FERE y FSIE se adhieren al Plan sobre convivencia escolar
En una jornada dedicada al estudio de la LOE la escuela concertada piden respeto a la autonomía de los centros
Veinte colegios concertados católicos se incorporarán a los programas de control de asistencia de los alumnos e información a las familias, que contempla el Plan sobre convivencia escolar. Por otra parte, en una jornada de estudio sobre la LOE, responsables de la enseñanza concertada piden que, en su desarrollo normativo, se respete la autonomía de los centros.

Madrid. R.C.
La Federación Española de Religiosos de la Enseñanza (FERE-CECA), la Fundación Escola Cristiana de Catalunya y la Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza (FSIE) han firmado con el MEC su adhesión al Plan de actuación para la  promoción y la mejora de la convi-

vencia escolar. Este acuerdo había sido suscrito el pasado marzo por los sindicatos CC.OO, ANPE, FETE-UGT, CSI-CSIF, USO y Federación SAP, al que también se sumó la CEAPA.
Estas organizaciones comparten con el MEC la preocupación por la convivencia en los centros y subrayan la importancia de alcanzar un buen clima de convivencia, como requisito indispensable para la mejora de la calidad de la enseñanza e impulsar la formación del alumnado y su acceso a la educación superior y la vida laboral.
Con una inversión de 4.495.000 euros, el Plan pretende impulsar la investigación sobre los problemas de convivencia, a través de un conocimiento más riguroso de la realidad de las aulas, en colaboración con las comunidades autónomas. En esta línea, se facilitará el intercambio de experiencias y el aprovechamiento de recursos utilizados por los profesores, además de proporcionar el material, las orientaciones y las estrategias adecuadas para el desarrollo de la educación en la convivencia.

Página web

Mercedes Cabrera hizo un repaso a la aplicación del Plan y citó la celebración, el pasado mes de marzo, de un Congreso sobre disrupción en el aula, en el que participaron 200 profesores de todas las comunidades autónomas. Así como, reveló la puesta en marcha de una página web, para facilitar el enlace entre todas las iniciativas que se van incorporando a este plan y que incluye materiales, estudios  y experiencias de distintos centros. También anunció que el próximo mes de septiembre comenzará un foro de discusión sobre diferentes aspectos.
Entre otras actuaciones, el Plan contempla la creación del Observatorio Estatal de la Convivencia Escolar, que recabará información, analizará la magnitud del fenómeno, asesorará y propondrá medidas. Asimismo, se promoverá la formación inicial de los futuros profesores en temas de convivencia y de especialistas, con el fin de que las comunidades autónomas cuenten con profesores especializados para que transmitan esta formación a sus compañeros y sirvan de referencia en el asesoramiento de los centros.

Compromiso

Según Manuel de Castro, secretario general de FERE-CECA y de la Confederación de Centros Educación y Gestión, con la firma de este Plan, “nuestra intención es poner de manifiesto el compromiso de la escuela católica de asumir las cargas y problemas que puedan surgir en este servicio de interés público que es la educación”. A su juicio, en la escuela existe “la posibilidad de trabajar eficazmente por prevenir y erradicar actitudes y posturas que están en la base del deterioro de la convivencia y de la violencia juvenil”.
Por su parte, Francisco Vírseda, secretario general de FSIE, apuntó la necesidad de intervenir en los conflictos cuando aparecen y señaló tres acciones educativas para lograr un clima escolar favorable: la recuperación de la función educadora del profesorado y el refuerzo de su autoridad, la implantación de programas específicos de actuación en los centros y la implicación de las familias, la escuela y la sociedad para prevenir situaciones conflictivas mediante actuaciones coordinadas.

La CECE denuncia la discriminación

Por su parte, la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE) manifiesta en un comunicado su sorpresa por la noticia aparecida en un diario, referida al Plan de Convivencia Escolar que va a poner en marcha el MEC, en la que se afirma textualmente: “...la concertada católica aportara con el apoyo económico del Ministerio, materiales para poner en marcha proyectos concretos y participara del presupuesto previsto (casi cinco millones de euros) para aplicar los aspectos específicos del acuerdo”.
Según esta patronal, esto supone “una flagrante discriminación hacia otras organizaciones que también representan a la escuela concertada católica, como es el caso de la propia CECE que, con fecha 27 de abril pasado, manifestó por escrito a la señora ministra, su deseo de adherirse al Plan de Convivencia Escolar, solicitud que a día de hoy sigue sin respuesta.
También considera preocupante que el MEC pague directamente a organizaciones de la enseñanza concertada, en lugar de hacerlo a través de las Comunidades Autónomas ya que “entendemos que el Plan de Mejora se va a aplicar en todas ellas y no es sólo competencia estatal, puesto que ya están transferidas las competencias económicas”.
Para la CECE adjudicar casi cinco millones de euros “a quien quiera el MEC sigue siendo discriminatorio pues ¿cómo se decide a qué centros? ¿representa a la escuela concertada católica sólo el Sindicato FSIE? ¿serán centros de FERE o de EyG y del Secretariado de la Escuela Católica? Son varios interrogantes que nos gustaría conocer”.

Jornada LOE

Por otro lado, la necesidad de que los desarrollos normativos de la LOE respeten la autonomía de los centros privados concertados y confíen en sus equipos directivos es una de la conclusiones de la jornada de estudio sobre la LOE, organizada por la Federación Española de Religiosos de Enseñanza-Titulares de Centros Católicos (FERE-CECA) y la Confederación de Centros Educación y Gestión (EyG). Manuel de Castro reconoce una “razonable satisfacción” del sector con los muchos y positivos cambios introducidos en la Ley durante su tramitación, lamenta que se haya perdido una buena oportunidad para haber logrado una verdadera Ley de “todos y para todos” y que se haya aprobado sin el respaldo parlamentario adecuado a una norma de esta importancia. Estas organizaciones reclaman que se hagan realidad los derechos de padres, titulares, profesores y alumnos y que se atienda la demanda social a la hora de programar puestos escolares. También abogan por un tratamiento de la enseñanza concertada como complementaria de la pública; una mejora del módulo de conciertos que responda al coste real del puesto escolar; un incremento de los recursos para atender a los alumnos más necesitados; y el respeto del  carácter propio y del proyecto educativo de los centros privados concertados, dentro del marco constitucional de un Estado aconfesional.

Representante municipal

Por su parte, Alejandro Tiana, secretario general de Educación, ha transmitido un mensaje de tranquilidad a la enseñanza concertada sobre la presencia de concejales en los consejos escolares de los centros, afirmando que “no deben ver en este concejal una amenaza, sino una ayuda, un elemento de conexión entre el centro y el entorno social, el municipio”. De igual modo, Tiana subrayó que la LOE refuerza la autonomía organizativa y pedagógica de los centros y que, en lo que se refiere a la escuela concertada, la LOE parte del principio de escolarización equitativa y agradeció el compromiso de FERE-CECA y EyG con esta cuestión.

 

Mercedes Cabrera, Manuel de Castro y Francisco Vírseda, muestran su satisfacción tras la firma del convenio. (Foto: Rafael Martínez)
arriba