San Segundo presenta las nuevas líneas
de financiación destinadas a investigación
El MEC invertirá 35 millones de euros en 2006 a través del nuevo programa Consolíder para crear equipos de investigación competitivos en Europa
La ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, ha presentado en rueda de prensa, el pasado 1 de diciembre, los nue- vos instrumentos de financiación de proyectos de investigación para 2006, entre los que destaca el programa Consolíder, destinado a financiar grandes equipos de científicos.
La ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo,  presentó los nuevos instrumentos de financiación de investigación. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
En la reunión con los medios informativos, celebrada en la sede del MEC en Madrid, la ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, junto al secretario de Estado de Universidades e Investigación, Salvador Ordóñez, explicó cómo se desarrollarán las próximas convocatorias de proyectos de investigación del Plan Nacional de I+D+I, de Parques Científicos y Tecnológicos, y de Proyectos Singulares y Estratégicos, e informó sobre la implantación del nuevo programa Consolíder, destinado a financiar grandes equipos de científicos.
El programa Consolíder se enmarca en la iniciativa estratégica del Gobierno “Ingenio 2010”, para “disminuir la brecha entre España y los países de su entorno en cuanto a su esfuerzo en I+D+I”.
Consolíder tiene como objetivo central facilitar el paso del investigador individual a la colaboración entre varios grupos de investigación, de los proyectos individuales a las grandes líneas de investigación y de la excesiva limitación en el tiempo y en los objetivos (impuesta muchas veces por las herramientas públicas de apoyo a la I+D+I) a la ambición en la definición del alcance, el tamaño y la duración de los proyectos.
Para la primera convocatoria de Consolíder, que se publicará en breve en el “BOE”, hay consignado un presupuesto de 35 millones de euros (20 de ellos en forma de créditos, principalmente como anticipo de fondos FEDER). En esta primera convocatoria se espera conceder ayudas a entre 12 y 16 grupos de trabajo para el desarrollo de otros tantos proyectos, y las estimaciones prevén que dentro de cinco años se alcancen los 75 equipos de investigación beneficiarios.
El programa Consolíder ofrecerá financiación durante 5 años a equipos de alto nivel (con un presupuesto global para dicho quinquenio de 525 millones de euros), que presenten un programa de actividad investigadora para desarrollar conjuntamente y que sean capaces de liderar el anclaje de nuestro sistema de ciencia y tecnología en el Espacio Europeo de Investigación. Este programa supondrá, además, un paso adelante para facilitar la participación española en programas del 7º Programa Marco de la UE y en otros programas promovidos por el futuro European Research Council.
Según explicó en su intervención la ministra María Jesús San Segundo, “existen ya en determinados ámbitos de la ciencia española grupos de investigación de primer nivel internacional y suficientemente numerosos, capaces de dar ese salto cualitativo, y esta nueva herramienta viene a darles el apoyo que estaban demandando. Además, Consolíder se coordinará con otros programas y acciones en I+D nacionales e internacionales y facilitará la colaboración de los equipos de investigadores con el sector empresarial”.
San Segundo reiteró asimismo el compromiso adquirido por el Gobierno de incrementar los presupuestos destinados a investigación hasta lograr que en el año 2010 alcancen el 2% del PIB (Producto Interior Bruto).

Proyectos de Investigación

María Jesús San Segundo informó asimismo sobre los resultados de la convocatoria de 2005 del Plan Nacional, que es el instrumento fundamental de financiación de proyectos de investigación, y explicó que “la selección de los proyectos se hace por concurrencia competitiva, según criterios científicos objetivos”, y precisó que “este año, se ha destinado más dinero que nunca a la convocatoria, 300 millones de euros (un 9,1% más que en 2004), y también se han presentado más proyectos que nunca: 6.431 (un 16,8% más que en 2004). Tras el proceso de selección, se han financiado 295 proyectos más que el año anterior”.
El año que viene esta convocatoria contará todavía con más recursos, 375 millones de euros (un 25% más), y tendrá tres ejes: además de la estructura habitual de este programa, habrá un eje destinado a grupos con investigadores principales jóvenes, a los que se dedicará entre un 5-10% del presupuesto, y otro eje cuyo objetivo es financiar aquellos proyectos desarrollados por grupos con líneas de trabajo en la frontera del conocimiento y resultados previos de calidad, así como con una trayectoria acreditada y solvente dentro de la comunidad científico-técnica nacional e internacional

