El MEC ha ejecutado el 99% de su presupuesto para Investigación del año pasado
La ministra de Educación ha visitado el proyecto
de fusión nuclear TJ-II del CINEMAT que desarrolla una fuente de energía limpia e inagotable

Madrid.La Dirección General de Investigación del Ministerio de Educación ha ejecutado el 99% del presupuesto del pasado ejercicio, “una cifra record” que supone “un nivel altísimo”, según ha afirmado la ministra María Jesús San Segundo durante una visita al Laboratorio Nacional de Fusión del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CINEMAT). La ministra ha hecho coincidir esta visita con la reunión de un grupo de expertos de EURATOM, y ha informado sobre el alto grado de ejecución de algunos apartados, como el capítulo 8 dedicado la préstamos de proyectos de investigación, que ha alcanzado los 660 millones de euros frente a los 250 del año anterior, o los cuatro primeros que han superado el 99,5% de lo previsto.
En este laboratorio se desarrolla el proyecto de fusión nuclear TJ-II, en el que se estudia cómo unir átomos de hidrógeno para producir gran cantidad de energía a semejanza del Sol. Dicho procedimiento es el contrario al que se realiza en las actuales centrales nucleares, que se efectúan mediante procesos de fisión o “rotura” de átomos, y se basa en conceptos similares a los que inspiran el proyecto internacional de fusión nuclear ITER. El TE-II es un dispositivo para generar fluidos (llamados plasmas) a temperaturas de decenas de millones de grados, donde los núcleos de los átomos de hidrógeno se fusionan para producir helio y grandes cantidades de energía, lo que sienta las bases para el desarrollo de una fuente energética inagotable.

Sin residuos. Según ha manifestado la ministra, la fusión es la gran esperanza energética ya que es limpia, inagotable y no produce residuos radioactivos, por lo que no conlleva dependencia de recursos exteriores como el petróleo, ni problemas de tratamiento de residuos. En su opinión, instalaciones como el TJ-II demuestran que “merece la pena invertir” en I+D+i y en proyectos como las instalaciones científicas singulares, que “rinden resultados científicos y en el futuro lo harán aún más”. Por ello, la fusión podría convertirse durante las próximas décadas en “fuente crucial de suministro de energía para todo el planeta”.
En efecto, los expertos reconocen que actualmente las centrales nucleares plantean el problema del almacenamiento de residuos radioactivos de alta activación, por lo que es preciso desarrollar nuevas opciones energéticas prestando especial atención a los aspectos de seguridad, de impacto ambiental y de carácter económico. Y la fusión termonuclear controlada es una de las pocas con capacidad potencial de suministro a gran escala para el siglo XXI. Además,  el combustible necesario para ello,  el deuterio, es abundante pues forma parte del agua de mares y océanos.  Aunque todavía hay que superar problemas como el de la complejidad tecnológica de los dispositivos para la fusión, o el de hacer rentables las instalaciones de menores dimensiones que, por ejemplo, el TJ-II


Foto: Rafael Martínez
 

La Comisión Europea pide una “explosión” del gasto español en I+D+i para superar la brecha tecnológica con los países más avanzados

Bruselas. El nuevo director general de Investigación de la Comisión Europea (CE), el español José Manuel Silva, ha afirmado recientemente que nuestro país no traspasará la barrera del 1% del PIB en investigación, desarrollo e innovación sin una auténtica “explosión” de las inversiones en los próximos años, especialmente en el sector privado. España invierte actualmente en I+D+i un 0,9% del PIB, muy lejos del 3% que se han fijado los Veinticinco como meta para 2010. Y según ha manifestado, “hay que crecer más rápido que los competidores, con incrementos de dos dígitos (en China las tasas rondan el 10%), para superar la actual brecha tecnológica que nos separa de los países más avanzados de la UE”.
De todas formas, José Manuel Silva ha afirmado asimismo que, al menos, el gasto por este concepto en España “no muestra síntomas de desaceleración”. Y ha añadido que representa “una gran ventaja” el hecho de que en nuestro país existe “un gran consenso” público y político sobre la necesidad de impulsar la I+D+i, y este concepto “está de moda”, aunque ahora hay que “pasar de la boca al plato”. En este sentido, ha abogado por mejorar la información a los científicos sobre los distintos sistemas de financiación y las posibilidades de colaboración con otros estados miembros.
También ha dicho que “hay que motivar a las administraciones públicas para que tengan a la investigación como una prioridad, tanto desde el punto de vista presupuestario como el legal con, por ejemplo, un especial tratamiento fiscal para este tipo de inversión. Y ha reclamado una mayor participación de la iniciativa privada y de las fundaciones, porque “sin la aportación del sector privado será muy difícil superar esa brecha”. Por último, ha pedido que se impulse la “educación universitaria científica”, y ha destacado que España cuenta con algunos de los mejores institutos de gestión empresarial de la UE, “pero no tiene los mejores centros tecnológicos”.


La nave espacial Nuevos Horizontes inicia un viaje de nueve años hacia Plutón

Madrid. La nave espacial Nuevos Horizontes ha partido desde Cabo Cañaveral con destino a Plutón, el planeta más alejado del Sistema Solar, al que llegará dentro de nueve años tras recorrer los 4.800 millones de kilómetros que le separan de la Tierra. Es la nave más veloz que se haya lanzado nunca, que con una velocidad 100 veces superior a la de un jet llegará a Júpiter en poco más de año y medio. La gravedad de este planeta servirá cono un impulsor que permitirá acortar el viaje a Plutón en cinco años, y durante esa parte del trayecto la nave entrará en hibernación, y la mayoría de sus sistemas dejarán de funcionar para conservar energía.
Plutón es un pequeño bloque de hielo descubierto hace 75 años, y no se parece en absoluto a los cuerpos rocosos que son Mercurio, Venus, La Tierra y Marte, ni a los gigantes gaseosos Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno. Cuando Nuevos Horizontes llegue a su destino alrededor de 2015 estudiará Caronte, la gran luna del noveno planeta, y otros dos satélites descubiertos el año pasado. La misión también permitirá conocer mejor el cinturón de Kuiper, una región casi desconocida más allá de Neptuno en el límite exterior del Sistema Solar. Los científicos creen que en dicha región se encuentran, además de Plutón, miles de cometas y cuerpos congelados que constituyen la tercera zona del Sistema, además de las que constituyen los planetas rocosos y gaseosos.

 
arriba