El MEC remite el proyecto de reforma de la
LOU al Consejo de Coordinación Universitaria

Mercedes Cabrera expone las principales líneas de actuación de su departamento en la Comisión de Educación del Congreso de los Diputados

En su primera comparecencia ante la Comisión de Educación del Congreso de los Diputados, la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, expuso las líneas prioritarias de actuación de su departamento, entre las que figuran la reforma de la LOU, proyecto ya remitido al Consejo de Coordinación Universitaria; la adaptación e incorporación de nuestro país al Espacio Europeo de Educación Superior, y el impulso de la ciencia y la investigación.
La ministra Mercedes Cabrera durante su comparecencia ante la Comisión de Educación, Ciencia y Deporte del Congreso de los Diputados. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, en su primera comparecencia ante la Comisión de Educación, Ciencia y Deporte del Congreso de los Diputados, celebrada el miércoles 24 de mayo, hizo un resumen del trabajo realizado por el MEC en los últimos meses y expuso las “principales líneas de actuación en un futuro inmediato” de su departamento.
En relación con el ámbito de la educación superior, la ministra anunció que la reforma de la Ley Orgánica de Universidades está concluida y anunció la remisión, “esta misma mañana”, del proyecto de reforma de la LOU al Consejo de Coordinación Universitaria, organismo que en la próxima semana celebra una reunión plenaria en la que debatirá y analizará el contenido del citado proyecto.
A este respecto, Mercedes Cabrera precisó que “se trata de la reforma de una ley y no de una nueva ley”, y explicó que “hemos modificado aquellos aspectos de la LOU que no han funcionado o que han provocado importantes desajustes y conflictos, pero la reforma no es sólo una mera modificación: hemos dado un nuevo espíritu a la LOU, que haga posible la transformación de nuestras universidades, para ajustarse a las demandas de la sociedad; con este fin, la reforma ha buscado el máximo consenso, apuesta por impulsar la autonomía universitaria y, lo que es muy relevante, quiere dar un nuevo impulso a la investigación en las universidades”.
La ministra señaló en su intervención que la reforma de la LOU responde a las necesidades actuales e inmediatas de la comunidad universitaria, entre ellas la capacidad de las universidades para evolucionar y poder así participar en la construcción del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), e hizo especial mención en el hecho de que “la LOU y el EEES son cosas distintas, que no deberíamos confundir”, precisando al respecto que “la construcción del Espacio Europeo de Educación Superior es un proyecto de cambio del sistema universitario a medio y a largo plazo, y que la LOU reformada aporta un marco legal lo suficientemente abierto y flexible como para que nuestras universidades puedan ir transformándose y contribuyendo a la construcción del Espacio Europeo de Educación Superior”.

Una ley de consenso

Mercedes Cabrera destacó en su intervención que “el Ministerio de Educación y Ciencia ha buscado –y está buscando- el máximo consenso en la reforma de la Ley Orgánica de Universidades”, y agregó que “con este fin, en octubre de 2005, mi predecesora difundió un primer borrador de reforma, ampliamente debatido en diversos foros; un texto sobre el que han presentado alegaciones los rectores, las asociaciones que representan a estudiantes, los sindicatos, las agencias de evaluación o los institutos de investigación y las Comunidades Autónomas, pues suyas son las competencias en educación superior”, concluyendo que “la reforma de la Ley es, en buena medida, el fruto de todas estas sugerencias, tamizadas por nuestras propias convicciones”.
La reforma propuesta prevé la eliminación del sistema de habilitación de acceso a los cuerpos de funcionarios docentes dispuesto por la LOU como requisito previo para acceder a los cuerpos docentes y su reemplazo por una acreditación nacional para el acceso a los cuerpos docentes de profesores titulares de universidad y catedráticos de universidad. En relación con este tema, la ministra explicó que “el procedimiento de acreditación responde a la exigencia de un estricto rigor científico, y al mismo tiempo es un sistema eficiente y pleno de garantías”, y precisó que “llevarán a cabo dicha acreditación comisiones integradas por profesores de reconocido prestigio nacional e internacional, pertenecientes a los cuerpos docentes, o investigadores integrados en centros públicos de investigación; en un proceso que ha de ser transparente, objetivo y eficaz; a partir de ahí, en el ejercicio de su autonomía, las universidades convocarán las plazas para el acceso a los cuerpos de funcionarios docentes, a las que sólo podrán concurrir los aspirantes acreditados”.
Además, la reforma contempla la elaboración de un Estatuto del profesorado que regule la estructura de la carrera funcionarial, sobre la base de los méritos docentes e investigadores.
Asimismo, según indicó la ministra, el Gobierno aprobará un Estatuto del Estudiante universitario, que deberá prever la constitución, funciones y organización de un Consejo de los Estudiantes Universitarios.

