El MEC presenta el informe “Datos y cifras
del sistema universitario, 2005-2006”

La presencia femenina es mayoritaria en el alumnado y creciente en el profesorado

La ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, ha presentado el informe “Datos y cifras del Sistema Universitario. Curso 2005/2006”, elaborado por el Consejo de Coordinación Universitaria, que ofrece una visión estadística de la situación de la Universidad española . Se trata de la primera edición de este tipo de estudio estadístico, que viene a complementar el informe que cada año hace público el MEC bajo el título “Datos y cifras del curso escolar”.
La ministra María Jesús San Segundo, Salvador Ordóñez y Maria Antonia García Benau durante la presentación del estudio “Datos y cifras del sistema universitario”.
(Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
En la presentación del informe “Datos y cifras del Sistema Universitario. Curso 2005-2006”, la ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, estuvo acompañada por el secretario de Estado de Universidades e Investigación, Salvador Ordóñez, y por María Antonia García Benau, secretaria general del Consejo de Coordinación Universitaria, organismo que ha elaborado el estudio.
En el presente curso académico, 2005-06, el número total de alumnos que realizan estudios en la Universidad española es de 1.442.081, lo que supone un descenso porcentual del 1,4% respecto al  curso anterior, dato que confirma el descenso de matrícula que se viene experimentando en las universidades españolas en los últimos años, con reducciones anuales en torno al 1,5%. Esta disminución en el número de matrículas universitarias se debe al descenso poblacional que se ha producido en los tramos de edades que actualmente se están incorporando a la Universidad, jóvenes nacidos a mediados de los años 80.

Evolución del alumnado matriculado por sexo
Distribución del alumnado por sexo

Sin embargo, mientras que las universidades públicas tienen una tendencia continuada a perder alumnos (agravada por el paso al sector privado de centros que antes estaban adscritos al sector público), las universidades privadas y de la Iglesia experimentan una tendencia creciente en el número de matriculados, debido fundamentalmente al crecimiento que se ha producido en su número (16 universidades privadas nuevas en los 10 últimos años).

Áreas de titulaciones y tercer ciclo

Según el informe, que en datos referidos al presente curso maneja previsiones y estimaciones, se prevé que prácticamente en todas las ramas se deje sentir el descenso de matrícula, con la única excepción de Ciencias de la Salud, en la que se espera que el número total de alumnos matriculados crezca en el curso 2005-06 un 0,5% respecto al curso anterior. Las reducciones más acusadas en el número de alumnos se producirían en Ciencias Experimentales (-3,4%) y en las Enseñanzas Técnicas (-3%). La matrícula de nuevo ingreso está también sufriendo descensos continuados en los últimos años: en el curso 2004-05 se redujo un 3,7% respecto al curso anterior, siendo las ramas antes señaladas las más afectadas: Ciencias Experimentales un –11,3% y las Enseñanzas Técnicas un –6,8% (datos conjuntos de ciclo corto y ciclo largo).
La Comunidad Autónoma que ha experimentado un crecimiento porcentual mayor del número de matriculados en primer y segundo ciclo en los últimos 10 años ha sido La Rioja. Se trata de una universidad pequeña de reciente creación (año 1992) que está todavía en proceso de expansión, seguida de Murcia, Comunidad en la que, en este periodo, se han creado dos universidades nuevas: la Católica de San Antonio, en 1996, y la Politécnica de Cartagena, en 1999. Entre las Comunidades Autónomas que pierden más alumnos se encuentran Navarra, Asturias y Cantabria; las dos últimas sólo cuentan con una universidad pública, mientras que Navarra, que tiene una pública y una privada, experimentan ambas un descenso de matrícula.
El número de alumnos graduados de primer y segundo en el curso 2004-05 era de 196.623, de los que un 42,2%  eran de enseñanzas de ciclo corto y un 57,8% de ciclo largo.
Los alumnos matriculados en tercer ciclo han experimentado en los diez últimos años una tendencia creciente. Se espera que en el curso 2005-06 se matriculen 76.820 alumnos, lo que supone un 5,6% más que en el curso anterior. De ellos el 95% lo harán en universidades públicas y el 5% en universidades privadas o de la Iglesia.
El número de graduados de tercer ciclo casi se ha duplicado en diez años, pasando de 11.365 en el curso 1994-95 a 21.022 en el 2003-04. El 97% se gradúa en universidades públicas y el 3% en privadas y de la Iglesia.

