El MEC presenta la propuesta de nueva ordenación de las enseñanzas universitarias

El proyecto adapta las titulaciones al EEES y articula las mismas en tres niveles: Grado, Máster y Doctorado

La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, presentó el martes 26 de septiembre, en la sede del MEC, la propuesta del Gobierno para el establecimiento de una nueva ordenación de las enseñanzas universitarias en España, en consonancia con el proceso de
adaptación e implantación del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), que articulará las titulaciones en tres niveles de cualificación: Grado, Máster y Doctorado.
La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, durante la presentación del proyecto de nueva organización de las enseñanzas universitarias. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
La presentación de este proyecto de nueva ordenación de las enseñanzas universitarias, remitido ya a los rectores de las universidades españolas y a los responsables de la educación superior de las diversas Comunidades Autónomas, fue anunciada por la ministra durante la reunión del Pleno del Consejo de Coordinación Universitaria celebrado en Zaragoza el día 19 de septiembre.
El documento, abierto a proceso de debate en el seno de la comunidad universitaria, define la estructura de los títulos universitarios que se impartirán próximamente, y que sustituirán a los actuales, así como el proceso previo que regirá su concepción y elaboración por parte de las universidades. El informe también establece los mecanismos de evaluación de las titulaciones y su posterior acreditación.
En la presentación de la propuesta, la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, significó que “la reforma planteada se basa en la flexibilidad, en la transversalidad y en la multidisciplinariedad como mecanismos de respuesta a las necesidades de la sociedad del conocimiento”.

Estructura de los niveles de títulos universitarios
La edad es una orientación sobre la secuencia temporal estimada de un estudiante
a tiempo completo

En su intervención, la ministra precisó que “tal y como recomienda la Comisión Europea, la reforma impulsa la autonomía de las universidades para diseñar sus planes de estudios, al tiempo que mejora los sistemas de rendición de cuentas ante la sociedad”, y añadió al respecto que “el Gobierno pretende ir más allá de la integración de la Universidad al Espacio Europeo de Educación Superior y espera que esta reforma resuelva el problema de rigidez en la organización actual de las titulaciones, promoviendo que las universidades puedan hacer propuestas innovadoras”.
El proyecto presentado por el MEC plantea una reestructuración y reorganización de las enseñanzas universitarias, que se organizarán en tres ciclos, de acuerdo con los acuerdos derivados de la construcción del Espacio Europeo de Educación Superior, que se corresponden a tres niveles de cualificación universitaria: Grado, Máster y Doctor.

El título de Grado

Según la propuesta elaborada por el MEC, los títulos de Grado, que integrarán en un único nivel las actuales titulaciones de diplomatura y licenciatura, contendrán un total de 240 créditos ECTS (los ECTS son la nueva concepción de crédito europeo adaptado al EEES), con una duración temporal del período formativo para su adquisición de 4 años, y se articularán en cinco grandes ramas de conocimiento: Artes y Humanidades,  Ciencias, Ciencias de la Salud, Ciencias Sociales y Jurídicas, e Ingeniería y Arquitectura. Todos los títulos de Grado deberán adaptarse a las directrices para el diseño de títulos de alguna de estas grandes áreas de conocimiento, y dentro de estas ramas cada universidad podrá diseñar y establecer las titulaciones que impartirá ateniéndose a unas directrices generales. 
En el caso de títulos vinculados a directivas comunitarias, o a profesiones con atribuciones reguladas por ley, estas directrices, según se precisa en la propuesta, serán específicas de los títulos correspondientes.
En su propuesta, el MEC explica que aunque algunos países europeos han fijado la duración de este primer ciclo en 180 créditos para parte de sus títulos, el establecimiento de títulos de 240 créditos permitirá una mejor adecuación con otros sistemas universitarios de gran importancia en el mundo, como los de Estados Unidos y distintos países de Latinoamérica y Asia.
Mercedes Cabrera explicó asimismo que los títulos de Grado tendrán “partes comunes” en su primer año, dentro de todas las ramas de conocimiento, que deberán desarrollarse al inicio de cada título y que exigirán un mínimo de 60 créditos, “lo que permitirá a los estudiantes reflexionar y decidir hacia dónde quieren dirigir sus estudios”. De este modo, un alumno podrá iniciar sus estudios en enseñanzas de una determinada rama de conocimiento y, si así lo prefiere, derivar y concluirlos en otra rama o área.
Por otro lado, los títulos de Grado de 240 créditos facilitarán el acceso al entorno laboral “sin necesidad de formación suplementaria”, según destacó la ministra, “al ser un título universitario fácilmente reconocible sin la necesidad de un segundo nivel de formación”.
Con el establecimiento de la titulación de Grado, un estudiante a tiempo completo y con rendimiento adecuado, si ha ingresado en la Universidad a los 18 años, podrá obtener el Grado con 22 años y hallarse en condiciones de acceder al mercado laboral.
En la propuesta presentada por el MEC se contempla asimismo que una vez superados 120 créditos, la Universidad expedirá al alumno un Certificado de Estudios Universitarios Iniciales, con el fin de que se pueda acreditar que el estudiante ha superado un conjunto determinado de créditos.
La puesta en marcha de este nuevo esquema de titulaciones, pese a que supone la desaparición de los estudios de Licenciado y de Diplomado, no supone pérdida de validez o vigencia de los títulos expedidos hasta el momento.

