Premio Marta Mata a la calidad
de los centros docentes
Reconocerán las actividades para mejorar el rendimiento de los alumnos
y el esfuerzo compartido de toda la comunidad escolar
El MEC ha creado el Premio Marta Mata para reconocer el esfuerzo de los centros docentes y de sus comunidades educativas, para mejorar la calidad de la enseñanza y el rendimiento de sus alumnos. Y también para promover la transmisión de valores que promuevan la libertad, la responsabilidad,
la ciudadanía democrática, la solidaridad, la tolerancia, el respeto y la justicia. Podrán concurrir todos los centros españoles sostenidos con fondos públicos.
El MEC  ha querido con este Premio reconocer la figura de la pedagoga Marta Mata, creadora de la escuela Rosa Sensat, promotora de la renovación pedagógica y presidenta del Consejo Escolar del Estado. (Foto:
Rafael Martínez)

Madrid.
El Ministerio de Educación y Ciencia ha convocado por primera vez el Premio Marta Mata, cuya principal objetivo es “reconocer, destacar y dar visibilidad” a la trayectoria de los centros docentes no universitarios que se han distinguido por sus “buenas prácticas”, y por el “esfuerzo compartido” de la comunidad educativa para conseguir una educación de calidad para todos”. También pretende “mostrar y difundir acciones ejemplares que, habiendo innovado y experimentado nuevos enfoques, puedan orientar e inspirar a otras comunidades educativas en su deseo de mejorar sus actuaciones”. Y, además, “honrar la memoria de la insigne pedagoga Marta Mata”, presidenta del Consejo Escolar del Estado hasta su fallecimiento el pasado 27 de junio.
El “BOE” publicó el 11 de julio la Orden ministerial, por la que se crean estos premios y se convoca la primera edición, correspondiente al año 2006. Podrán concurrir los centros docentes españoles sostenidos con fondos públicos que imparten las enseñanzas reguladas en la LOE, en alguna de las cuatro modalidades que se han establecido. Las categorías A, B y C están dirigidas, respectivamente, a los centros públicos de Educación Infantil y Primaria; a los de Secundaria Obligatoria, Bachillerato y, en su caso, Formación Profesional; y a los centros públicos específicos de FP inicial, de Educación de Personas Adultas, de Educación Especial, a las Escuelas Oficiales de Idiomas, y a los que impartan Enseñanzas Artísticas profesionales y superiores o Enseñanzas Deportivas. La modalidad D está destinada a los centros privados concertados.
Los centros candidatos sólo podrán presentarse a una de dichas modalidades, y en cada una de ellas se ha establecido un primer premio de 12.000 euros, un segundo premio de 8.500 y un tercer premio de 5.000 euros. Los colegios solicitarán la participación en esta convocatoria previa aprobación de su Consejo Escolar, y tendrán que justificar los méritos que aleguen mediante una memoria. El plazo de presentación de solicitudes y de la documentación correspondiente se extiende hasta el próximo 16 de octubre, inclusive, y el formulario de inscripción será generado por vía telemática en la página web del MEC: www.mec.es/educa/calidad

Apoyos

Las candidaturas podrán ser avaladas por otras instituciones que, directa o indirectamente, estén relacionadas con la educación, como los departamentos o consejerías de Educación de las comunidades autónomas o sus órganos provinciales, las administraciones locales y sus respectivas federaciones y asociaciones, y los órganos institucionales de participación y consulta, como los consejos escolares de los distintos ámbitos territoriales, los consejos de Formación Profesional, etc. Y también por las organizaciones sindicales y asociaciones profesionales representativas del profesorado, por las organizaciones de padres y de alumnos, por las federaciones y asociaciones de renovación pedagógica, por los colegios oficiales profesionales, y por los departamentos universitarios.
Para la concesión del premio, en cualquiera de sus modalidades, se tomarán como base diversos criterios, como que el centro proporcione una educación de calidad a todos sus alumnos, y que colaboren en ello todos los miembros de su comunidad educativa (profesores, alumnos, padres, etc.). Para ello, se valorará que se adapte la acción educativa a las circunstancias específicas en que se desenvuelve, para que todo el alumnado pueda “alcanzar el máximo desarrollo posible de sus capacidades individuales y sociales, intelectuales, culturales y emocionales, prestando los apoyos necesarios para recibir una igualdad efectiva de oportunidades”.

Mejorar el rendimiento escolar

También se considerará que plantee como objetivo prioritario la mejora del rendimiento escolar de los estudiantes, así como sus esfuerzos para elevar progresivamente el nivel de sus resultados académicos, su grado de integración social y la reducción de la tasa de fracaso y abandono escolar. Y que promueva “la transmisión de aquellos valores que favorecen la libertad personal, la responsabilidad, la ciudadanía democrática, la solidaridad, la tolerancia, la igualdad, el respeto y la justicia, que constituyen la base de la vida en común”.
Se tendrá en cuenta asimismo que el colegio adopte medidas organizativas y curriculares para, en el marco de los objetivos planteados por la Unión europea, colaborar en la creación de un espacio de aprendizaje abierto, y “desarrollar la iniciativa y autonomía personal del alumnado, mejorar la enseñanza de idiomas extranjeros, y abrir el centro al entorno, al mundo del trabajo y a la sociedad en general, realizando intercambios con otros centros y participando en redes educativas”. Y que tenga incorporado “un proceso sistemático de evaluación, con el que pueda realizar los cambios necesarios para mejorar su acción educativa”.

 

arriba