La UE crea el programa europeo
de formación permanente
Los ministros de Educación aprueban la iniciativa “Juventud en acción 2007”, destinado a fomentar la participación juvenil en la vida europea
Los ministros de Educación de la Unión Europea (UE), en reunión celebrada en Bruselas el pasado día 15 de noviembre, aprobaron la creación del futuro programa europeo de formación permanente, en el que integrarán los actuales programas comunitarios de educación, y la puesta en marcha del programa “Juventud en acción 2007”. En la reunión, los responsables de la Educación de la UE analizaron los datos del informe “Educación y Formación 2010”, en el que se da cuenta de los logros alcanzados y de los objetivos a conseguir en el ámbito de la educación.
La ministra española María Jesús San Segundo y el comisario europeo de Educación,
Jan Figel, al término de la reunión.
(Foto: EFE)

Madrid.
Los ministros europeos de Educación y Juventud, en reunión celebrada en Bruselas (Bélgica) el pasado día 15 de noviembre, aprobaron el futuro programa europeo de formación permanente, que aportará asistencia financiera al sector educativo europeo entre 2007 y 2013 a través de iniciativas como el programa comunitario Erasmus de movilidad en el ámbito de la educación superior, o como el programa comunitario Leonardo en el ámbito de la formación profesional.
En la reunión, que contó con la presencia y participación de la ministra de Educación y Ciencia de España, María Jesús San Segundo, los responsables de Educación europeos alcanzaron un “acuerdo político parcial” sobre los programas educativos que se aplicarán y desarrollarán en el ámbito de la Unión Europea cuando finalicen los programas educativos vigentes, a finales del año 2006.
Este “acuerdo político parcial”, según información de agencias, significa que “se deja entre paréntesis” la dotación financiera para la aplicación del futuro programa, que en principio está previsto que alcance los 13.620 millones de euros, pero cuya aprobación definitiva dependerá de los futuros presupuestos comunitarios, que se espera sean aprobados en el transcurso de la reunión del Consejo europeo en el próximo mes de diciembre.

Programa integrado

En virtud del acuerdo alcanzado en la reunión de Bruselas, en el futuro habrá un único programa educativo integrado, que ampliará y prorrogará los programas hoy existentes, y que abarcará, subdividido en varios subprogramas, tanto la formación como la educación.
Este nuevo programa integrado, cuando entre en vigor, incluirá el programa Comenius, dirigido a la educación escolar; el programa Erasmus, cuyo ámbito de aplicación es la educación superior; el programa Leonardo, dirigido a la formación profesional, y el programa Grundtvig, destinado a la educación de personas adultas.
El nuevo programa integrado contempla la introducción de algunos cambios en las estructuras de los citados programas hoy vigentes, y la incorporación a los mismos de acciones que actualmente forman parte de otras iniciativas educativas comunitarias, como será el caso de los programas Comenius y Leonardo, que en adelante incluirán entre sus acciones el aprendizaje de idiomas.
Algunas de las acciones del nuevo programa integrado de formación permanente son en la actualidad de gran importancia para España, como sucede con el programa Erasmus, en cuyas acciones nuestro país es el primer receptor de estudiantes y el segundo en número de alumnos que envía a otros países europeos. 

“Educación y Formación 2010”

Asimismo, los ministros de Educación europeos reunidos en Bruselas pasaron revista al informe sobre “Educación y Formación 2010”, publicado recientemente por la Comisión Europea, en el que se analizan los logros alcanzados por los países miembros entre 2002 y 2003 en el ámbito educativo, el grado de satisfacción de los objetivos trazados en este ámbito y la situación y rendimiento de los distintos niveles educativos.
En la elaboración del citado informe se examinan los logros ya alcanzados en un conjunto de metas u objetivos que se esperan conseguir de aquí al año 2010, relativos a aspectos y ámbitos educativos como la reducción del abandono escolar o el aumento de estudiantes que completen la educación secundaria superior. En este último punto, España ofrece en el informe unos datos preocupantes, ya que el porcentaje de alumnos que completan la educación secundaria superior ha descendido del 66,2% en el año 2000 a un 61,8% en el año 2003.
A este respecto, la ministra María Jesús San Segundo señaló en su intervención que España “considera prioritario” aumentar el porcentaje de alumnos que terminen los estudios de secundaria, y respaldó la idea de comenzara evaluar también en los estudios de futuros informes “la comprensión matemática y las habilidades lingüísticas”.
Asimismo, San Segundo hizo especial énfasis en apoyar, al igual que representantes de otros países, como Irlanda, la idea de que el nuevo programa “preste una atención especial a la formación y movilidad del profesorado entre los países miembros”.

“Juventud en acción 2007”

Por otra parte, en la sesión vespertina de la reunión de los ministros de Educación y Juventud europeos se aprobó la creación del programa “Juventud en acción 2007”, con objeto de despertar y promover el interés de los jóvenes por Europa y de fomentar la participación de la población juvenil, con edades comprendidas entre los 15 y los 28 años, en la vida política europea.
El acuerdo alcanzado por los ministros europeos de Educación y Juventud sobre el citado programa fue calificado de “parcial”, ya que también deja entre paréntesis, al igual que con el nuevo programa de formación permanente, la dotación presupuestaria para su aplicación y desarrollo, prevista inicialmente en 915 millones de euros, hasta la aprobación definitiva de los futuros presupuestos comunitarios.
“Juventud en acción 2007” engloba cinco acciones: la juventud con Europa, el servicio de voluntario europeo, la juventud con el mundo, los animadores socioeducativos y los sistemas de apoyo a la cooperación.
El comisario europeo de Educación, Jan Figel, en declaraciones efectuadas al término de la reunión de los ministros de Educación, recordó que el Parlamento Europeo debatió el pasado mes de octubre sobre los programas de Juventud, Educación y Cultura, y que se mostró partidario de aumentar las dotaciones presupuestarias destinadas a esas tres áreas, lo que calificó como de “buena señal”. “Espero -precisó Figel- que esa actitud positiva prevalezca en el debate sobre las perspectivas financieras, porque esa es parte de la respuesta”.
Finalmente, los ministros de Educación europeos adoptaron una resolución en la que comprometen a tomar medidas para mejorar la calidad de la enseñanza en universidades e instituciones de enseñanza superior con objeto de “frenar la fuga de cerebros a Estados Unidos”.

 

arriba