Títulos de Máster y de Doctor

El Máster oficial será un nuevo espacio de especialización académica y profesional. Los Másteres ofrecerán una formación de alto nivel especializada con el fin de mejorar las competencias específicas en algún ámbito profesional o disciplinar, y podrán tener entre 60 y 120 créditos ECTS. Estos títulos finalizarán con la elaboración y defensa oral pública de un proyecto o trabajo de fin de Máster por parte del estudiante.
En relación al programa de Doctorado, que será aprobado por cada Universidad, la propuesta del MEC establece un periodo inicial de formación y un segundo período de investigación. A este título de Doctorado podrán acceder los estudiantes que hayan obtenido el titulo de Grado universitario, y podrán acceder directamente a la fase de investigación del título de Doctor los estudiantes que hayan obtenido un título universitario de Máster.
Según se especifica en el proyecto, el periodo de investigación constará de las actividades de investigación necesarias para elaborar la tesis doctoral y serán supervisadas por el director de tesis. Las universidades establecerán las condiciones para registrar la tesis y ser director de tesis.
Para que un título universitario exista y tenga validez oficial, según se contempla en el proyecto, la universidad tendrá que elaborar y plantear un plan de estudios. El plan de estudios de cada titulación será un documento amplio y descriptivo, que contendrá los objetivos y competencias que adquirirá el estudiante, los sistemas de admisión de alumnos y de orientación, la descripción de la organización, coordinación planificación y desarrollo del aprendizaje, y deberá describir los recursos humanos y materiales necesarios y disponibles por la universidad, los resultados previstos y el sistema de garantía de la calidad vinculado.
La propuesta del MEC establece asimismo la creación de un Registro de Universidades, Centros y Títulos. Todos los títulos de Grado, Máster y Doctor que otorguen las universidades españolas deberán figurar en el Registro.
Por otra parte, la propuesta del MEC establece que todos los títulos de Grado, Máster y Doctor se someterán a evaluaciones periódicas. La evaluación esencialmente se basará en la revisión del cumplimiento de lo propuesto por cada universidad en el plan de estudios. Las enseñanzas que superen la evaluación serán acreditadas y las que no la superen, después de un periodo en el que se puedan corregir los defectos encontrados, verán reflejada dicha evaluación negativa en el Registro, pudiendo perder la validez oficial del título.

Pleno del Consejo de Coordinación Universitaria

Por otra parte, la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, presidió el día 19 de septiembre, en Zaragoza, el Pleno del Consejo de Coordinación Universitaria, máximo órgano consultivo y de coordinación del sistema universitario, en cuyo desarrollo  los rectores y responsables autonómicos de educación superior debatieron sobre la calidad de nuestras universidades y la renovación de los métodos de aprendizaje.
En la reunión del Pleno, el profesor Francisco Michavila presentó las conclusiones del trabajo realizado por los miembros de la Comisión para la Renovación de las Metodologías Educativas en la Universidad.
En su intervención ante el Pleno del CCU, Mercedes Cabrera señaló que “es una absoluta prioridad de este Ministerio impulsar las políticas de mejora de la calidad de la Universidad española”, y a este respecto precisó que “el cambio de estatuto jurídico de la ANECA (Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación) es una importante apuesta de nuestra reforma de la LOU; esta medida responde también a la demanda de las universidades, y proponiendo la transformación de la ANECA en agencia estatal, queremos fortalecerla”.
En el transcurso del Pleno, la directora de la ANECA, la profesora Gemma Rauret, presentó un informe sobre la situación de las políticas de evaluación de la calidad universitaria en España.

 

arriba