El I Congreso Nacional de la Lectura solicita que el libro sea “una cuestión de Estado”
Un 84,1% de los niños de entre 6 y 12 años leen diariamente
media hora
libros ajenos a sus asignaturas escolares
Cáceres acogió, los pasados días 5, 6 y 7 de abril, la celebración del I Congreso Nacional de la Lectura, cuya ceremonia de clausura fue presidida por los Príncipes de Asturias, a quienes acompañó el presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, y cuyas conclusiones serán recogidas en “La declaración de Cáceres sobre la lectura en el siglo XXI”, que será hecha pública en breve. En las mismas fechas tuvo lugar en Madrid la celebración de la Conferencia Europea sobre la Lectura.
Los Príncipes de Asturias presidieron la clausura del
I Congreso Nacional sobre la Lectura celebrado en Cáceres. (Foto: EFE)

Madrid.
Los días 5, 6 y 7 de abril se celebró, en Cáceres, el Primer Congreso Nacional de la Lectura, con el objetivo central de ofrecer, en los inicios del siglo XXI, una visión completa y complementaria del fenómeno de la lectura.
El Congreso, organizado por el Ministerio de Cultura y la Junta de Extremadura, con el asesoramiento y la ayuda de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez y la colaboración de la Diputación Provincial de Cáceres, a quien pertenece el Complejo Cultural San Francisco, sede de las reuniones, tenía por objeto reunir a todos los sectores vinculados con la lectura y cruzar sus propuestas, ya que hasta el momento todos los encuentros y congresos sobre lectura han tenido un carácter sectorial: atendían al libro, a la biblioteca escolar, a la lectura en la era digital... pero en España no se ha celebrado ningún congreso que reúna todas estas visiones de la lectura. Además, este congreso proponía “la superación de los conceptos retóricos de la lectura, demasiado frecuentes, para abordar una definición –en todos sus sentidos- capaz de enfrentarse a los retos de las sociedades contemporáneas.
El Congreso, abierto a todos los interesados en el tema, y de modo especial a los profesores, bibliotecarios, expertos en lectura y en gestión cultural, ofrecía también una importante vertiente de interés para los alumnos y alumnas universitarios (se reconocían dos créditos de libre elección por la asistencia al Congreso), que serán los futuros profesionales y protagonistas de la sociedad y la lectura del futuro, y ha contado con la presencia de diferentes medios de comunicación nacionales, por cuanto su tarea está vinculada con la imagen de la lectura y con la transmisión global de la cultura.

Conclusiones

El consejero de Cultura de la Junta de Extremadura, Francisco Muñoz, dio a conocer algunas de las conclusiones del congreso, que formarán parte de lo que será la "Declaración de Cáceres sobre la Lectura en el Siglo XXI". Entre ellas destacó quela lectura es una actividad creativa y de desarrollo personal”, que “el ámbito natural de la lectura en los primeros años de la infancia está en la escuela”, que “los libreros y editores deben ser atendidos como bienes del patrimonio cultural y también deben saber el papel que juegan”, que “nunca se podrá agradecer bastante la labor de los medios de comunicación”, y que “hay que abrir el espacio a otros tipos de lectura como la digital”.
Por otra parte, Manuel Pérez Castell, alcalde de Albacete y presidente de la Comisión de Cultura de la Federación de Municipios, afirmó que leer es "una cuestión de Estado y no un capricho", que en las escuelas debe haber profesionales especializados en esta materia y que cada barrio o parroquia debe contar con salas de lectura abiertas 24 horas.
El director general del Libro, Rogelio Blanco señaló que la media de población lectora en estos momentos es de un 57,4% (el 58,8% son mujeres) y que se espera que el índice de lectores alcance a finales de año el 58%. Los datos también ponen de manifiesto, dijo, que un 84,1% de los niños de entre 6 y 12 años leen diariamente media hora libros ajenos a sus asignaturas escolares. España, indicó Blanco, es una potencia editorial con una producción anual de más de 80.000 libros.
El filósofo y escritor Fernando Savater manifestó en su intervención que "lo más bonito, lo más único de la lectura es la extraña intimidad que se crea entre el escritor y el lector". Para Savater, que dijo que el verdadero lector es un lector "idiosincrásico" que busca con cada nuevo libro que le desmienta los anteriores, no es cierto "que se lea menos que en otras épocas, lo que pasa es que cada vez hay menos lectores exploradores". Ahora, indicó, "lo que se hace es leer lo del día a día, libros de 500 y 600 páginas, que tienen su mérito pero que no salen de ahí", dijo en relación a los 'best-seller'. En el congreso, en el que se ha intentado ofrecer fórmulas para aumentar el número de lectores, Savater señaló que se debe seducir a la sociedad hacia la lectura pero "es absurdo imponer", y añadió que una vez que "uno conoce el encanto de la lectura es imposible prescindir de él".

