Entrega de premios de Educación Compensatoria
Mejorar la calidad educativa en centros desfavorecidos es la finalidad de estos galardones
Un colegio de Pamplona, un instituto valenciano y un centro formativo bilbaíno han alcanzado los primeros premios  nacionales de Educación Compensatoria 2005-06. Estos galardones reconocen la labor de centros públicos y con- certados, dirigida a paliar situaciones de desventaja social.
La ministra presidió la entrega de premios.
(Foto: Rafael Martínez)

Madrid. ROSAURA CALLEJA
El CP “Ave María” de Pamplona ha obtenido el primer premio en la modalidad A dirigida a los colegios públicos de Educación Infantil y Primaria. En el apartado de Institutos de Educación Secundaria (B), el primer premio fue para la Sección del IES “Dr. Peset Aleixandre” de la localidad valenciana de Paterna. Así como, el Centro Formativo “Otxarkoaga” de Bilbao fue distinguido con el primer premio en la modalidad de Centros Concertados (C). Estos galardones tienen una asignación económica de 36.500 euros.
Los tres segundos premios, dotados con 24.250 euros, han sido concedidos al CP “Nuestra Señora de la Asunción” de Salamanca, al IES “Almirante Bastarreche” de la localidad murciana de Cartagena y al Centro Concertado “Luisa de Marillac” de Granada.
De igual modo, los tres terceros premios, que tienen una cuantía de 15.200 euros, fueron para el CP “Laurisilva” de Las Palmas de Gran Canaria, el IES “San Isidro” de Azuqueca de Henares (Guadalajara) y el Centro Concertado “Miguel Bravo-A.A. La Salle” de Santander.

Menciones de honor

Por la excelente labor que realizan a favor de los alumnos más necesitados de compensación educativa, el Jurado concedió menciones honoríficas al CP “Concepción Rodríguez Artiles” de Puerto del Carmen (Las Palmas), al IES “Miguel Catalán” de la localidad madrileña de Coslada y al Centro Concertado “Sant Alfons” de Felanitx (Baleares).
Con estos galardones, el Ministerio de Educación y Ciencia pretende distinguir a los centros que desarrollan acciones para compensar los efectos de situaciones de desventaja social e impulsar la mejora de la calidad educativa.
En el transcurso de este acto, Mercedes Cabrera destacó la importancia de que “las buenas prácticas y las experiencias significativas se premien y salgan a la luz, que sean difundidas, al constituir un estímulo y un buen referente para que los demás centros se vayan sumando a la tarea. Los mejores centros educativos, los mejores maestros y profesores, las mejores comunidades educativas son siempre semilla de cambio, renovación y ejemplo a imitar por parte de los demás”.
La ministra señaló algunas medidas que su Departamento ha puesto en marcha para elevar la calidad de la enseñanza, como la extensión de la educación tanto en Infantil como en la etapa postobligatoria y la revisión del modelo de formación inicial del profesorado, así como promover la formación permanente. También citó los programas de refuerzo y apoyo que se están llevando a cabo en colaboración con las comunidades autónomas y el Plan para la Promoción y Mejora de la Convivencia Escolar.

 

arriba