España, uno de los países europeos con mayor tasa de escolarización en la etapa infantil
El Informe España 2006, de la Fundación Encuentro destaca e aumento del número de plazas públicas y concertadas y la disminución de las privadas
La calidad de los centros de Educación Infantil en España es satisfactoria y ha mejorado en los últimos años, especialmente en la formación de sus trabajadores, según datos del Informe España 2006, realizado un año más por la Fundación Encuentro. Sin embargo, somos el país de la UE que menos ayuda dedica a la familia.
Una familia paga por cada plaza escolar en un centro privado una media de 254 euros mensuales, según este informe. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. MARGARITA GIRON
La calidad de los centros de Educación Infantil en España es satisfactoria y ha mejorado en los últimos años, especialmente en lo que se refiere a la formación de sus profesionales, de los cuales el 70% tiene una formación específica en Educación Infantil y el 30% restantes son puericultores, psicólogos o pedagogos.
Esta es alguna de las conclusiones del último informe anual de la Fundación Encuentros, especializada en interpretar la realidad social en España un año tras otro.
Otro de los datos muestra que nuestro país tiene una de las tasas de escolarización infantil más altas, después de Islandia, Bélgica y Francia. Las causas de expansión de esta etapa educativa radican en la necesidad personal y social de que los padres concilien su vida familiar y laboral, así como el posibilitar aprendizajes tempranos que optimicen los currículos. Paralelamente, conlleva cierta dejación de responsabilidad en el cuidado de los niños por parte de unas familias cada vez más desbordadas por la presión que el ámbito laboral ejerce sobre sus vidas.
En diez años se han incorporado casi 400.000 alumnos a esta etapa. Además, el peso de la Educación Infantil en relación con el resto del sistema educativo aumenta año tras año desde mediados de la década de los años noventa, tanto respecto a la Educación Primaria (2 puntos por año), como a la educación universitaria y al total de la educación (más de medio punto por año).

Gasto público bajo

Sin embargo, la alta escolarización infantil española soporta un gasto público bajo, ya que su coste sale en su mayor parte de los bolsillos de los padres. España está lejos de ofrecer prestaciones sociales a las familias similares a la media europea. Una familia española debería tener 11 hijos y una renta menor de 9.000 euros para recibir las mismas prestaciones que una familia alemana con dos hijos con cualquier nivel de renta.
Una de las manifestaciones más visibles de esta realidad es la escasa oferta de educación escolar infantil a menores de tres años con financiación pública. Un niño entre los 0 y 6 años cuesta a sus padres 33.425 euros si asiste a una escuela financiada con fondos públicos y 40.637 si está escolarizado en un centro privado. Si se desglosa esa cifra, se gasta 10.825 euros en alimentación, 2.826 en ropa, 361 en ocio, 9.316 en educación y 10.097 en otras categorías.
Asimismo, una familia paga por cada plaza escolar en un centro privado una media de 254 euros mensuales, aunque hay grandes diferencias: la plaza más barata cuesta 117 euros al mes y la más cara se eleva hasta los 390 euros.
Las diferencias entre las comunidades autónomas, o incluso entre las provincias, también son muy marcadas. En Murcia, la media es de 198 euros y en Navarra, por el contrario de 309 euros, 55 euros más que la media nacional. Mientras que la diferencia entre el centro más caro y el más barato de Murcia es de 193 euros, en Madrid llega a los 250 euros. A esto hay que sumar el comedor infantil, ya que solo una de cada cinco escuelas lo incluía en la mensualidad, cuyo precio es de 92 euros mensuales en las privadas.
Los requisitos de acceso a las escuelas públicas son muy difíciles de cumplir y la demanda es muy alta, dado su bajo coste.
Otro factor diferencial es la nacionalidad de los niños escolarizados. En el curso 2004-05, había el doble de alumnos en los centros privados que en los públicos. Igualmente, los niños con necesidades educativas especiales se escolarizan en mucha menor medida en Educación Infantil que el resto de los niños. La causa puede estar relacionadas con su asistencia a centros educativos especiales.

El papel de la mujer

El Informe España 2006 también incluye el análisis de otros temas de la realidad social, entre ellos el papel que juega la mujer en los puestos de influencia y poder económico. En la última década, la participación de las mujeres en el empleo ha aumentado casi seis puntos porcentuales, hasta alcanzar el 40%, pero ese incremento no ha tenido reflejo en los puestos de dirección, en los que la participación femenina se ha mantenido estable en torno al 30%. Esta participación cae drásticamente a partir de los 25 años, si bien las que abandonan la carrera directiva en esa edad no renuncian tampoco a la maternidad. Conforme más se sube en los escalones de poder, más invisible es la presencia de la mujer. Por ejemplo, en 2005 el porcentaje de mujeres en la empresas del Ibex 35 era únicamente del 2’1%. Esta nula representación extiende también a las organizaciones que representan los intereses económicos: solo el 2’4% de las presidencias de Cámaras de Comercio, Industria o Navegación, por ejemplo, están ocupadas por mujeres. Los logros más notables se han registrado en el poder legislativo y, más recientemente, en el Gobierno central.
Otro de los temas objeto de análisis en este Informe es la inmigración y el mercado de trabajo. El proceso de regularización ha tramitado 691.655 expedientes, siendo más de tres millones y medio el número de extranjeros que se encuentra en nuestro país, frente al medio millón de hace una década.
El estudio de la Fundación Encuentro recoge asimismo, aspectos relacionados con mayores y familia en la sociedad actual, donde se detecta un aumento de la coexistencia generacional entre hijos padres, y abuelos. La mitad de los abuelos cuida o ha cuidado a sus nietos, y los mayores que viven solos son casi siempre mujeres viudas; como media, uno de cada cuatro mayores sufre discapacidades.

 

arriba