 investigadores del Centro Aeroespacial de Alemania (DLR). Y ha afirmado que España “ha avanzado de forma muy notable” en este campo, aunque “aun es necesario dar un nuevo impulso a la investigación científica” para situar a nuestro país “en el lugar que le corresponde”.
La Plataforma solar de Almería está ubicada en 103 hectáreas de una zona ideal para la investigación en energía solar, puesto que su temperatura media anual es de 17 grados centígrados y recibe una insolación directa de 1.900 MW por metro cuadrado cada año. Sus proyectos abordan la producción de electricidad por medios termosolares, y la investigación de las posibilidades químicas de la energía solar como, por ejemplo, la destoxificación de aguas y residuos industriales, la síntesis de productos de química fina o la desalación del agua del mar.


La ministra ha recorrido las instalaciones de la Plataforma Solar de Almería que, además de producir energía limpia, también permite depurar residuos industriales y desalar el agua del mar. (Foto Rafael Martínez)
 

Comienzan los maratones del Museo Nacional de Ciencia y Tecnología

Madrid. El ciclo divulgativo “Maratones Científicos 2006-2007”, organizado por el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología, se inició el pasado 26 de octubre con la jornada “El Patrimonio Científico: ¿conservado o fosilizado?”, dirigida por Paolo Breen, presidente de la Scientific Instrument Comisión, y por Robert Anderson, profesor de la Universidad de Cambridge y ex director del Museo Británico. La programación de este ejercicio incluye ocho maratones encuadrados en dos bloques: “Historia de la Ciencia” y “Maratones Físico-Matemáticos”.
Con la jornada inaugural ha comenzado también el primer bloque, que se completará con los maratones “Santiago Ramón y Cajal y la neurociencia en el siglo XXI”, el próximo 30 de noviembre; “Los orígenes de la Ciencia”, el 14 de diciembre; y “La Astronomía a través del tiempo”, el 18 de enero de 2007”. El próximo año se celebrarán los cuatro maratones del segundo bloque, que tratarán sobre “Orfebrería de ideas y leyes de la naturaleza”, el 22 de febrero; “Sistemas complejos: virus, hormigas y cerebros”, el 29 de marzo; “Investigar en nanotecnología, el 26 de abril; y “Sistemas planetarios y vida” el 24 de mayo.
Estos maratones científicos son jornadas de divulgación, dirigidas a cualquier persona que esté interesada en los últimos avances de la ciencia y la tecnología, su historia y sus implicaciones sociales. Consisten en una serie de breves conferencias con un posterior debate o mesa redonda abiertos a la participación de la audiencia, y la entrada es libre hasta completar el aforo. La asistencia a uno de los bloques de maratones y la superación de una prueba de evaluación se reconocerá con dos créditos de libre configuración por las universidades Complutense, Autónoma, Politécnica y Rey Juan Carlos, de Madrid. Además, esta actividad forma parte igualmente del “Plan de formación CAP Madrid-Retiro”.

 
 

Francisco Marcellán, miembro de la Academia Colombiana de Ciencias

Madrid. El actual secretario general de Política Científica y Tecnológica del Ministerio de Educación y Ciencia, Francisco Marcellán, ha sido designado miembro de la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. Es el sexto español en recibir este reconocimiento, y ha tomado posesión recientemente en Bogotá junto al físico y epistemólogo francés Michel Paty, y el biólogo mexicano Jorge Enrique Llorente.
Francisco José Marcellán nació en 1951 en Zaragoza, y es doctor en Ciencias Matemáticas y miembro de la Junta de gobierno de la Real Sociedad Matemática Española. Ha ejercido la docencia en las universidades de su ciudad natal, de Santiago de Compostela, y en las madrileñas Politécnica y Carlos III, donde fue vicerrector de investigación a partir de 1991 y actualmente es catedrático de Matemáticas. La Academia Colombiana de Ciencias es la institución que reúne a los científicos más prestigiosos de este país. Creada en 1933 para el fomento de la investigación y la enseñanza es, además, un órgano consultivo del Gobierno de Colombia.

 
 
arriba