Seminario de la Comisión para la renovación de las metodologías educativas en la Universidad

Los trabajos del encuentro se centraron en el análisis comparado del proceso de cambio en Europa en este ámbito de la enseñanza superior

El secretario de Estado de Universidades e Investigación, Salvador Ordóñez, presidió, el pasado día 2 de marzo la inauguración del seminario “Análisis comparado en Europa del proceso de cambio de las Metodologías Educativas en las Universidades”, organizado por el Ministerio de Educación y Ciencia y la Cátedra UNESCO de Gestión y Política Universitaria de la Universidad Politécnica de Madrid.
Salvador Ordóñez, secretario de Estado de Universidades e Investigación, durante su intervención en el Seminario. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
El seminario “Análisis comparado en Europa del proceso de cambio de las Metodologías Educativas en las Universidades” se enmarca en los trabajos que está desarrollando la Comisión para la renovación de las metodologías educativas creada en el Consejo de Coordinación Universitaria.
En el acto de inauguración participaron, además del secretario de Estado de Universidades e Investigación, Salvador Ordóñez, la secretaria general del Consejo de Coordinación Universitaria, María Antonia García Benau, y Francisco Michavila, Director de la Cátedra UNESCO de Gestión y Política Universitaria de la Universidad Politécnica de Madrid.
La Declaración de Bolonia ha supuesto el inicio de una reflexión sobre el papel de la Universidad europea en el desarrollo de la sociedad del conocimiento y del bienestar. Las posteriores declaraciones han ido configurando los cambios que deben abordarse con el horizonte del 2010.
La armonización de las metodologías educativas es uno de los elementos más importantes del proceso de construcción del Espacio Europeo de Educación Superior que requiere un impulso conjunto de las universidades, de las administraciones educativas, de los estudiantes y de los profesores comprometidos con la mejora continua de la docencia universitaria.
La Secretaria de Estado de Universidades e Investigación y el Consejo de Coordinación Universitaria, propusieron la constitución de una Comisión para estudiar la situación de las metodologías docentes universitarias y proponer medidas para su renovación. Esta Comisión estudia los cambios necesarios en las metodologías educativas de nuestras universidades para armonizarlas con las del resto de países implicados en la construcción del Espacio Europeo de Educación Superior, y sus trabajos abordan, entre otros aspectos, el diagnóstico de la situación actual, la comparación con las previsiones y desarrollos similares en otros sistemas europeos, el establecimiento de objetivos, estrategias, posibles calendarios y la cuantificación de los recursos necesarios para alcanzar la renovación deseable.

Primer Seminario

Con el propósito de analizar el primero de los aspectos, el momento actual de los procesos de enseñanza y aprendizaje de las universidades españolas, la Comisión, en colaboración con la Cátedra UNESCO de Gestión y Política Universitaria de la Universidad Politécnica de Madrid, organizó un Seminario el pasado 3 de noviembre del 2005, bajo el título “El estado actual de las Metodologías Educativas de las Universidades”, cuyos objetivos eran la reflexión y el debate sobre las fortalezas y debilidades de las metodologías docentes más extendidas en las universidades españolas y, sobre la base de ello, la elaboración de propuestas de mejora realistas.
Continuando con el proceso citado y según la programación prevista, se organiza este segundo Seminario, cuyo objetivo, según precisó Francisco Michavila. “es la comparación de las diferentes metodologías educativas, las diversas formas de aprender y enseñar en los diferentes sistemas universitarios que configuran el Espacio Europeo de Enseñanza Superior; la comparación prevista no persigue una simple comparación con los sistemas universitarios más próximos, sino la visión global de varios países de reconocido prestigio, su avance en la materia y el conocimiento de buenas prácticas y las conclusiones obtenidas de las experiencias realizadas con éxito”.
Este segundo Seminario, que tuvo lugar en la Fundación Gómez Pardo con una duración de un día, su propósito giró, según Michavila, “en torno a la reflexión y el debate sobre el proceso de cambio en las metodologías educativas europeas. Se pretende analizar los procesos, dificultades, experiencias y resultados de las diferentes formas de enseñanza/ aprendizaje en las universidades y, como resultado, propiciar un cambio en las metodologías y en los procesos didácticos de los profesores universitarios, y  forma parte del programa de trabajo de la Comisión para la Renovación de las Metodologías Educativas en la Universidad, que en noviembre pasado reunió en un Seminario a representantes de 65 universidades españolas y 6 gobiernos de Comunidades Autónomas para reflexionar sobre “El estado actual de las metodologías educativas de las universidades españolas”, pero en esta ocasión desde una perspectiva comparada en el marco europeo. Para ello, este Seminario ha contado con la participación de ponentes de Francia, Alemania, Países Bajos y Reino Unido, quienes presentaron las experiencias sobre las buenas prácticas docentes en sus respectivos países, factibles de ser incorporadas en el sistema universitario español, con asistencia de representantes de 69 universidades, entre rectores, vicerrectores y estudiantes -Erasmus y representantes de Consejos-, así como de Consejerías de Educación de 10 Comunidades Autónomas”. 

