El Defensor del Pueblo y Unicef-España realizarán un estudio
     sobre violencia escolar

El 85% considera que la educación obligatoria necesita cambios

Exceso de ruido en los centros de Madrid y Barcelona

 

El Defensor del Pueblo y Unicef-España realizarán un estudio sobre violencia escolar

Madrid. El Defensor del Pueblo y Unicef-España van a realizar un estudio sobre la violencia escolar, que abordará este problema desde las perspectivas jurídica, educativa y psico-sociológica, según una nota la institución que dirige Enrique Múgica, informa Efe. El estudio incluirá un examen ponderativo de las políticas implantadas por las Administraciones para el tratamiento y la prevención de la violencia escolar.
Este informe, que se entregará en el plazo de un año, actualizará el que ya hicieron ambas instituciones en 1999, y que se presentó en 2000 bajo el título 'Violencia escolar: el maltrato entre iguales en la educación secundaria obligatoria'. El protocolo de colaboración que permitirá la actualización de ese estudio lo firmarán mañana el Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, y la presidenta de Unicef-Comité Español, Consuelo Crespo.
En el año 2002, el Comité sobre los Derechos del Niño solicitó al Gobierno español un análisis de situación, a fin de evaluar la violencia en las aulas españolas. La Comisión Mixta Congreso-Senado, a raíz de la alarma producida por episodios de violencia y acoso escolar en algunos centros, solicitó al Defensor la realización de un informe al respecto. Este nuevo informe correrá a cargo del Instituto de Necesidades Derechos de la Infancia (IUNDIA), creado por Unicef-España y la Universidad Autónoma de Madrid. El Defensor del Pueblo, tras analizar las conclusiones del informe, podrá formular propuestas concretas de actuación a los órganos legislativos y a las administraciones públicas en el uso de las atribuciones que le confiere su ley orgánica, y además presentará, como es preceptivo, el informe en la Comisión Mixta Congreso-Senado.

   
   

El 85% de los españoles considera que la educación obligatoria necesita cambios

Madrid. Más del 85% de los españoles considera que la educación obligatoria necesita cambios, frente al 12,7% que piensa que funciona bien en general, según una encuesta realizada por la empresa Demométrica en más de 4.500 hogares en mayo y junio del 2005, informa Efe. El 32,7% de los encuestados considera que la educación en España necesita 'cambios fundamentales', otro 12,7% opina que la educación obligatoria 'está tan mal que sería necesario rehacerla completamente' y el restante 40,1% considera que el funcionamiento es bueno aunque necesita algunos cambios. Según explicó en rueda de prensa Miguel de la Fuente, director general de Demométrica, el tramo de enseñanza secundaria es el principal 'foco de insatisfacción clara' entre los encuestados y así, sólo el 18 % considera que la ESO ha evolucionado favorablemente en los últimos cinco años. El presidente de la entidad, Alfonso del Corral, destacó que las entrevistas se realizaron antes del debate ideológico en torno a la tramitación de la Ley Orgánica de Educación (LOE) y que, por lo tanto, la opinión manifestada por los encuestados estaba 'libre' de contaminación política. Respecto a la materia de religión, la opción que presenta mayor aceptación en los hogares españoles es la posibilidad de que exista una asignatura alternativa para aquellos que no decidan cursarla, con un 69% de conformidad, mientras que la opción de que sea evaluable es rechazada por el 53%. Del total de 4.521 hogares encuestados, 1.976 contaban con la presencia de menores de 16 años, de especial interés en el estudio al ser los beneficiarios directos del servicio público sometido a estudio, según informó De la Fuente. Por comunidades autónomas, Canarias, Madrid y Comunidad Valenciana son las menos satisfechas con la situación educativa en España, mientras que el País Vasco, Navarra y Cantabria son las que muestran mayor grado de satisfacción.
Queda por conocer en una segunda fase del estudio la influencia que variables como el gasto per cápita en educación y el esfuerzo en escolarización en cada comunidad autónoma tienen en estos resultados territoriales. Además, los encuestados consideran que la principal demanda en materia educativa es la gratuidad de la educación preescolar e infantil y califican de medidas urgentes el incremento de profesores y la inversión en su formación, el aprendizaje de una lengua extranjera y la extensión del acceso a Internet en los centros. Asimismo, la encuesta revela que el consumo de drogas y la violencia escolar son los aspectos más preocupantes de los españoles en materia educativa, con una valoración superior al 9 en una escala en la que 10 es la preocupación máxima, mientras que la presencia de alumnos inmigrantes alcanza una valoración de 5,1. De la Fuente destacó que el porcentaje de encuestados que no sabe o no contesta es 'muy bajo' en todos los parámetros medidos en este estudio, por lo que concluyen que la sociedad española cuenta con una opinión 'perfectamente formada' sobre el funcionamiento educativo del país. Asimismo, la población conoce 'claramente' que la educación está transferida a su comunidad autónoma y el 72 por ciento de la muestra responde espontáneamente en este sentido al ser preguntado por el organismo del que depende este servicio público.

