El libro busca su sitio en la escuela

Salamanca acoge la celebración del I Congreso Nacional de Bibliotecas Escolares

El I Congreso Nacional de Bibliotecas Escolares, cele- brado en Salamanca durante los días 18 a 20 de octubre, ha posibilitado a responsables educativos, especialistas y docentes un foro de debate en el que analizar la situación presente y futura del libro en el ámbito escolar, y reflexionar sobre una urgencia ineludible: el fomento de la lectura entre niños y jóvenes.
Uno de las cuestiones planteadas en el I Congreso Nacional de Bibliotecas Escolares es la conveniencia de crear en los centros la figura del responsable de biblioteca escolar. (Fotos: Rafael Martínez)

Madrid.
Salamanca acogió, durante los días 18, 19 y 20 de octubre, la celebración del I Congreso Nacional de Bibliotecas Escolares, organizado por la Fundación Germán Sánchez Ruipérez y la Fundación Universidades de Castilla y León con objeto de dar a conocer y compartir iniciativas que, tal como precisó Javier Serna García, director del Congreso y director general de Planificación y Ordenación Educativa de la

Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León, “puedan servir de referencia y propicien debates dirigidos a definir líneas de actuación y propiciar el diálogo y la cooperación entre las diversas administraciones públicas para impulsar la creación de estructuras de colaboración que permitan aprovechar sinergias y compartir experiencias".
Entre los objetivos explícitos de las tres jornadas de trabajo en que se articularon las actividades del Congreso figuraban los referidos al análisis y valoración de la situación actual de las bibliotecas escolares en nuestro país; a conocer experiencias del entorno nacional e internacional que puedan servir de referencia y propicien debates dirigidos a definir líneas de actuación aplicables y eficaces; a explorar estrategias, metodologías y modelos para el desarrollo de bibliotecas escolares adecuadas a las demandas educativas y sociales de nuestro tiempo y, finalmente, propiciar el diálogo y la cooperación entre las diversas Administraciones Públicas para impulsar la creación de estructuras de colaboración que permitan aprovechar sinergias y compartir experiencias.

Ponencia inaugural

Tras el acto de inauguración oficial del Congreso, cuyo Comité de Honor presidía la Reina Doña Sofía, se iniciaron las sesiones de trabajo, en el Auditorio de la Hospedería del Colegio Fonseca, con la intervención del escritor Fernando Savater, catedrático de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid, quien reivindicó la importancia de las bibliotecas en los centros escolares, infraestructuras que, según aseguró, “deberían ser centro neurálgico del colegio”.
“Creo que las bibliotecas escolares son muy importantes, sobre todo porque cada vez hay menos bibliotecas en las casas”, significó el filósofo, quien añadió que “a pesar de todo, los jóvenes leen, aunque no sólo libros, ya que éste como instrumento de transmisión de literatura y lectura tiene competidores serios, como puede ser Internet”, y a este respecto abundó en la idea de que “ahora los jóvenes leen, pero no solamente libros porque tienen otra forma de leer, en pantalla... en Internet leen muchas cosas”.
Savater aseguró que “el libro, como instrumento de transmisión de literatura y de lectura, tiene hoy competidores muy serios y por tanto no hay tanta adhesión a él como cuando yo tenía quince años”, se declaró “persona de biblioteca personal y no pública”, e hizo referencia a la escasa afluencia de público que se registra en las bibliotecas públicas de España, al contrario de lo que sucede en otros países de la Unión Europea como Gran Bretaña, donde la biblioteca pública es “lugar de encuentro y charla”, actitud que los españoles deberían copiar ya que “los libros son caros, numerosos y a veces no se pueden guardar en las casas por falta de espacio”.
Coincidiendo con su estancia en Salamanca, Savater ofreció esa tarde una conferencia organizada por la Obra Social de Caja Duero, bajo el título “La formación cívica de la juventud en los centros escolares”, en la que analizó la forma en la que se debe explicar a los alumnos a través de la asignatura Educación para la Ciudadanía cómo funciona el Estado democrático, “que ofrece derechos y deberes que se deben saber utilizar”.
Ante la implantación de la nueva asignatura, Savater aseguró que siempre “hay reticencias”, pero destacó su necesidad, ya que “poco a poco se perfilará y se irá viendo que no tiene ninguno de los males que hoy se le imponen”.
“La educación siempre nos tiene que tener satisfechos”, declaró el filósofo, quien recordó que en muchas ocasiones los profesores son personas educadas en la Dictadura que deben educar a los jóvenes para la Democracia, “alumnos que participarán en un mundo que los tutores no verán”, y reivindicó un mayor esfuerzo por parte del Estado en materia de Educación.

