Esta sección está abierta a todos aquellos profesores que realizan trabajos de innovación en el aula, unidades didácticas, proyectos interdisciplinares o que pongan en marcha nuevos métodos de aprendizaje en clase. Los textos, de una extensión máxima de tres folios, deben llegar en disquete a COMUNIDAD ESCOLAR (Alcalá, 34. 6ª planta. 28071 Madrid), o a nuestra dirección de correo electrónico.

Drogodependientes en el escenario

Un Centro de Rehabilitación granadino desarrolla un innovador programa que hace del teatro un factor de integración

El Programa de Educación Permanente de la Consejería de Educación y la Fundación Andaluza para la atención a las Drogodependencias desarrollan un innovador y eficaz programa de actuación-interacción conjunta en el mundo de la drogodependencia, una original experiencia artística-educativa llevada a cabo en Granada desde el
Centro de Educación Permanente de Pulianas, a través del profesor José Luis Ortega Jaldo y su labor en el Centro de Rehabilitación de Drogodependientes “Cortijo de Buenos Aires”.

El Centro de Drogodependientes “Cortijo de Buenos Aires” en donde realizo mi trabajo docente, es una Comunidad Terapéutica o Centro de Rehabilitación de Drogodependientes, ubicada en el campo, a unos 12 Kms de Granada capital. Pertenece a la Dirección General para la Drogodependencia y Adicciones de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía y es un aula del centro de Educación Permanente de Pulianas de Granada, al que pertenezco.
La población atendida está compuesta por varones de todas las edades, procedentes de los centros ambulatorios de tratamiento de drogodependencia de toda Andalucía. Son usuarios con problemas de dependencia de diferentes sustancias, que han fracasado en tratamientos ambulatorios y han necesitado-requerido un periodo de aislamiento-alejamiento de su entorno socio-familiar habitual. También son personas que vienen de prisión para alejarse de la droga. El tratamiento oscila entre 4 y 6 meses. La permanencia es voluntaria.
Se trabaja con ellos a nivel psicológico, relacional, convivencial, médico y educativo. Trabajan por las mañanas en diferentes tareas de mantenimiento en el cortijo y por las tardes reciben las clases: Valores, Comunicación, Formación (Educación Permanente)
Mi labor docente en el Centro de Drogodependientes forma parte de un conjunto global, de un equipo de 23 personas, director, psicólogas, educadores, prácticos, personal auxiliar..., que actúa muy positivamente sobre los usuarios.
La Educación Permanente atiende la parte educativa, formativa y cultural, y con ello podemos ver cómo desde el ámbito educativo y artístico  se puede actuar también con un sentido terapéutico.

Actividad Teatral en la Comunidad Terapéutica

Si de verdad supieras lo que llevas dentro,  
no tendrías miedo a sacarlo

Siempre me he apoyado en las Artes Plásticas y en las Artes Escénicas para enseñar por los maravillosos resultados que produce este apoyo. En el contexto de la marcha de la comunidad terapéutica integro el Teatro, incluyendo el montaje y puesta en escena de varias obras cortas.
Como paso inicial, comenzamos a trabajar con “Poemas de Amor”, textos cortos del poeta granadino Ladrón de Guevara. Se sienten entusiasmados por ellos. Los aprenden rápidamente e incluyen en las cartas a sus novias y esposas. Comenzamos la práctica de la memorización y un acercamiento a las pautas de la Dicción.
Después pasamos a las Fábulas, que dramatizamos en grupos escenificándolas e interpretándolas: narrador y personajes-animales que intervienen. Les entusiasma la inmediatez  de la puesta en escena: escenificación de un texto por varios compañeros. 
También participan y se integran en la 3ª Muestra de Villancicos. Preparamos dos con coreografías. Una magnífica ocasión de subir al escenario en grupo. Y preparamos Sainetes, como “Sangre Gorda” de los Quintero o “Los Pobres” de Carlos Arniches, obra de tinte social que entusiasma  por su puesta en escena y la vivacidad verbal. Se representan en la misma comunidad terapéutica, ante sus compañeros, El tema artístico y teatral actúa rápido y de forma contundente sobre actores y espectadores.