Potenciar la autonomía universitaria

Tras afirmar que la reforma de la LOU potencia la autonomía universitaria, Mercedes Cabrera destacó que dicha reforma “proporciona el marco adecuado para que, respetando una mínima serie de pautas comunes, cada universidad pueda diseñar su propio modelo de organización y su perfil académico, ya que no todas las universidades tienen las mismas necesidades, ni las mismas características, y por lo tanto no deben estar sometidas a un modelo rígido y uniforme de organización, que imposibilite la atención a sus peculiaridades; cada universidad deberá establecer sus señas de identidad, tendrá mayor libertad para decidir qué títulos imparte, qué líneas de especialización promueve o con qué instituciones establece líneas de cooperación”.
“Este amplio régimen de autonomía y libertad de acción –significó la ministra- debe implicar necesariamente mayor responsabilidad y una efectiva rendición de cuentas ante la sociedad; de ahí la importancia de la evaluación de la calidad como instrumento que permite imbricar autonomía universitaria y responsabilidad social. En este sentido, la ANECA (Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación) se convierte en un ente público, que desarrollará su actividad de acuerdo con los principios de competencia técnica y científica, independencia y transparencia, en el marco de actuación fijado para estas instituciones en el contexto internacional”.

Impulso a la investigación en la Universidad

La reforma, según indicó Mercedes Cabrera, también da un nuevo impulso a la investigación en la Universidad, “una de las prioridades del Gobierno”, puesto que la reforma de la LOU parte de la firme convicción de que la Universidad debe desarrollar una investigación de calidad y una gestión eficaz de la transferencia del conocimiento y la tecnología, con el fin de contribuir al avance del conocimiento y al desarrollo tecnológico, a la innovación y a la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos.
Asimismo, explicó la ministra, la reforma de la LOU potencia la figura de los Institutos Universitarios de Investigación, instituciones o centros de investigación de carácter público o privado, desde el convencimiento de que “la transferencia del conocimiento científico a la sociedad no sólo es un derecho de las universidades; también es un deber. En este sentido, la ley arbitra los medios para que las universidades puedan cooperar con el sector privado y promover la movilidad del personal docente e investigador hacia otros ámbitos productivos”.
Mercedes Cabrera finalizó su intervención en torno al proyecto de reforma de la LOU afirmando que “se trata de una ley para la Universidad, pero cuyos efectos trascenderán a toda la sociedad”.

Espacio Europeo de Educación Superior

Junto con la reforma de la Ley Orgánica de Universidades, el otro tema que suscita el interés de la comunidad universitaria es la construcción del Espacio Europeo de Educación Superior, al que la ministra se refirió indicando que “se trata de una oportunidad que tenemos por delante, de la que se beneficiarán las universidades y los universitarios españoles. Es un proceso en el que, por otra parte, no viajamos solos: vamos acompañados de otros cuarenta y cuatro países europeos, y el objetivo que todos debemos perseguir es, por tanto, la construcción de un sistema universitario competitivo en el ámbito europeo, que sea, además, un polo de atracción para otros estudiantes”.
“Se trata de un reto complejo –añadió la ministra- que requiere prudencia en su desarrollo y diálogo a todos los niveles; prudencia, pues no sería de recibo caer en una precipitación irresponsable cuando es tanto lo que está en juego, y diálogo porque a lo largo de este proceso deben colaborar el Gobierno, las universidades y las Comunidades Autónomas en el marco de sus competencias, y este diálogo se debe centrar en las cuestiones sustantivas que nos permitan desarrollar un marco amplio y flexible, adaptando el sistema español al europeo; y eso no consiste en listas, sino en directrices sobre condiciones científicas, académicas y metodológicas de impartición de títulos de Grado”.

Ciencia e investigación

Tras señalar que el fomento de la investigación científica y el desarrollo y la innovación tecnológica es un elemento fundamental para el progreso socioeconómico de nuestro país y constituye uno de los compromisos esenciales de este Gobierno, y recordar que el Programa Ingenio 2010, presentado por el Presidente del Gobierno hace un año, “asume este compromiso e impulsa de forma decisiva nuestro sistema de producción científica y tecnológica”, de acuerdo con unos objetivos estratégicos que contemplan el fortalecimiento de la colaboración público-privada en I+D+i, la generación de una masa critica más fuerte en el sistema científico tecnológico y el pleno desarrollo de la Sociedad de la Información, la ministra Mercedes Cabrera señaló que el Ministerio de Educación y Ciencia articulará su política de investigación en torno a cuatro ejes principales: el impulso de la cooperación entre todos los agentes que componen el Sistema de Ciencia-Tecnología-Empresa, poniendo especial énfasis en la transferencia de conocimientos desde el Sistema Público de Investigación hacia el tejido productivo; la potenciación de los recursos humanos y técnicos del Sistema Público de Investigación; la apuesta decidida por una investigación básica de calidad, y la participación activa de España en el Espacio Europeo de Investigación y la internacionalización de nuestra investigación.
Los interesados en el contenido del proyecto de reforma remitido por el MEC al Consejo de Coordinación Universitaria pueden acceder al mismo a través de la página web: http://www.mec.es/mecd/gabipren/documentos/ .
Por otra parte, la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, asistió el día 19 de mayo, en Bruselas, al Consejo Europeo de Ministros de Educación. En el transcurso de la reunión se abordaron, entre otros temas, el Programa de Aprendizaje Permanente y la Plataforma de Acción de Desarrollo sostenible, en cuyo plan de acción se incluyen referencias a Educación.

 

arriba