Lectura interiorizada

El director de la Real Academia Española, Víctor García de la Concha pronunció la conferencia de clausura del Congreso, en un acto que estuvo presidido por los Príncipes de Asturias y que contó con la presencia del presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, y de numerosas autoridades locales.
Durante su ponencia, García de la Concha realizó una apasionada defensa de la "lectura interiorizada", al invitar a los asistentes al Congreso Nacional de la Lectura a recorrer su particular “Galería de lectores”, habitada por escritores de todas las épocas, los mejores maestros. En esa "galería ideal" de lectores que mostró García de la Concha caben muchos escritores, desde Platón, San Agustín, el Arcipreste de Hita y Santa Teresa a Goethe, Salinas, Borges y Whitman, pasando por Shakespeare, Cervantes, Fray Luis de León y Kafka, entre otros. Esa lectura interiorizada de la que hoy habló el director de la RAE sólo la consiguen quienes, como dice Platón, se enfrentan al libro "desde dentro”.
El presidente de la Federación de Gremios de Editores de España, Emiliano Martínez, destacó en su ponencia la necesidad de incrementar la "visibilidad" de la oferta editorial española adaptándola a la sociedad actual, cuyos símbolos son “el mando a distancia y Googleporque permiten al usuario elegir entre una gran cantidad de opciones. Martínez indicó que en la actualidad el catálogo de las editoriales españolas supera los 300.000 títulos vivos, de modo que es preciso que sus responsables entiendan "los cambios que se están produciendo en la denominada sociedad de la información, caracterizada por la elaboración de mucha información que se difunde por más vías y medios que nunca".
El representante del gremio editorial anunció la creación "en el próximo otoño de un servicio en Internet ( www.libro-es.com ) que ofrecerá la información comercial de los libros disponibles". Esta nueva herramienta, "llamada a ser esencial en la difusión del libro, se dirige lógicamente a los profesionales de la cadena del libro y a todas las entidades que tienen que ver con él: bibliotecarios, medios culturales y, por supuesto, lectores" y se une a la ya existente desde 2002, el Servicio de Orientación a la Lectura (www.sol-e.com), que ofrece más de 6.350 libros comentados en el campo de las lecturas infantiles y juveniles. Respecto a la lectura, Emiliano Martínez afirmó que “hoy en día, sin duda, hay más gentes que leen que los que leían en ninguna otra época”.

Nuevas lecturas, nuevos lectores

El filósofo Francisco Jarauta destacó el amplio universo que se abre ante la “Galaxia Internet”, a la que denominó “Babel”, el lugar donde se hablaban todas las lenguas, y señaló que “para vivir en él hay que ser muy buenos navegantes”. Para este catedrático de Filosofía de la Universidad de Murcia, “desde la Galaxia Gutemberg hasta la Galaxia Internet lo único que ha cambiado ha sido la forma de acceder a la información”. “Nadie podía imaginar en la década de los 70 del pasado siglo que treinta y tantos años después, la gente iría por la calle con un teléfono móvil propio, con un ordenador portátil o que existiría Google, el archivo más grande del mundo, más grande que el del Pentágono”, subrayó Jarauta, quien agregó que esta información, accesible a todos por igual, hace que cada vez haya una mayor globalización y menos diferencias y, por tanto, que “cada vez se parecen más un niño español y uno de Shangai, porque ambos juegan al mismo juego en la misma Play Station y escuchan la misma música”.
También intervino en el debate el filósofo y experto en cibernética Javier Echevarría, quien señaló que “hay que fomentar la lectura porque ayuda al desarrollo de la imaginación, de las emociones y de la razón”. En su opinión, a pesar de la implantación cada vez mayor de las nuevas tecnologías, “no va a desaparecer el libro ni el placer de leer en privado”.
Para el catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad Carlos III, Antonio Rodríguez de las Heras, por su parte, la sociedad actual está“sobreinformada”, con lo que el nuevo lector exigirá la “dosificación del texto”, lo que, según resaltó, sí se puede hacer en Internet, pero no en un libro. Según Rodríguez de las Heras, “el encuentro de los lectores con las tecnologías de la información va a dar una edad de esplendor de la lectura y de la escritura”.