Fomento de la lectura

Tras la conferencia inaugural se celebró una mesa redonda, moderada por Mauricio Santos, presidente de ANELE, que contó con la intervención como del secretario general de Educación, Alejandro Tiana; del subdirector general de Relaciones con las Administraciones Públicas, Vicente Riviére. y del portavoz de Educación del Partido Popular, Eugenio Nasarre.
Alejandro Tiana abogó porque los escolares dediquen “un tiempo diario para la lectura no vinculado expresamente al aprendizaje de la lengua porque debe ser un instrumento en todas las áreas de la enseñanza”. Tiana resaltó, en declaraciones efectuadas a los medios de comunicación, tras su intervención en el Congreso, que “la LOE concede mucha importancia al fomento de la lectura en la Educación Primaria y Secundaria”, y destacó la participación de España en un estudio internacional para “analizar la compresión lectora de los estudiantes al final de la Secundaria y del cuarto curso de la Primaria”, cuyos resultados se conocerán el próximo año.
Para Tiana, los niños españoles de ahora “leen más de otra manera; se lee más a través de Internet, y menos de la forma tradicional”.
A lo largo de las jornadas del Congreso se trataron cuestiones relativas al presente y futuro del libro y su presencia en la escuela, articuladas en torno a la celebración de ponencias y mesas de debate en torno a epígrafes como “La biblioteca escolar en el contexto del sistema educativo”, “Programas institucionales de bibliotecas escolares” o “Estructuras de colaboración. Redes de bibliotecas escolares”.
En la jornada de clausura tuvo lugar un panel de debate protagonizado por los responsables educativos de diversas Comunidades Autónomas, moderado por Antonio Basanta, vicepresidente ejecutivo y director general de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, debate en el que participaron por parte de Castilla y León, Javier Serna García, director general de Planificación y Ordenación Educativa; por parte de Andalucía, la Carmen Macarro, jefa de servicio de planes y programas educativos de la Junta de Andalucía; por parte de Islas Baleares, Rafael Ángel Bosch Sans, director general de Planificación y Centros, y, por parte de Galicia, la María José Pérez Mariño, directora general de Ordenación e Innovación Educativa.

Reflexiones y conclusiones

En la jornada de clausura se presentaron las reflexiones formuladas a lo largo del Congreso y las conclusiones del mismo, en las que se precisa que “aun reconociendo los síntomas de cambio producidos y un mayor interés de las diferentes administraciones públicas hacia la biblioteca escolar, los congresistas han constatado que la situación de las bibliotecas escolares sigue siendo muy deficitaria en relación con los países del entorno”.
Respecto a la situación de la biblioteca escolar en el contexto del sistema educativo, en las conclusiones se resalta que la entrada en vigor de la nueva Ley Orgánica de Educación (LOE) “exige de las administraciones públicas competentes el desarrollo normativo necesario para la implantación de las bibliotecas escolares en la realidad de todos y cada uno de los centros educativos no universitarios”, y se precisa que se trata de un proyecto que ha de implicar a toda la comunidad escolar: docentes, alumnos y familias, y debe desarrollarse con el compromiso de los equipos directivos.
Asimismo, se considera la biblioteca escolar como “un elemento de innovación imprescindible para la promoción de hábitos de lectura sólidos, pieza fundamental para el proyecto pedagógico y didáctico del centro, así como herramienta de integración que favorece la igualdad de oportunidades”.
En relación con los programas institucionales de bibliotecas escolares, en las conclusiones del Congreso se insta a las administraciones públicas competentes en materia educativa a crear la figura del responsable de la biblioteca escolar, el cual debe tener las competencias pedagógicas y documentales que le permitan trabajar conjuntamente con el claustro de profesores, y se aboga por la utilidad de disponer de estudios que analicen la situación global de las bibliotecas escolares y su impacto positivo en los resultados académicos.
Respecto a las sesiones dedicadas a las estructuras de colaboración y el establecimiento de redes de bibliotecas escolares, se destaca que “la configuración de redes de bibliotecas escolares potencia la riqueza de recursos de información, la cualificación profesional, la calidad de los servicios y el intercambio de buenas prácticas”, y se solicita a las administraciones públicas la creación de centros de apoyo que den servicios técnicos, formativos y documentales a las bibliotecas de las redes, así como la necesidad de mantener la colaboración entre las bibliotecas escolares y las bibliotecas públicas.
Tras la exposición de las conclusiones del Congreso, el filósofo, profesor y escritor José Antonio Marina, catedrático de Bachillerato, pronunció la conferencia que daba cierre al I Congreso Nacional de Bibliotecas Escolares.

 

arriba