Pasqual Maragall y Mercedes Cabrera inauguran el Parque de Investigación Biomédica de Barcelona
Será un referente en Europa en el campo de la biología del desarrollo, las células madres y la regeneración de tejidos

Madrid. El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pasqual Maragall, y la ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, han inaugurado el Parque de Investigación Biomédica de Barcelona (PRBB), que engloba cinco centro especializados en el campo de la genómica, las ciencias ambientales y la biología, y en el que trabajarán inicialmente más de mil personas y 80 equipos de investigación. Según el máximo dirigente autonómico, éste debe ser “un centro de referencia en su sector, como Toulouse (Francia) lo es para la industria aeronáutica”.
Pasqual Maragall ha afirmado igualmente que “es el momento de que la ciencia y la tecnología converjan para situar a Cataluña y a España en la vanguardia de la investigación, mientras que Mercedes Cabrera reconocido sentir “una profunda y sana envidia por lo visto”, tras visitar las instalaciones. También ha definido este Parque como “un buen ejemplo” de cómo conectar la I+D con la ciencia y la industria, y ha manifestado que es “el exponente más claro de fecunda colaboración” entre el Gobierno central, la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona y la universidad.
El PRBB está cofinanciado por la Generalitat de Cataluña y el Ministerio de Sanidad y Consumo, y su principal actividad es la de innovar en el campo de la biología del desarrollo, las células madres y la regeneración de tejidos. Y nace con la pretensión de ser uno de los principales equipamientos científicos de la investigación biomédica de transferencia en Europa, y es un campus de producción intensiva de conocimiento en el ámbito de la biomedicina y las ciencias de la salud.
Este centro reúne a instituciones públicas de investigación, como el Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona, el Instituto Municipal de Investigación Médica, el Centro de Regulación Genómica, el Departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud de la Universidad Pompeu i Fabra, y el Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental. Además, cuenta con otras plataformas tecnológicas como el Instituto de Alta Tecnología, que dispone de un ciclotrón y tomógrafos PET (por emisión de positrones), el Laboratorio de Antidopaje de Cataluña, el Centro Nacional de Genotipado y el Instituto Nacional de Bioinformática.


El presidente Pasqual Maragall y la ministra Mercedes Cabrera durante su visita al nuevo Parque de Investigación Biomédica. (Foto: EFE)
 

El CSIC investiga nuevos materiales seguros para el confinamiento de residuos radiactivos

Madrid. La investigadora Ana Hidalgo coordina un proyecto de investigación que realizan tres equipos multidisciplinares del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), con el fin de desarrollar nuevos materiales para el almacenamiento de residuos radiactivos de alta velocidad, compuestos tóxicos y otro tipo de materiales peligrosos. El procedimiento empleado es la tecnología supercrítica de equipamiento, para procesar materiales por interacción con fluidos en condiciones de presión y temperatura específicas, basada en dióxido de carbono.
La profesora Hidalgo ha destacado que “la principal ventaja de estos nuevos materiales es su mayor seguridad frente a la liberación a la biosfera de radionucleicos o elementos peligrosos, ya que ofrecen una permeabilidad muy baja, gran resistencia al ataque por agresivos, así como compatibilidad con el resto de materiales del entorno para el almacenamiento de residuos radiactivos de alta actividad”. Y ha añadido que los nuevos materiales que investigan “podrían servir para cubrir las paredes de estos lugares y aislarlos completamente”.

Impermeabilidad. También ha dicho que este procedimiento permite solventar uno de los principales problemas que tiene el hormigón con el paso del tiempo, ya que se vuelve inestable debido al contacto permanente con el agua. “Con esta nueva técnica –ha informado- el hormigón se convierte en pocas horas en un material de elevada resistencia química y mecánica, con una impermeabilidad muy superior”.
Este nuevo procedimiento consiste en someter compuestos de cemento, que contienen bases de hormigón, a unas determinadas condiciones de presión y temperatura que modifican en pocas horas sus características, permitiendo aprovechar su capacidad aislante e impermeable. En una primera fase se han analizado las modificaciones producidas en una amplia gama de materiales por la tecnología supercrítica basada en dióxido de carbono, y en la segunda se está estudiando actualmente la posibilidad de llevar a cabo un tratamiento hidrofóbico con los elementos modificados por dicho sistema. Este sistema persigue la total impermeabilización del material, y  ha dado “excelentes resultados” en las pruebas preliminares.

 
 

Los bosques pierden diversidad genética
al ser fragmentados

Madrid. Los bosques pierden diversidad genética y resistencia ante los cambios ambientales cuando son fragmentados, lo que puede repercutir directamente sobre las plantas, animales, e incluso los humanos que dependen de los productos y servicios que proporcionan. Así lo ha demostrado un estudio del Centro de Investigación Ecológica y aplicaciones Forestales de Barcelona, dirigido por el profesor del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Joseph Peñuelas, y que se ha publicado en la Academia Nacional de Ciencias Estadounidense (PNAS).
El estudio se ha realizado en el hayedo del Parque Natural de Montseny, en Barcelona, donde los científicos han comprobado que la segmentación reduce y aísla geográficamente las poblaciones de haya, y perturba el sistema de reproducción de esta especie. Estos trabajos han permitido demostrar que la fragmentación de las masas forestales disminuye la diversidad genética de las poblaciones de árboles que sobreviven, con lo que se reduce su capacidad de resistir ante los cambios ambientales y aumenta su peligro de extinción.
Joseph Peñuelas afirma en una nota difundida por el CSIC que hasta ahora se creía que el haya y otras especies similares, que son polinizadas por el viento, eran particularmente resistentes a los efectos de la fragmentación del hábitat y, por tanto, corrían pocos riesgos ante los efectos causados por cambios ambientales. Sin embargo, este estudio ha demostrado que es fragmentación supone un “riesgo significativo” incluso para dichos árboles.

 

La industria espacial española obtendrá
27,6 millones de euros con el Spainsat

Madrid. La industria espacial española obtendrá 27,6 millones de euros, entre ingresos directos e indirectos, gracias al lanzamiento del satélite Spainsat, según ha afirmado el ministro de Industria, Jesús Montilla en el Pleno del Congreso de los Diputados, respondiendo a una pregunta del diputado socialista por Málaga, Luis Juan Tomás García. El satélite ya ha dejado 16,6 millones a las seis empresas españolas que han colaborado en el diseño del equipamiento del proyecto, y dejará otros 11 millones a través de contratos de colaboración para misiones futuras entre la corporación norteamericana SS/Loral y compañías como Alcatel y Mier Comunicaciones.
El ministro ha manifestado que la participación de la industria aeroespacial española en el proyecto sitúa a España en “el reducido grupo de países que disponen de esta cualificada tecnología”, y en “la vanguardia mundial” de comunicaciones por satélite. Y ha destacado que, con el Spainsat en órbita, la empresa Hisdesat se constituye como “el primer proveedor comercial del mundo” en proporcionar servicios por satélite de banda X y banda Ka para aplicaciones gubernamentales.

 
arriba