“La Universidad española en cifras 2006”

La CRUE presenta la cuarta edición de su informe estadístico sobre el sistema universitario español

La Conferencia de Rectores de las Universi- dades Españolas (CRUE) ha editado “La universidad española en cifras 2006”, que pro- porciona, según resaltó en su presentación Juan Vázquez, presidente de la CRUE y rector de la Universidad de Oviedo, “la mayor y más completa información estadística del sistema universitario español, público y privado”.
La presencia femenina en el alumnado de las universidades españolas es mayoritaria, cercana al 55%, y mantiene un ritmo creciente de incremento puesto que rebasa el 56% entre el alumnado de nuevo ingreso. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
El informe “La Universidad española en cifras 2006”, elaborado por la CRUE y que cumple con ésta su cuarta edición, incluye, por primera vez, información institucional de las universidades privadas y el análisis, a través de varios trabajos, de los aspectos más relevantes contenidos en el propio informe, disponible en la dirección web de la Conferencia de Rectores (www.crue.org ).
El documento, fruto de la actividad del Observatorio Universitario de la CRUE, compila toda la información académica, productiva y financiera de las universidades españolas durante el curso 2004/2005 y ofrece una visión multidimensional de la actividad universitaria en su conjunto. La información se presenta ordenada desde un punto de vista nacional, por comunidades autónomas y por universidades.
El informe “La universidad española en cifras 2006” fue presentado ante los medios de comunicación el pasado 3 de octubre, en el transcurso de un acto que contó con las intervenciones del presidente de la CRUE y rector de la Universidad de Oviedo, Juan Vázquez; la rectora de la Universitat Ramon Llull y miembro del Comité Permanente de la CRUE, Esther Giménez-Salinas; el presidente de la Mesa de Gerentes de la Conferencia de Rectores y rector de la Universidad de Jaén, Luis Parras; el rector de la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Berzosa, y el director del Informe y gerente de la Universidad de Jaén, Juan Hernández Armenteros.

Financiación

La CRUE, según señaló su presidente, Juan Vázquez, en la presentación del informe, calcula que las universidades necesitan 2.350 millones de euros adicionales para que la inversión pase del 1,12% al 1,5% del PIB, equivalente al 1,3% que gastan como media los países de la OCDE.
En el informe, relativo al año 2004, se indica que Navarra, con 6.118,2 euros, seguía siendo la administración autonómica que más gastaba por estudiante en términos de transferencias corrientes, 2,2 veces más que Extremadura, donde este concepto suponía 2.747 euros.
Ante los medios de comunicación, el presidente de la CRUE, Juan Vázquez, llamó la atención sobre que no se haya producido la convergencia en gasto medio por alumno desde 1996, cuando terminó el traspaso de las competencias universitarias a las comunidades autónomas. Vázquez precisó a este respecto que “se debe conocer el coste de referencia de las universidades públicas y los mínimos que se han de cubrir, pues lo contrario crea problemas de equidad”.
Desde 1996, la media de gasto en todas las universidades públicas se ha duplicado, y alcanzó en el año 2004, según el informe, los 3.848,16 euros por alumno matriculado, en términos de transferencias corrientes de las administraciones educativas por estudiante matriculado en centros oficiales de las universidades públicas presenciales. Esta inversión pública ha crecido en Navarra durante este tiempo un 188,6% y en Extremadura un 72,43%. En 2004, estaban por encima de la media nacional la Comunidad Valenciana, con 4.667 euros por alumno y un incremento de 180,41% respecto a 1996; Madrid (4.406 euros y un 116,29% más); Canarias (4.384 euros y un 72,78% más); Cantabria (4.237 euros y un 117,15% más); País Vasco (4.181 euros y un 112,75% más); y Cataluña (4.089 euros y un 61,19% más).
Por debajo de la media se sitúan Aragón (3.823 euros y un 148,08 % más); Baleares (3.648 y un 137,75% más); La Rioja (3.577 euros y un 80,56% más); Castilla y León (3.541 euros y un 110,43% más); Asturias (3.474 euros y un 101,05% más); Castilla-La Mancha (3.403 euros y un 131,12% más), y, en las últimas posiciones, Murcia (3.268 euros y un 133,35% más); Andalucía (3.194 euros y un 100% más) y Galicia (2.992 euros y un 48,42% más).
Las subidas en las transferencias en este período se reducen si se tiene en cuenta la inflación, ya que la media conjunta aumentó un 57,67%, fue más alta en Navarra (123,43%) y en la Comunidad Valenciana (117,09%) y más baja en Cataluña (24,79%), Extremadura (33,49%) y Canarias (33,76%).
Si se considera el gasto total por estudiante matriculado, la media en 2004 era de 6.928 euros en las universidades públicas, frente a los 10.500 euros de la OCDE en 2003. Cataluña estaba a la cabeza (11.793 euros), seguida por Navarra (9.499), Cantabria (7.297), Madrid (7.122), Aragón (6.922), Comunidad Valenciana (6.786), País Vasco (6.274), Castilla-La Mancha (6.271), Castilla y León (5.985), Canarias (5.842), Baleares (5.783), Asturias (5.752), Galicia (5.580); Andalucía (5.432); Murcia (5.895), La Rioja (5.235) y Extremadura (4.176).
En 2004, las universidades públicas y privadas obtuvieron una financiación de 9.869 millones de euros (1,12% del PIB), de los que 8.053,6 millones de euros correspondieron a las públicas (0,92% del PIB). Entre éstas últimas, el 70,81% de la financiación fue pública directa y el 29,19% procedió de otras fuentes (la prestación de servicios al sector privado, los rendimientos patrimoniales y la financiación pública no directa). Las privadas obtuvieron 59,3 millones de euros en financiación pública directa y 1.207,4 millones de otras fuentes.
El director del estudio, Juan Hernández Armenteros, destacó asimismo en su intervención que “la investigación supone ya el 11% de los ingresos que obtienen las universidades, y que este dato es más del doble que en 1996”.