Pruebas de acceso

El número de alumnos matriculados y aprobados en las pruebas de acceso a la Universidad es descendente. En los diez últimos años ha sufrido una reducción del 31%. En el año 2004 se matricularon en las pruebas de acceso 226.743, lo que supone una reducción del 6% respecto al año anterior. Sin embargo, el porcentaje de aprobados sobre matriculados tiene una trayectoria creciente, de manera que en el año 2004 aprobaron el 79,98% de los alumnos matriculados en estas pruebas, y pese a eso, dado el descenso de la matrícula, el porcentaje de los alumnos que aprobaron se ha reducido un 4,7% entre el 2003 y el 2004. Finalmente, los aprobados en las pruebas de acceso representan el 85% de la matrícula universitaria de primer curso, y ésta se ha reducido un 3,7% en el curso 2004-05.
El acceso a la Universidad sigue siendo mayoritariamente a través de las pruebas de acceso: en el curso 1994-95 accedían por esta vía el 72,6% de los alumnos y en el curso 2004-05 lo hacen el 76,5%. Casi se ha duplicado el porcentaje de alumnos que ingresan a la Universidad desde la modalidad de mayores de 25 años (de 2,4% en el curso 1994-95 a 4,1% en 2004-05). El acceso a través de la Formación Profesional se ha reducido casi un punto y medio en estos diez años.

Distribución por sexo y edad

En lo que se refiere a la distribución por sexo, el 58,1% de los matriculados en las pruebas de acceso a la Universidad son mujeres, y de los aprobados el 58,7%. En los diez últimos años la presencia de mujeres en las aulas universitarias se ha incrementado: en el curso 1994-95 las mujeres que se matriculaban en primer y segundo ciclo representaban el 52,5% y en el curso 2004-05 el 54%.
Actualmente, las mujeres tienen una tendencia más acentuada a realizar estudios de ciclo largo: el 57,4% de los matriculados son mujeres, mientras que en el ciclo corto representan sólo el 48,7% de los matriculados. En general, con la excepción de las Enseñanzas Técnicas (el 27,1% del total matriculado son mujeres), la presencia femenina es mayoritaria en todas las ramas de enseñanza. Destacan en este aspecto Ciencias de la Salud, con el 73,5% , y Humanidades con un 64,4%. Las mujeres graduadas de primer y segundo ciclo son aproximadamente un 59% del total de graduados, sin que se haya producido una variación significativa en los diez últimos años. Tampoco ha cambiado el porcentaje de mujeres graduadas de tercer ciclo, que se sitúa en torno al 49%.
El 61,5% de los alumnos matriculados en primer y segundo ciclo tienen padres con estudios secundarios o universitarios finalizados, tan sólo el 7,6% tienen padres sin estudios. Es significativa la evolución que en los diez últimos años se ha producido en la educación de las madres: en 1994 sólo el 14,6% eran universitarias y sin embargo, en el 2004 este porcentaje se incrementa hasta el 22,1%.
El 27,4% de los alumnos matriculados en primer y segundo ciclo tienen entre 18 y 21 años, y el 37,1% entre 21 y 25 años. El 35,5% son mayores de 25 años, y de ellos el 13,5% tiene más de 30 años. Teniendo en cuenta que el 61% de los alumnos cursan estudios de ciclo largo (lo que supone que deberían abandonar el sistema a la edad teórica de 23 a 25 años si fuesen alumnos a tiempo completo) y el 39% de ciclo corto (éstos, bajo el mismo supuesto, abandonarían el sistema a la edad teórica de 21 años), se produce un retraso efectivo en la edad de finalización de los estudios universitarios en más del 22% de los casos, que serían aquellos alumnos cuyas edades están comprendidas entre 25 y 30 años, y que se podría entender que siguen en el sistema porque todavía no han concluido sus estudios. Parte de este desfase temporal vendría explicado por los alumnos a tiempo parcial, que cada vez son más frecuentes en el sistema universitario.