   
   

Exceso de ruido en los centros
de Madrid y Barcelona

Madrid. Un estudio sobre contaminación acústica realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en diez colegios públicos de infantil y primaria, en Madrid y Barcelona, llega a la conclusión de que alumnos y profesores deben soportar 'altos niveles de ruido exterior', informa Efe. En una nota, la OCU señala que la principal conclusión de este estudio es que 'el ruido es un serio problema de salud pendiente de resolver'. El estudio consistió en hacer un modelo acústico, siguiendo las recomendaciones de la Comisión Europea para la evaluación y gestión medioambiental, que permitió calcular los valores medios de ruido tanto en el exterior como en el interior de los colegios.
Las mediciones se realizaron en horario lectivo durante los meses de abril y mayo, demostrando que en los puntos más ruidosos de los diez colegios seleccionados, el valor medio obtenido en fachada oscilaba entre los 53 y los 76 dB(A). En dos colegios se superaban los límites marcados en las ordenanzas municipales, pero hay hasta cinco centros inmersos en un ambiente sonoro en el que de media hay 70 dB(A) o más: un ruido que a juicio de la OMS, si se soporta de forma continua, puede provocar pérdidas de audición. El principal incumplimiento detectado por la OCU se produce en el interior de las aulas más expuestas al ruido de la calle. En siete de los diez colegios se superaba el límite fijado por las ordenanzas de Barcelona y Madrid, establecido en 40 dB(A). Si se consideran los valores límites de la OMS, son hasta nueve los colegios que tienen clases en las que hay más de 35 dB(A) de media durante las horas lectivas, señala esta organización de consumidores. La OCU considera que sus resultados ponen de manifiesto las malas condiciones acústicas de algunos centros de enseñanza, que soportan el constante ruido del tráfico.
Esta organización se va a dirigir a las Administraciones competentes para exponerles esta situación y pedirles que se tomen medidas eficaces y rápidas para atajar este problema. Realizar obras en los colegios para insonorizarlos y acondicionarlos adecuadamente, instalar asfalto absorbente en las vías con más tráfico o pantallas acústicas, limitar el tráfico en los alrededores de los colegios y educar para sensibilizar sobre este problema son algunas de las medidas que pueden contribuir a reducir la contaminación acústica. Fuentes de la OCU señalaron a Efe que los diez colegios colaboraron en este estudio a condición de que sus nombres se mantuvieran en el anonimato. Estas fuentes añadieron que esta selección de diez colegios de estas dos ciudades es una muestra representativa de la situación general de los centros en Madrid y Barcelona.

 
   

Fallado el IX premio de literatura infantil
y juvenil “Leer es vivir” 2005

Madrid. En las nubes de la barcelonesa Marta Serra Muñoz, y Tomás, buscador de la verdad, de la autora lucense afincada en Valencia Luz Álvarez García, han sido las obras ganadoras del IX Premio de Literatura Infantil y Juvenil “Leer es Vivir”, que convocan anaulamente el grupo Everest y el ayuntamiento de León. El jurado, presidido por la escritora Espido Freire y por la especialista en Literatura Infantil y Juvenil Beatriz Hoster, ha premiado unánimemente ambas obras por su gran calidad literaria y narrativa.
Tanto Marta Serra Muñoz como Luz Álvarez García son autoras noveles que no han recibido ningún premio hasta el momento, ni han visto publicadas ninguna de sus obras. Ambas, confiesan, escriben por placer, y han recibido muy gratamente la noticia del premio. Las ganadoras del certamen han sido premiadas con 12.100 euros y además se publicarán sus obras dentro de las colecciones de literatura infantil y juvenil que integran el proyecto lector “Leer es Vivir”.
Al certamen han concurrido 250 obras procedentes de todas las comunidades autónomas españolas y de diversos países latinoamericanos como Uruguay, Bolivia, Colombia, Venezuela, Argentina, Chile, México, Perú, Brasil, Cuba y Costa Rica; además de Estados Unidos, Alemania, Dinamarca y Gran Bretaña.
A la fase final de deliberación del jurado pasaron ocho originales infantiles y cuatro juveniles. Además de los títulos ganadores estuvieron en la terna final: los infantiles Los mundos de Gali, La misteriosa desaparición de Claudio Tres Cabezas, El jilguero Blas, El acuario misterioso, Álex y la cosa que no se ve, Los cuentos de érase una... mano izquierda, Corazón de Piedra; y los juveniles El perfume del diablo, Un ser diferente y Marioneta.
Las obras ganadoras se publicarán el próximo mes de marzo. La IX Edición del Premio de Literatura Infantil y Juvenil “Leer es Vivir” se convocó el pasado mes de marzo como un certamen abierto a cualquier obra de literatura infantil o juvenil, inédita y escrita en castellano que podría presentar cualquier autor, con independencia de su nacionalidad.
Este certamen forma parte del proyecto lector “Leer es Vivir” del Grupo Everest, creado con el objetivo de fomentar el hábito de la lectura entre los más jóvenes y de apoyar la literatura infantil y juvenil descubriendo nuevas lecturas y nuevos lectores.

   
     
arriba