Lectura y medios de comunicación

El director del Instituto Cervantes, César Antonio Molina, dijo que “la lectura saboreada, la que requiere tiempo y silencio, es un vicio inaceptable en el mundo utilitarista de hoy”, pese a ser una actividad “que crea ciudadanos críticos y libres” y que supone “el más audaz descubrimiento de uno mismo”. Periodista y escritor, Molina ha sido también profesor durante muchos años y habló de “la batalla campal” que tenía que emprender cada principio de curso para conseguir que sus alumnos leyeran los libros recomendados. El rechazo a leerlos se debía no tanto “a la materia o al tiempo para llevarla a cabo, como a "causas más sutiles y complejas: el silencio y la soledad. ¿Y cómo encontrar silencio en una época en la que los medios audiovisuales lo invaden todo? Antes de lanzar a los jóvenes "a la lectura sin más, habría que "enseñarles a respirar, a aspirar el silencio, a abstenerse de las imágenes perversas. Y luego leer, leer”, resaltó el director del Cervantes
Molina se preguntó también si Internet y las nuevas tecnologías “cambiarán de forma radical la experiencia del lector, como sucedió con la imprenta”. Es pronto para saberlo, pero, en su opinión, las industrias culturales españolas se encuentran preparadas para afrontar esos retos.
Tras César Antonio Molina, Santiago Castelo, subdirector del diario ABC y director de la Real Academia de Extremadura de las Artes y las Letras, actuó como moderador de un debate en el que diferentes periodistas hablaron de la importancia de fomentar la lectura desde los medios de comunicación. Así, dieron su visión Sergio Vila-San Juan, crítico literario de "La Vanguardia" y novelista; Javier Rioyo, periodista, escritor, guionista de cine y director del programa de libros "Estravagario" en TVE 2; Blanca Berasategui, directora del suplemento "El Cultural" de "El Mundo", y Victoria Fernández, directora de la revista "Cuadernos de literatura infantil y juvenil, CLIJ".

Lectura y creación

El I Congreso Nacional de la Lectura comenzó con una sesión dedicada a "La Lectura y la Creación", en la que participaron destacados narradores, como la escritora brasileña Nélida Piñón, Alberto Manguel, Ángeles Caso, Luis Mateo Díez, Luis Landero y Gustavo Martín Garzo. Los escritores preguntaron, entre otros asuntos, qué acciones se pueden desarrollar para fomentar la lectura entre los más jóvenes.
Sin embargo, el último Barómetro de hábitos de lectura y compra de libros advierte que el porcentaje de niños de entre 6 y 14 años que leen libros (sin tener en cuenta los libros de texto) supera el 84%, mientras que la media de lectores mayores de 14 años se sitúa en el 57,2%. El porcentaje de niños lectores ha aumentado en los últimos años desde el 73,4% en 2003 hasta el 84,% en el año 2005, siendo el grupo de edad que más ha crecido en los últimos 24 meses.
De acuerdo con los datos del Barómetro de hábitos de lectura y compra de libros, en el 72,3% de los hogares con hijos menores de 6 años se leen libros a estos niños, con una dedicación media de 2,4 horas a la semana (aproximadamente 20 minutos al día).
El novelista y académico Luis Mateo Díez hizo en su intervención una encendida defensa de la lectura, “un elemento crucial en el destino del ser humano”, y criticó a quienes “bajan el listón”, “rebajan la imaginación” y procuran dar a los más jóvenes libros fáciles de leer, “lecturas complacientes y diluidas”. El autor apuntó quela adolescencia es un terreno abonado para meter droga dura en lo que a la lectura se refiere”. “Escuché el Quijote antes de leerlo”, dijo el escritor, quien no comprende por qué en la actualidad “no se les lee a los chavales tres horas cada día”.
El escritor leonés Luis Landero expresó su convencimiento de que “los buenos lectores mejoran los libros. El Quijote es un libro mejor que cuando lo escribió Cervantes porque millones de lectores lo han enriquecido”.
La lectura, en opinión de Landero, “es algo más que entretenimiento”, y afirmó que “la literatura se está vaciando de contenidos; vivimos en una sociedad infantilizada. Los relatos son fundamentales para formar la imaginación de un niño”, y por eso espera que los políticos “entiendan que la lectura es la clave en el desarrollo de la creatividad”.

