Entregados los Premios El Barco
de Vapor y Gran Angular
Han correspondido a Ricardo Gómez, por "Ojo de nube", y David Lozano, por "Donde surgen las sombras", respectivamente

Madrid.
La Fundación SM ha celebrado el fallo y entrega de los premios de Literatura Infantil El Barco de Vapor, Juvenil Gran Angular y el Premio Internacional de Ilustración, en un acto presidido por los Príncipes de Asturias, Don Felipe y Doña Leticia, en la Real Casa de Correos, sede de la Comunidad de Madrid.

El premio de Literatura Infantil El Barco de Vapor ha recaído en el escritor Ricardo Gómez, por su obra Ojo de nube, elegida entre las 486 que optaban al galardón, por ser, según el jurado “un canto a la naturaleza y a la superación personal, escrito con un lenguaje muy cuidado y estilo claro, que nos trasmite el legado vivo de un mundo que ya no existe”. En opinión de su autor, “la intención al escribir este libro ha sido rememorar lecturas de juventud, sobre todo El último mohicano. Es una novela de choque de civilizaciones, del encuentro entre las tribus del norte de lo que ahora es Estados Unidos con la llegada de un hombre blanco que trata de poner la naturaleza a su servicio”. Para Gómez, Ojo de nube “está narrado como se supone que estaban contadas las historias antiguas”.
Por su parte, el premio de Literatura Juvenil Gran Angular, al que se presentaron 199 originales, ha correspondido para David Lozano Garbala por su novela Donde surgen las sombras. De esta obra el jurado ha destacado “su trama de misterio y terror que atrapa con fuerza, jugando con las claves del género de suspense, y por su decidida defensa de la amistad”. Con Donde surgen las sombras, ambientada en el subsuelo de Zaragoza, Lozano, profesor de Secundaria, quiere “enganchar al lector joven con un ritmo narrativo trepidante y con sensaciones fuertes e intensas que le impidan abandonar la lectura”. Basada en la tradición de la novela negra y de suspense, la obra ganadora tiene también, según su autor, “un enfoque muy audiovisual”.
Asimismo, el Premio Internacional de Ilustración, dotado con 6.000 euros y fallado el 24 de febrero, ha sido para la autora Gabriela Keselman y el ilustrador Pep Montserrat por ¡Él empezó!, que competía con otros 174 originales. Este galardón tendrá una dotación de 12.000 euros en la próxima edición.
El Barco de Vapor y el Gran Angular, dotados con 100.000 euros cada uno, son los más importantes del mundo en su categoría. En España esto los coloca en el quinto lugar absoluto, solo precedidos por los premios Planeta, Fernando Lara y Primavera de Espasa (los tres del Grupo Planeta), y el Alfaguara de novela (del Grupo Santillana).

La importancia de la lectura

Durante su intervención en el acto de entrega de galardones, Don Felipe destacó la transcendencia que tiene la literatura para niños y jóvenes y puso de relieve la importancia de la lectura en el proceso de formación. “Es una pasión y cauce de imaginación que amplía el conocimeinto al mundo de la ciencia y la cultura, entre otros”, dijo el príncipe de Asturias, quién añadió que “los libros y la lectura adquieren así una categoría de tesoro universal”. En su opinión, “estos premios contribuyen a estimular y a mejorar si cabe, la calidad literaria de unas colecciones dirigidas a un público tan sensible, singular y exigente, como es el juvenil”.
El jurado del premio El Barco de Vapor estaba compuesto, entre otros, por el escritor Gustavo Martín Garzo, el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Pedro Núñez Morgades, y la consejera de Cultura de Castilla La Mancha, Blanca Calvo. Por su parte, entre los miembros del jurado del Gran Angular  se encontraban la escritora Espido Freire, el filósofo y escritor José Antonio Marina y la directora de la revista CLIJ y especialista en literatura infantil y juvenil Victoria Fernández.

 

arriba