Desequilibrios entre oferta y demanda

El presidente de la CRUE, Juan Vázquez, alertó asimismo sobre el desequilibrio y los desajustes existentes en nuestro sistema universitario entre el crecimiento de la oferta de enseñanzas y la disminución de la demanda, “lo que es una debilidad palpable del sistema universitario”.
Vázquez, según informa Efe, defendió la implantación de unas universidades más especializadas frente a la abundancia de las universidades “generalistas”, ya que no todas deben ofrecer siempre las mismas titulaciones. “Lo que no se corrija con la planificación lo corregirá el mercado cuando los alumnos decidan estudiar en un lugar u otro con programas que financien adecuadamente la movilidad”, advirtió el presidente de la CRUE.
El director del estudio, Juan Hernández Armenteros, explicó durante la presentación del informe que el 93% de los alumnos vive en el área de influencia de la universidad en que estudia (en un radio de 50 kilómetros). Según datos de la CRUE, el 80% de los universitarios estudia en su comunidad autónoma. En 2004, las 47 universidades públicas presenciales ofrecían 2.752 enseñanzas a partir de 140 carreras oficiales, y las 22 universidades privadas ofrecían 552 enseñanzas.
Hernández Armenteros precisó que el problema no es el número de universidades, y destacó el efecto "multiplicador" que la radicación de estas instituciones supone en términos socio-económicos. Entre 1996 y 2004, la oferta conjunta de titulaciones de las universidades públicas en centros propios subió un 48,29%, mientras que el número de alumnos bajó un 8,28%.
La oferta creció en todas las ramas de enseñanza, más en las Técnicas (88,79%), y la matriculación sólo subió para este tipo de carreras (10,4%) y bajó en todas las demás, especialmente en Humanidades (-31,57%).
Las ayudas a los estudiantes (excluidas las becas por compensación de precios de matrícula) supusieron 400 millones de euros.

Presencia femenina mayoritaria

La Universidad española mantiene una creciente presencia mayoritaria del alumnado femenino, que según el informe de la CRUE alcanza el 54,31% del total del alumnado, porcentaje que alcanza el 56, 25% entre los alumnos de nuevo ingreso.
En este apartado, otros datos significativos hacen referencia a que un 51,6% de los abandonos de estudios corresponden al alumnado masculino, mientras que de los aproximadamente 150.000 alumnos que concluyeron sus estudios en el curso académico 2004-2005 únicamente un 38,76% eran varones.
Las universidades con mayor presencia femenina son Santiago de Compostela (64,12%) y la Universidad de Valencia Estudi General (64,12%), mientras que la universidad con menor presencia femenina es la Universidad Politécnica de Cataluña (26,66%).
Por otra parte, en el período 1996-2004, la financiación media por becario del Ministerio de Educación y Ciencia ha pasado de 1.467 euros anuales a 2.455 euros, según se indica en el informe. En el curso 2004-2005, de los 167.824 alumnos universitarios que disfrutaron de becas, 106.450 eran mujeres, lo que supone un 63,43% del total.
El porcentaje de estudiantes de enseñanzas de grado con la condición de becarios sobre todos los matriculados era de 18,85% en 1996, y de 14,11% en 2004. El 35% de los estudiantes de nuevo ingreso (que han aprobado la enseñanza no universitaria) solicita beca, y la obtiene el 25%, según criterios de renta. El 25% de quienes ya son universitarios solicitan la beca y la consiguen únicamente un 14,11%, debido a insuficiencias de índole académica.

 

arriba