Parques Científicos y Tecnológicos

En cuanto a la última convocatoria de ayudas para proyectos de I+D+i desarrollados en Parques Científicos y Tecnológicos, por primera vez, y gracias al intenso diálogo mantenido con la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España (APTE) y los demás agentes implicados, se han otorgado casi todos los fondos disponibles en la convocatoria. En 2004 sólo se asignaron poco más de diez millones de euros, a pesar de contar con un presupuesto de 78 millones. En cambio, en la convocatoria de 2005, se han concedido ayudas por un importe de 270 millones de euros, 140 con cargo al presupuesto de 2005 y 130 al de 2006. Los proyectos aprobados movilizarán una inversión total (pública y privada) de 1.000 millones de euros en cuatro años.
Entre las novedades introducidas en 2005, y que explican en buena parte su gran aceptación, cabe mencionar la cobertura de las inversiones en infraestructuras físicas como la construcción de edificios dedicados a I+D, tanto de origen público como privado. Por otra parte, las sociedades promotoras de Parques ya no tienen que garantizar con su patrimonio la solvencia de los proyectos que se presenten, una de las exigencias que hicieron fracasar las convocatorias anteriores. Ahora en lugar de los tradicionales avales bancarios, se pide un simple informe de auditoría.
Los Parques Científicos y Tecnológicos son una pieza básica del llamado sistema ciencia-tecnología-empresa porque actúan como espacios físicos de encuentro y transferencia de conocimiento de primer orden, ya que universidades, centros de investigación públicos o privados, centros tecnológicos y empresas comparten ubicaciones, recursos e infraestructuras comunes. En los últimos diez años, la facturación de las empresas e instituciones instaladas en parques ha pasado de 1.000 a 6.000 millones de euros.
Un Parque Científico y Tecnológico es un proyecto, generalmente asociado a un espacio físico, que presenta las siguientes características definitorias: mantiene relaciones formales y operativas con las universidades, centros de investigación y otras instituciones de educación superior; está diseñado para alentar la formación y el crecimiento de empresas basadas en el conocimiento y de otras organizaciones de alto valor añadido pertenecientes al sector terciario, normalmente residentes en el propio Parque, y posee un organismo estable de gestión que impulsa la transferencia de tecnología y fomenta la innovación entre las empresas y organizaciones usuarias del Parque.

Proyectos singulares y estratégicos

Los llamados Proyectos Singulares y Estratégicos son proyectos generadores de tecnología, con capacidad de arrastre y con interés socioeconómico, que son considerados estratégicos en el Plan Nacional de I+D+I. Una de sus características es que en ellos se da la confluencia de agentes beneficiarios y ejecutantes, públicos y privados, y que tienen el requisito general de cooperación entre empresas y universidades u Organismos Públicos de Investigación. El presupuesto mínimo de cada proyecto, incluyendo las aportaciones públicas y privadas, es de seis millones de euros. Los Proyectos de este tipo aprobados en 2005 se refieren a investigación en Transportes, Construcción, Biomedicina, Diseño y Producción Industrial, y Energía.
Por su parte, Salvador Ordóñez señaló que en el ámbito de aplicación del Programa I3, destinado a fomentar la creación de plazas estables en el sistema nacional de Ciencia y Tecnología, se han suscrito acuerdos con la mayoría de las Comunidades Autónomas para la consolidación de más de 300 puestos, y destacó como objetivos prioritarios para 2010 incrementar la población científica e investigadora en España con 60.000 nuevos investigadores, aumentar la inversión científica de la empresa privada e incrementar el registro de patentes para aproximarse a la media europea en este aspecto.

 

arriba