Comparaciones metodológicas

En el ámbito de los trabajos del Seminario se pretendía analizar los procesos, dificultades, experiencias y resultados de las diferentes formas de enseñanza-aprendizaje en las universidades y, como resultado, propiciar un cambio en las metodologías y en los procesos didácticos de los profesores universitarios. Para ello se llevó a cabo una comparación de las diferentes metodologías educativas en algunos sistemas universitarios que configuran el Espacio Europeo de Enseñanza Superior. Este análisis previsto no perseguía una simple comparación con los sistemas universitarios más próximos, sino la visión global de varios países de reconocido prestigio, su avance en la materia y el conocimiento de buenas prácticas.
Para facilitar esta comparación, el Seminario se estructuró en dos sesiones. En la primera, expertos internacionales de cuatro países europeos (Francia, Alemania, Países Bajos y Reino Unido), con experiencia en el “cambio” hacia el Espacio Europeo de Educación Superior, enmarcaron la temática, tratando aspectos como la propia experiencia, dificultades y éxitos en sus diferentes metodologías educativas, con el objetivo de comparar y orientar el proceso de convergencia. En la segunda sesión los participantes debatieron sobre los cambios y las experiencias universitarias desde la óptica de las diferentes áreas de estudio existentes en la universidad. Esta sesión se llevó a cabo mediante cinco grupos de trabajo en paralelo, uno por cada rama de enseñanza, que debatieron de forma simultánea y fueron moderados por expertos siguiendo una metodología basada en la participación activa de todos los asistentes.

Conclusiones

El Seminario concluyó con la presentación de las conclusiones propias de cada grupo de trabajo, elaboradas por los relatores de los mismos y que a continuación se detallan.
Los cinco grupos de trabajo (Humanidades, Ciencias Exactas y Experimentales, Ciencias Sociales y Jurídicas, Ciencias de la Salud y Enseñanzas Técnicas) trataron de dar respuesta a las siguientes cuestiones:
* Identificar las diferencias que existen en la normativa (marco legislativo, institucional) entre universidades españolas y europeas.
* Identificar las diferencias que existen en la estructura universitaria (de apoyo a la docencia, PDI, PAS, alumnado…) entre universidades españolas y europeas.
* Identificar las diferencias que existen en lo que respecta a las buenas prácticas metodológicas entre universidades españolas y europeas.
* Identificar las diferencias que existen en la repercusión práctica del profesorado del esfuerzo innovador (reconocimiento, medición del cambio,…) entre universidades españolas y europeas.
Respecto a la primera cuestión, las diferencias que existen en el marco legislativo o normativa entre las universidades españolas y europeas, las conclusiones se resumen en las siguientes:
- Se evidencia que el marco legislativo español es más rígido que el europeo, observándose que se está haciendo un importante esfuerzo por eliminar la rigidez y aumentar la flexibilidad.
- Se percibe como necesario por los asistentes la articulación del sistema legislativo español -sistema normativo combinado- (nacional, autonómico y universitario) como herramienta para la mejora de la calidad docente.
- Los aspectos relativos a la formación del profesorado no se recogen en la normativa nacional. En Alemania, por ejemplo, si aparece reflejada y definida la carrera profesional docente en su marco legislativo a través de la existencia de un itinerario curricular definido, recogiéndose experiencias en la formación de los profesores noveles y permanentes.
- En el modelo universitario español, se percibe que la atención a los aspectos docentes no está tan desarrollada como en países del entorno europeo.
- La importancia de las metodologías docentes es todavía más importante en aquellos países, como España, donde los títulos otorgan atribuciones profesionales, sobre todo en las enseñanzas técnicas.
- A pesar de lo citado, algunas titulaciones, como las pertenecientes al área de Ciencias de la Salud, sí tienen definidas directrices europeas o recomendaciones básicas.