Alumnado extranjero

La presencia de alumnos extranjeros en estudios de primer y segundo ciclo (excluidos alumnos Erasmus) es todavía muy reducida: 1,7% es la previsión para el curso 2005-06, si bien dicha presencia se ha duplicado en los diez últimos años, pasando de  un 0,7% en el curso 1994-95 a un 1,5% en el curso 2004-05.
Actualmente, la mayor presencia de alumnos extranjeros son los procedentes de Europa (40,6%), seguido de alumnos de América del Sur (27,1%). Sin embargo, la estructura de los alumnos extranjeros ha evolucionado en los 10 últimos años, produciéndose una reducción de la presencia de alumnos europeos de 8 puntos e incrementándose la de alumnos africanos (de 16,8% a 19,1%), y especialmente de alumnos de América del Sur, que pasa de 20,7% en 1994 a 27,1% en 2004.
La presencia de alumnos extranjeros, sin embargo, es mucho mayor en tercer ciclo donde alcanzan en el curso 2004-05 casi el 20% del total de alumnos matriculados.
La participación de estudiantes españoles en el programa Erasmus ha experimentado un gran crecimiento desde sus inicios, pasando de 240 alumnos en el curso 1987-88 a 20.034 alumnos en el curso 2003-04. En el curso 2004-05 el crecimiento estimado ha sido de un 6,5% respecto al año anterior, lo que permitiría alcanzar los 21.350 alumnos. La tendencia de alumnos Erasmus que entran y salen de España se ha invertido a partir del curso 2000/01, siendo actualmente mayor el número de alumnos extranjeros que entran en España que el número de alumnos españoles que salen a estudiar fuera. La presencia de mujeres es mayoritaria asimismo entre los estudiantes españoles Erasmus: el 59,2% realizan estudios de ciclo corto, 58,3% de ciclo largo y el 61,5% salen fuera a cursar el doctorado. Los países preferidos por los alumnos españoles para estudiar fuera son Italia, Francia y Reino Unido.
La lectura de tesis doctorales ha tenido una tendencia moderadamente creciente, al pasar de 1.117 tesis leídas en el año 1976 a 6.864 en el año 2003. Aproximadamente el 45% de las tesis aprobadas son leídas por mujeres, y las ramas de enseñanzas en las que más tesis se leen son Ciencias Experimentales (27,1%) y Ciencias Sociales y Jurídicas (21,1%).

Profesorado

En el curso 2005-06, según el informe, se prevé que haya 50.190 profesores pertenecientes a los cuerpos funcionarios docentes universitarios, de los cuales, el 33% son mujeres. La presencia femenina es mayor entre los Titulares de Escuela Universitaria (40,8%), seguido de los Titulares Universitarios (35,9%), a continuación las Catedráticas de Escuela Universitaria (32,9%) y por último, donde la mujer tiene menor representatividad es entre los Catedráticos Universitarios (13,7%). Cuando se desagrega por tramos de edad se observa que, entre los más jóvenes, (menores de 45 años) se produce una mayor igualdad entre sexos en las diferentes categorías de profesorado. Sin embargo, en los tramos de edad más altos, la presencia de la mujer es desigual en las diferentes categorías, habiendo una presencia femenina muy reducida entre los Catedráticos Universitarios y sin embargo, relativamente alta entre los Titulares de Escuela Universitaria.
El porcentaje de población mayor de 16 años con estudios de tercer grado prácticamente se ha duplicado en todas las Comunidades Autónomas entre el año 1991 y el 2001, según los datos del censo de población que realiza el INE. Desde un rango de variación entre el 5% y el 12,5% en el año 1991, se ha pasado a un mínimo de 9,5% y un máximo de 20,7% en el año 2001.
En el ámbito internacional, la situación española ha mejorado sustancialmente en los últimos años. En el año 2003 de cada cien personas entre 25 y 64 años, 25 tenían educación superior, mientras que en año 1995 sólo eran 16. Los resultados son todavía mejores si se analiza la población entre 25 y 34 años, ya que se pasa de un 27% en el año 1995 a un 38% en el 2003. En España el porcentaje de mujeres con estudios universitarios es superior al de hombres: el 19% entre la población de 24 a 64 años y el 30% entre la población de 24 a 34 años.
Sin embargo, pese a los datos anteriormente citados, el gasto por alumno en enseñanza superior en relación al PIB per cápita apenas ha variado en estos últimos años, situándose en el año 2002 ocho puntos por debajo de la media de la OCDE.
El informe “Datos y cifras del Sistema Universitario. Curso 2005-2006” está a disposición de los interesados, íntegramente, en la dirección web: www.mec.es .

 

arriba