Esta sección está abierta a todos aquellos profesores que realizan trabajos de innovación en el aula, unidades didácticas, proyectos interdisciplinares o que pongan en marcha nuevos métodos de aprendizaje en clase. Los textos, de una extensión máxima de tres folios, deben llegar en disquete a COMUNIDAD ESCOLAR (Alcalá, 34. 6ª planta. 28071 Madrid), o a nuestra dirección de correo electrónico.

Acción tutorial con padres en Secundaria

La intervención de estos profesionales con el entorno familiar mejora el rendimiento educativo de los adolescentes

La experiencia educativa demuestra que la planificación, organización y evaluación de la acción tutorial dirigida a la intervención de los profesionales con padres mejora el rendimiento educativo, la motivación y el comportamiento de adolescentes que cursan la etapa de Educación Secundaria Obligatoria. En la presente colaboración se exponen una serie de reflexiones y de propuestas en este ámbito de actuación.

Diversos especialistas apuntan la necesidad de incluir en los Proyectos Curriculares de cada etapa Planes de Acción Tutorial perfectamente elaborados a nivel de ciclo y Departamento Didáctico, eficaces en dar respuesta no sólo a alumnos, sino especialmente a sus familias.
La colaboración-participación entre familia y escuela permitirá la conquista

Foto: Rafael Martínez

de los objetivos educativos que se plantean, así como, la mejora de la tarea educadora de ambos.
Desde la familia, según recomiendan Palacios, César y Coll (1990), es necesario que se adopten hábitos tales como:
-Colaboración en las tareas educativas que se indiquen por parte del centro y los profesores.
-Comunicación direccional con el profesorado y el resto de agentes educativos.
-Disponibilidad y accesibilidad.
-Compromiso con la labor educativa.

Estos autores citados apuntan la necesidad de que los padres se sientan partícipes reales del proceso seguido por sus hijos, mediante la adopción de actitudes positivas hacia su participación y colaboración en el conjunto del proceso educativo.
Desde el centro es necesario que se adopten las siguientes medidas:
-Actitud positiva de aceptación ante la colaboración de los padres.
-Informar con periodicidad a los padres de los planes, proyectos, dificultades, que se produzcan en el proceso educativo de sus hijos.
-Solicitar la colaboración de los padres siempre que sea necesario para el proceso educativo de sus hijos.
-Orientar a los padres en aquellos asuntos en los que éstos se encuentren desorientados.

Reflexiones

Es labor conjunta de padres y educadores prevenir, atender y saber cuidar la relación con sus hijos durante el proceso educativo, ya que de ello depende en gran medida los resultados del proceso:
-El rendimiento académico y equilibrio personal.
-El interés por el aprendizaje y su proceso.
-El proceso de adaptación en cada etapa educativa.
-El hábito de esfuerzo y motivación por el estudio.
-La disciplina, orden y organización de la actividad escolar

Estos son algunos de los aspectos que se pueden ver beneficiados si la relación de colaboración-participación familia-escuela logra realizarse en los términos que establece el Proyecto Curricular del centro, es decir, atendiendo a una relación bidireccional, en contacto con el entorno sociocomunitario, como punto de apoyo.
Es importante considerar que la tutoría es el momento más importante del proceso educativo, en el que el profesional de la educación de forma individual o colectiva, atiende, conoce, evalúa, registra datos, realiza seguimiento y empatiza con cada situación familiar.
La tutoría es el espacio educativo que permite el contacto directo, personal y cercano con la familia y el alumno. Es el recurso pedagógico que facilita desde la planificación y la formación adecuada del docente: Orientar, informar, guiar y proponer medidas de prevención/intervención pedagógicas a las necesidades de cada familia.
Un proceso que requiere ser bien cuidado por profesionales y padres, ya que ambos realizan una única tarea: educar a un mismo sujeto; es por ello, que “necesita ser cuidado con gran talento por parte del profesional y con buena disposición por parte de la familia”.

Implicaciones en Educación Secundaria

Es importante cuidar durante la etapa de Educación Secundaria procesos tales como, según afirma F. Rivas (1988), el proceso de orientación profesional y vocacional del adolescente. Este proceso le lleva a definir su propio proyecto de vida, un objetivo vital que se describe en términos relacionados con los intereses, preferencias y motivaciones personales, vocacionales y/o educativos.
El interés del adolescente por cuidar su proceso educativo abarca más allá de la relación de coparticipación entre docentes y padres, se dirige al núcleo de amistades y a los patrones socio-comunitarios establecidos; por tanto, esta relación se abre inexorablemente a un entramado social mayor, posibilitando que el adolescente se acerque, conozca, explore, ensaye y defina su propio perfil no sólo profesional, sino personal.
Es por tanto que educadores y padres requieren estar de acuerdo en el trazado del proyecto personal-vocacional del adolescente, para que realicen la función de guía-orientadora en un camino no fácil de definir.
El adolescente requiere ayuda, motivación en su quehacer diario, incluso en su proceso de aprendizaje, la motivación por parte de ambos, docentes y padres, ayudará a que defina progresivamente su identidad personal y afiance su personalidad, como si de un puente se tratara hacia la madurez.
Por tanto, es la tutoría el mejor recurso para poner en práctica lo anteriormente comentado, un espacio de diálogo donde el alumno aprende a autocontrolar sus impulsos y definir sus intereses personales, educativos y vocacionales y es en este espacio, donde los profesionales comparten con el alumno el momento más personalizado del proceso educativo.       

Mª Carmen Girón Calero
Licenciada en Psicopedagogía y especialista en atención de alumnos
con necesidades especiales

 

arriba