Estructura universitaria

Respecto a la segunda pregunta, las diferencias que existen en la estructura universitaria (de apoyo a la docencia, PDI, PAS, alumnado…) entre las universidades españolas y europeas, las conclusiones se pueden resumir en las siguientes:
- Se detectan similitudes en estructuras de apoyo a la docencia (por ejemplo, el Servicio de Orientación Universitaria creado con tales funciones en algunas instituciones universitarias españolas) entre las Universidades Europeas y del territorio español, pero se percibe una falta de apoyo institucional (sobre todo en Ciencias Sociales y Jurídicas) que demanda un mayor reconocimiento. Se concluye también, que la estructura de apoyo debe estar más ligada con las grandes áreas o ámbitos científicos.
- Las mejoras en la aplicación de nuevas metodologías docentes se realizan, en gran medida, de forma voluntariosa por parte de los profesores universitarios, con escasos apoyos institucionales.
- En España se percibe (en especial por los asistentes que participaron en el grupo de trabajo de Enseñanzas Técnicas que hay una débil integración de los distintos colectivos (PDI, PAS, estudiantes). Por tanto, se debería potenciar su integración hacia el objetivo común de la mejora de la calidad docente.
- Se debería integrar al PAS con mayor frecuencia en el apoyo a la docencia (con mayor formación, por ejemplo, en idiomas y TICs). Se percibe por los asistentes que deberían aprovecharse más las potencialidades que este personal universitario posee.
- Los participantes del grupo de trabajo de Ciencias de la Salud manifestaron la existencia de estructuras de apoyo eficaces en su área, vinculadas al diseño de talleres de habilidades clínicas/profesionales. No obstante, apuntaron que se debería aumentar el número de estos laboratorios de habilidades.
- La estructura tutorial personalizada está más desarrollada en el resto de Europa que en nuestras Universidades, siendo este método docente muy importante en la enseñanza centrada en el alumno.
- En Europa, en el área de Ciencias de la Salud se encuentran mejor integradas las estructuras docentes asistenciales (hospitales, centros de salud, laboratorios, facultad) que en España.
- En opinión de los estudiantes, algunas de las estructuras de representación existentes podrían apoyar el proceso de renovación de las metodologías docentes. Los estudiantes Erasmus son también un potencial para este objetivo. La implicación y voluntad del estudiante universitario juega un importante papel en el proceso de renovación metodológica (por ser el centro de dicho proceso). Este aspecto no debe descuidarse.
- En Europa, los convenios con las empresas son un instrumento de referencia para vincular la formación al aprendizaje profesional. En España, se debería potenciar más para las prácticas docentes.

Prácticas metodológicas

Respecto a la tercera pregunta, las diferencias que existen en lo que respecta las buenas prácticas metodológicas entre las universidades españolas y europeas, se detectaron más diferencias entre los distintos grupos de trabajo correspondientes a las grandes áreas de conocimiento. Las conclusiones obtenidas fueron las siguientes:
- Tanto en las Universidades españolas como en las europeas no existe una definición precisa de lo que son las “buenas prácticas”.
- En Ciencias de la Salud, particularmente en Medicina, se identifican los foros europeos como una forma de poner en común los aspectos docentes de la titulación.
- En Humanidades, se percibe que en las universidades europeas la metodología ya está más enfocada en el aprendizaje centrado en el alumno, en competencias y en la planificación tutorial, mientras que, en España, el peso de la docencia se encuentra, todavía, en la clase magistral y en el aprendizaje centrado en los contenidos, con un mayor desarrollo memorístico.
- Se detecta también que el cambio en las metodologías centradas en el alumno ha de ser gradual y no se debe abandonar la clase magistral, que bien administrada, cumple su papel en cuanto a desarrollar una información común a todos los estudiantes de un curso.
- En Europa, aunque las enseñanzas se centran en el alumno más que en el profesor, no se puede afirmar que exista una homogeneidad en los distintos países ni en las titulaciones.
- No existe en España ni en Europa, un proceso de seguimiento que permita identificar, compartir y reconocer las buenas prácticas.
- En Europa, se evidencian la existencia de prácticas externas como parte del currículo académico y se estimula y se facilita el aprendizaje de un idioma extranjero, siendo éste muy importante. La movilidad de los estudiantes entre universidades, es un aspecto muy valorado en Alemania, por ejemplo.

Profesorado

Finalmente, en relación a la cuarta y última pregunta, las diferencias que existen en la repercusión práctica del profesorado del esfuerzo innovador (reconocimiento, medición del cambio…) entre las universidades españolas y europeas, las conclusiones obtenidas fueron las siguientes:
- No se perciben diferencias evidentes en las universidades españolas y europeas y se observa la inexistencia de incentivos claros a la labor docente (salvo en algunos casos mediante complementos autonómicos)
- Se percibe la necesidad de aumentar el reconocimiento de las labores de gestión que realiza el profesorado, que ha de coordinar el proceso de renovación.
- En el EEES debe contemplarse el reconocimiento del esfuerzo innovador. Se trata de una asignatura pendiente en todos los países del entorno. De hecho, se puso de manifiesto por los asistentes que el esfuerzo docente no tiene más repercusión que la satisfacción personal por el trabajo bien hecho.
- La valoración de cada institución no depende directamente de la labor de innovación docente.
- Los participantes manifestaron la necesidad de armonizar el mantenimiento de los logros en investigación con la incentivación de la labor docente.
Las conclusiones de este Seminario se incorporarán al Informe final que tiene previsto redactar la Comisión. Se pretende que este texto sirva de orientación a las reformas educativas necesarias para que el Espacio Europeo de Enseñanza Superior sea una referencia de calidad al final de la próxima década. Este documento será difundido por la Comisión entre las administraciones educativas y universidades, con el objetivo de impulsar el cambio en los procesos de enseñanza-aprendizaje.
Los interesados pueden recabar información adicional sobre este seminario y sobre las actividades de la Cátedra UNESCO de Gestión y Política Universitaria de la UPM en la dirección web: www.gampi.upm.es .

 

arriba