Lectura y educación

En la conferencia sobre "Lectura y Educación" se estableció como tesis que la lectura es la herramienta básica de la educación y la puerta para entrar en la cultura. El filósofo José Antonio Marina dijo que “el sistema educativo actual que hay en España disuade de la lectura”, y señaló la necesidad de crear en los colegios e institutos la figura del “bibliotecario escolar”, que debe ser un profesional especializado en los métodos de animación a la lectura. Este profesional sería el encargado de seleccionar los textos más adecuados para alumnos y profesores; de animar a las familias a leer y de fomentar los círculos de lectura, que tan buenos resultados están dando, señaló.
Según Marina, en la Educación Secundaria se da el error de fusionar en una misma asignatura el estudio de la lengua y el estudio del arte literal cuando son dos cosas que no tienen nada que ver. En su opinión, “el fomento de la lectura debe ser una asignatura única, por el esfuerzo que requiere, y en ella se deben tener en cuenta los gustos e intereses literarios de niños y jóvenes”.
Marina afirmó queleer es un placer pero un placer difícil, porque leer requiere una tarea neuronal sofisticada y compleja”, por lo que, a su juicio, hay que ayudar a los niños a pasar de la comprensión de la expresión oral a la escrita, “que no es lo mismo”. Marina resaltó asimismo que “tal es la importancia de la lectura que todas las dictaduras la han censurado debido a que es la mejor arma contra el fascismo”.
El secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana, dijo que en 2006 se han destinado 68 millones de euros para la mejora de las bibliotecas escolares en centros de Educación Primaria, de los cuales la mitad los aporta el Ministerio de Educación y la otra mitad las Comunidades Autónomas. Esta cantidad, que se suma a los 50 millones de euros que en 2005 aportaron el Estado y los gobiernos autonómicos para mejorar las bibliotecas escolares de los centros de educación secundaria, permitirá cumplir las previsiones contenidas en la nueva Ley Orgánica de Educación. “Esta ley sienta las bases para incentivar la lectura y prevé el incremento de bibliotecas escolares”, señaló el secretario de Estado, quien también destacó la importancia de “fomentar el desarrollo y la formación de los bibliotecarios, si se quiere conseguir que aumenten los índices de comprensión lectora entre los escolares españoles”.

Conferencia Europea sobre la Lectura

Por otra parte, la ministra de Cultura, Carmen Calvo, presentó el día 7 de abril las conclusiones de la Conferencia Europea sobre la Lectura que, bajo el título “Reimaginando la lectura”, se celebró los días 6 y 7 de abril en la Casa de América de Madrid. En esta reunión, expertos en el mundo de la lectura de toda Europa han debatido sobre las políticas de fomento de la lectura en la Unión Europea y los pasos a dar para que éstas sean más eficaces.
Los expertos europeos que han participado en este congreso, procedentes de una decena de países, apuntaron entre sus consideraciones y acuerdos lo siguiente, según señaló la ministra:
* Que la importancia de la lectura es fundamental para el futuro de una Europa democrática, social y competitiva, en el marco de los objetivos de la Agenda de Lisboa.
* Que la promoción de la lectura debe concebirse como una política transversal, para alcanzar los objetivos de otras políticas europeas.
* Que el sistema educativo es importante como ámbito para la promoción de la lectura en las edades más tempranas, como impulsor de la creatividad, y que la promoción de la lectura debería servirse de las bibliotecas escolares y de las nuevas tecnologías.
* Que es necesario reforzar la cooperación entre agentes públicos y privados, y es importante crear redes para involucrar a toda la sociedad en la promoción de la lectura.
* Que es necesario recopilar información tanto cualitativa como cuantitativa sobre los hábitos de ocio culturales y de lectura a nivel europeo.
Por todo ello, solicitan a las Instituciones de la Unión Europea que “se diseñe y ejecute una estrategia europea global para fomentar la lectura en el siglo XXI, como forma de promover la democracia, el desarrollo social y la competitividad”. Así como la realización de un estudio completo y continuado en el tiempo sobre los hábitos de la lectura en la Unión Europea, tanto desde el punto de vista cualitativo como cuantitativo, y el diseño de instrumentos para apoyar los proyectos encaminados a promover el libro y la lectura en todos los medios, incluido Internet, con especial atención a la calidad de los contenidos.
La Conferencia Europea sobre la Promoción de la Lectura tuvo lugar en el marco del Acuerdo de Cooperación en el ámbito del libro y la lectura, aprobado el año pasado por al Unión Europea dentro del programa Cultura 2000 y cofinanciado por la misma. En este acuerdo de cooperación participan el Centro Nacional del Libro de Grecia , que dirige el proyecto, el Ministerio de Cultura de España, la Federación Europea de Editores, la Federación Europea de Libreros, la Asociación Italiana de Editores, la Asociación Rumana de Editores, y el Congreso Europeo de Escritores.
El objetivo de la Conferencia Europea sobre el Libro y la Lectura es hacer una aportación práctica a los diferentes enfoques que se están aplicando en las políticas de fomento de la lectura, y llegar a unas conclusiones que se elevarán las instituciones de la Unión Europea. La edición de este año se ha centrado en la lectura y en la misma se han abordado cuestiones clave sobre el hábito lector, actitudes sociales hacia la lectura y las acciones públicas y privadas de fomento de la lectura en la Unión Europea.

 

arriba