Seminario sobre derechos y deberes de los profesores
Los expertos analizan los contenidos
que determinará el futuro
Estatuto
del Funcionario Docente
Alejandro Tiana, secretario general de Educación, Javier Uceda, rector de la Universidad Politécnica de Madrid, y Francisco Michavila, director de la Cátedra UNESCO, durante la inauguración del seminario. (Foto: Rafael Martínez)
Ciento cincuenta profesionales se reunieron en Madrid para profundizar en los derechos y deberes de los docentes de niveles no universitarios. El papel del profesor en la mejora del sistema educativo, las nuevas funciones y la demanda social de educadores con vocación personal y profesional, son algunos de los aspectos que se abordaron en el transcurso de este seminario.

Madrid. ROSAURA CALLEJA
En el seminario titulado La LOE y sus docentes: derechos y deberes sindicalistas, representantes de administraciones educativas y consejos escolares autonómicos y del Estado, medios de comunicación y miembros de asociaciones de profesionales aportaron ideas para fortalecer el diálogo y propiciar el reconocimiento de la voluntad de todos para alcanzar una regulación conveniente de los derechos y deberes de los docentes.
Cumplimiento de sus funciones, formación inicial y continuada, evaluación y rendición de cuentas son algunos de los deberes que definieron los participantes en este encuentro, organizado por la Cátedra UNESCO de Gestión y Política Universitaria de la Universidad Politécnica de Madrid.
Entre los derechos destacan la libertad de cátedra, el reconocimiento de su labor, mediante el fortalecimiento de la autoridad y mejoras económicas, el desarrollo de su trabajo de forma digna y eficaz, la optimización de los mecanismos de participación en el centro y, por último, el derecho a realizarse en su profesión.
A partir de estas premisas, las reflexiones se centraron en el desarrollo del Estatuto del Funcionario Docente y en la LOE, identificando en esta norma algunas limitaciones sobre todo en el profesor de los centros concertados y privados.
Por su parte, los representantes sindicales orientaron el debate hacia la mejora del desarrollo personal y profesional de los docentes, coincidiendo en la naturaleza del Estatuto como la base que proveerá las normativas autonómicas.

Visión internacional

Desde una perspectiva internacional, el seminario contó con la intervención de Alexandre Pajon, delegado académico para las Relaciones Internacionales y la Cooperación del Rectorado de la Academia de Midi-Pyrénées de Francia y de Dick de Wolf, director del Instituto de Formación del Profesorado en la Universidad Profesional de Amsterdam (Países Bajos). Mientras que en el caso francés destacaba la responsabilidad expresa que se confiere a los docentes respecto a la formación de ciudadanos en el respeto de los valores y los principios de la República, en los Países Bajos sobresalían la evaluación y rendición de cuentas, subrayando la importancia de la formación y la responsabilidad del docente.
Por otra parte, en el ámbito español, la Constitución de 1978, la Ley Orgánica reguladora del Derecho a la Educación, los Estatutos de las Autonomías y la LOE configuran la base jurídica de los derechos y deberes de los profesores. Los participantes abordaron la actividad docente centrada en el aprendizaje más que en la enseñanza, los cambios sociales en la composición de la población escolar, la influencia de los medios de comunicación y la relación con los padres de alumnos, que generan un incremento en sus funciones. Estos expertos coincidieron en que, en la actualidad, “el docente ya no sólo debe ser un especialista que transmite conocimientos, sino también facilitar el aprendizaje de sus alumnos, ayudarles a desarrollar hábitos y actitudes, ser cultos, afectuosos y comprometidos socialmente, para lo cual han de ser educadores con vocación personal y profesional”.

Protagonismo

Asimismo, reconocieron la necesidad de revertir la percepción de hacer de todos los problemas sociales, problemas educativos. Los primeros deben tener una base de responsabilidad colectiva, en la que el sistema educativo no sea el responsable del problema, sino que intervenga en las soluciones. En consecuencia, se reclama un mayor esfuerzo de los profesores para cumplir con las nuevas funciones que se suman a las tradicionales.
En la última mesa redonda, los representantes de las administraciones educativas autonómicas y los Consejos Escolares reivindicaron el protagonismo de los profesores en el cambio y mejora del sistema educativo. Carrera docente y promoción, reconocimiento e inventivos, formación inicial y permanente, libertad de cátedra, jubilación y movilidad centraron los debates, pero también se abordaron evaluación, rendición de cuentas, nuevas funciones docentes, productividad y relación de la escuela con otros agentes educativos.
Durante la clausura del seminario, Fernando Gurrea, subsecretario del MEC, afirmó que las aportaciones de este encuentro se tendrán en cuenta en el “conjunto de normas” que su Departamento desarrollará en los próximos meses. También calificó de “fructífero y muy constructivo” el trabajo realizado en colaboración con las comunidades autónomas sobre el futuro Estatuto de la Función Pública Docente no universitaria, “prácticamente concluido”, reveló.

 

arriba