El MEC propone a las CC.AA. la creación
de un grupo de trabajo para coordinar la política científica y tecnológica

Madrid. El Ministerio de Educación y Ciencia ha propuesto a las comunidades autónomas la creación de un grupo de trabajo permanente “de alto nivel”, para mejorar la coordinación de las actuaciones de la administración central y las autonómicas en materia de investigación y desarrollo. La ministra Mercedes Cabrera ha concretado esta propuesta durante la última reunión del Consejo General de la Ciencia y la Tecnología, en la que se han abordado temas como la situación de la política de I+D, el Plan Nacional y el Programa Ingenio 2010, y que ha coincidido con la conmemoración del vigésimo aniversario de la llamada “Ley de la Ciencia” que, en su opinión, permitió a España “dar un salto en investigación científica y tecnológica”.
Tras el encuentro, la ministra ha manifestado en rueda de prensa que “todos somos conscientes de que, por desgracia, la Ciencia no forma parte todavía de la cultura de este país, y tenemos que hacer un enorme esfuerzo por conseguirlo”. Aunque también ha reconocido la labor realizada por las distintas administraciones durante los últimos veinte años, y ha afirmado que “ahora necesitamos dar un nuevo salto para situar al sistema de Ciencia y Tecnología español en el sistema de Ciencia y Tecnología internacional”. También ha informado que la mayoría de los asistentes a la reunión se han mostrado “muy favorables” a la creación de este grupo de trabajo.
La ministra ha recordado asimismo que en 2007 se celebrará el “Año de la Ciencia”, lo que constituye una “oportunidad única” para impulsar y divulgar el papel de la investigación científica en nuestra sociedad. Por otra parte, Mercedes Cabrera ha anunciado ante el Pleno de Control al Gobierno en el Senado que el Ejecutivo “apoyará decididamente” los parques tecnológicos como “pieza básica” del desarrollo de la investigación en España. Y ha informado que ya ase han presupuestado 1.000 millones de euros para financiar los 161 proyectos aprobados en 2005.

 
 

El Congreso pide al Gobierno que impulse
una carrera de personal investigador

Madrid. La Comisión de Educación y Ciencia del Congreso de los Diputados ha aprobado por unanimidad una proposición no de Ley de CIU, por la que se emplaza al Gobierno a impulsar la configuración de una carrera  del personal investigador, y mejorar así sus condiciones laborales. En concreto, se pide al ejecutivo que establezca mecanismos para aumentar la incorporación laboral de científicos, especialmente de los jóvenes talentos, a la universidad y a centros públicos de investigación, “con contratos que aseguren el funcionamiento estable como punto de partida de la carrera investigadora”.
También se pide al Gobierno que impulse mecanismos para fomentar la realización de los estudios de doctorado en cooperación entre las universidades y las empresas, “garantizando las condiciones contractuales adecuadas para los investigadores”. Y que ponga en marcha “programas que garanticen la continuidad de la carrera investigadora de los científicos contratados, una vez consolidados científicamente, ya sea en el ámbito de la empresa privada como en el de la investigación pública”.
La Comisión ha aprobado asimismo otra proposición del grupo socialista, para crear una base de datos en la que se recoja la información básica de los trabajos de investigación realizados y valorados positivamente en las universidades y organismos públicos de investigación. Se completaría con los correspondientes enlaces para facilitara el acceso y difusión de los resultados de esa actividad investigadora, y se ubicaría en el maraco de la Comisión Interministerial de Ciencia y Tecnología, dentro de la web del MEC.

 
 

Descubierta en Teruel la telaraña con insectos atrapados más antigua del mundo

Madrid. Un equipo de paleontólogos han descubierto en una pieza de ámbar, durante una prospección en Escucha (Teruel), la telaraña con insectos atrapados más antigua del mundo. El hallazgo de este fósil, fechado hace 110 millones de años y perteneciente al Cretácico Inferior, se presenta en el último número de la revista “Science”, en un artículo firmado por los investigadores Xavier Delclós, del Departamento de Estratigrafía, Paleontología y Geociencias Marinas de la Universidad de Barcelona, Enrique Peñalver, del Instituto Cavanilles de Biodiversidad y Biología Evolutiva de Valencia, y David Grimaldi, del American Museum of Natural History de Nueva York, autores del descubrimiento.
Según estos científicos, las arañas tienen “un desatacado papel ecológico en el ecosistema terrestre desde su aparición, hace 385 millones de años”. Y han logrado sobrevivir gracias al uso del hilo y la construcción de diferentes tipos de tela para capturar insectos voladores y saltadores. Hasta ahora, la telaraña más antigua se había encontrado en el Líbano, con una antigüedad de entre 124 y 138 millones de años, pero sólo consistía en un hilo con gotas pegadizas y no incorporaba la presencia de insectos. Mientras que en los restos de la de Teruel se han descubierto una mosca, un escarabajo y una avispa parásita.
Los investigadores creen que dichos insectos sirvieron de alimento a la araña, ya que muestran el abdomen roto y lleno de resina fósil. Según su hipótesis, la araña succionó sus tejidos internos después de inocular los jugos digestivos. Una vez muertos y vacíos, quedaron sumergidos en la resina. Además, la pequeña avispa está atada por un conjunto de hilos que le atrapan eficazmente la pata. La telaraña detectada en Teruel tiene gran interés científico por dos razones: presenta gotas originariamente pegadizas y la geometría de una parte indica que los hilos que formaban la red estaban dispuestos de forma regular. Tenía una estructura circular y estaba formada por una espiral pegajosa sobre un sistema de hilos radiales.

 
 
arriba