Coordinación con otros Centros de Educación Permanente

Surge la idea de llevar las obras fuera de la Comunidad Terapéutica. Coordinación con otros Centros de Educación Permanente para representar para ellos las obras preparadas. El alumnado-espectador trabaja y estudia el autor, la época literaria, el vocabulario. Se inicia las actuaciones periódicas fuera de la Comunidad Terapéutica. Los usuarios actúan en y para otros Centros de Educación Permanente.
Así, participan y se integran en el Festival de Comparsas de Carnaval 2005, Teatro de Calicasas, Granada, con tres chirigotas montadas con coreografías. Nueva ocasión de subir a escena. Una fiesta-convivencia espectacular.
Y alcanzamos la proyección de su imagen fuera de la Comunidad Terapéutica: comienza a haber un conocimiento de la realidad de las personas con problemas de drogas. Actuamos en Guadix, a 30 kilómetros de la Comunidad, para toda la Educación Permanente y las Asociaciones de Mujeres de Guadix y su comarca, con la presencia del Sr. Alcalde y concejalías de Educación, Cultura y Mujer. La actuación de los internos puso de pie al público. Inmensa ovación. Numerosísimas felicitaciones en la posterior recepción oficial.
Ante estos éxitos, se animan a preparar un montaje de mayor envergadura: “Las palabras en la arena”, de Antonio Buero Vallejo, tragedia en un acto de unos 35 minutos de duración. La acción transcurre en el año 33 de la era cristiana. Esta obra pondría definitivamente a prueba su capacidad de trabajo, su constancia y su capacidad interpretativa. El reto era muy tentador.
Hay dudas de seguir adelante con una obra tan seria. Ellos pensaban en algo más cómico. Sus dudas se disipan al trabajar el texto. La belleza de su contenido, el suspense hitchcoriano y el trabajo de dramaturgia que realizan sobre los personajes,  disuelven cualquier duda.
El montaje de la obra presentó cuatro dificultades:
1.- Su memorización: Hace años que dejaron los estudios. Llevan años sin leer, sin memorizar. Retomar el hábito fue difícil. Hicimos una minuciosa fragmentación de la obra. Repetición de pequeños fragmentos del texto simultaneando con el botar balones en la sala de ensayos.
2.- La calidad interpretativa: La obra, de fuerte contenido dramático, requería un alto nivel de interpretación para hacer creíbles y dignos los personajes interpretados.
3.- El interpretar a dos personajes femeninos, Noemí y La Fenicia, que rompía su concepción del machismo, supuso otro reto. Mantuvieron sus voces masculinas. 
4.- La escena del beso, que Buero Vallejo plantea en el texto original, en el que el protagonista, Asaf, en la puerta de su casa, se acerca a su esposa Noemí para besarla, y en el momento último ella se aparta diciendo “puede vernos algún fariseo”. Según los comentarios del público asistente al estreno, “la escena del beso fue de lo más bello, delicado y sutil de la obra, con gran carga de erotismo velado”.
El vestuario fue otro elemento determinante. Su diseño y el estudio del color, su efecto visual sobre un fondo negro y el maquillaje, producen, finalmente, el efecto esperado. A los personajes femeninos hubo que hacerles un casco de papel de periódico y cola blanca. Sobre él se sujetarían el tocado y los velos.
Aunque en la presentación del estreno se dijo que todos los actores eran hombres, cuando apareció Noemí, (Antonio, de 21 años), el público comentó “Está guapísima” .
Ensayos por doquier. La obra se fotocopia a tamaño reducido para llevarla en el bolsillo y repasarla en los descansos del trabajo, descansos en clase, tiempo libre, etc.  Están entusiasmados. Su constancia se acentúa. Los ensayos se multiplican. Se buscan entre ellos para tomarse el texto unos a otros. Se activa el compañerismo, la solidaridad, la comunicación, la colaboración, el deseo de superación...

El estreno

La obra se estrena en el Teatro Municipal de Alfacar, Granada, el viernes 17 de Junio de 2005, dentro del acto de clausura del curso escolar 2004-2005. El éxito es rotundo. El patio de butacas y el anfiteatro se ponen de pie unánimemente y aplauden largo y tendido a un texto único, a un trabajo considerado de calidad. A un grupo de actores que supieron dar lo mejor de ellos mismos.
Educación Permanente, las Artes Escénicas y la Artes Plásticas intervienen de nuevo, unidas, en ese maravilloso proceso que es la Formación Permanente.
Pero hubo muchos incovenientes a superar, y tuvimos que luchar contra el desánimo y la inconstancia, contra la inmediatez. Se inician con entusiasmo, que decae rápido porque la actividad requiere gran perseverancia y esfuerzo. Necesitan constante motivación. Esta cuestión se fue superando al plantear objetivos a corto plazo: “En un mes ante el público”. Trabajamos la constancia, esa desconocida clave del éxito.
Otro incoveniente fue la memorización. Tienen la memoria de una persona  mucho mayor a su edad real. Tienen muy baja tolerancia a la frustración.
Y afrontamos otros Inconvenientes, como era lo limitado de su estancia en el Centro a nivel temporal y las salidas periódicas que hacen del Centro para procurar su reinserción en una vida normal.

Qué ha supuesto para ellos

Para los participantes en esta actividad, su desarrollo y ejecución les ha supuesto descubrir nuevas formas de ocio; aprender a ocupar constructivamente su tiempo libre; otra forma de divertirse, de contactar con otros grupos de comunicación. Y aprender a superar la frustración, “Mañana lo haré mejor”  a “no tirar la toalla”.
Y vivir el triunfo, el placer del aplauso, el logro de ser reconocidos, valorados y queridos.
Y también les ha supuesto vivir una experiencia constructiva como algo nuevo y atractivo, como algo fantástico que conquistar, utilizando medios e instrumentos a su alcance: el trabajo, la constancia, el esfuerzo..., descubriendo y utilizando claves para alcanzar el éxito. Y sentirse útiles, aumentar su autoestima, cambiar a mejor su imagen ante los demás.
Y además está el reconocimiento social, lo positivo del reconocimiento del esfuerzo. Y el aumento de su creatividad, de su cultura. Frases de ellos como: “Ha sido una experiencia nueva y alucinante” “Jamás me había divertido tanto sin tomar nada” “Quiero seguir haciendo teatro”  “Nunca pensé que el Teatro me pudiera dar tanto”......
Educación Permanente aporta aquí su acercamiento-amor a la cultura, retomando el contacto con ella, el interés por la formación personal, aparte del conocimiento en sí. Es darle al teatro un valor añadido a los muchos y buenos que ya tiene: su valor terapéutico.
Todo ello muestra la gran ventaja de este encuentro-colaboración de las dos Consejerías en este camino común de atención a todos.

José Luis Ortega Jaldo
Profesor en Educación Permanente

 

arriba