Los colegios católicos piden más autonomía
El Congreso de Educación y Gestión discute cómo educar ciudadanos europeos desde la diversidad
Los colegios católicos concertados reclaman más autonomía para alcanzar la “calidad imprescindible”, según las conclusiones del Congreso de Educación y Gestión. Esta patronal quiere que se respete el derecho a la creación de centros y la libertad de enseñanza, pide consenso parlamentario sobre la LOE, y dice que hay que situar la enseñanza en el contexto europeo.
Según el Congreso de EyG hay que educar para la ciudadanía europea desde
la diversidad, porque asegurar una mejor educación para los futuros ciudadanos es garantizar una Europa mejor. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. G. A.
La Confederación de Centros Educación y Gestión ha celebrado su VIII Congreso que, bajo el lema “Gestionar para educar la ciudadanía europea”, ha reunido entre el 17 y el 19 de octubre en Valencia a más de 800 directores de colegios católicos concertados, y representantes de instituciones educativas españolas y continentales. Ha inaugurado este encuentro Maruja Gutiérrez, representante del comisario Europeo de Educación, Jan Figel, afirmando que Europa se encuentra en momento de cambio, que hay que afrontar asumiendo “el reto de la diversidad”. Por ello, cree que “educar para la ciudadanía europea es educar para la diversidad”.
También ha informado que la Comisión Europea trabaja actualmente para fijar un sistema de valores orientado hacia la ciudadanía europea, y ha asumido como objetivos fundamentales la calidad, la accesibilidad y la conexión entre educación y sociedad. Aunque ha aclarado que hay que “aprender de todo” e implicar a las familias en dichos retos. En este sentido, el presidente de Educación y Gestión (EyG) y FERE-CECA, Miguel Ángel Velasco, ha insistido en que “estamos hablando de educación para la ciudadanía europea y, por tanto, estamos hablando de educación en valores. Separar a los padres de la educación escolar en estos temas, además de ser absurdo estaría condenado al más absoluto fracaso”.

Negociar hasta el final

También ha intervenido en este Congreso el secretario general de estas dos organizaciones mayoritarias de los centros católicos; Manuel de Castro, quien ha informado sobre su reciente entrevista con el presidente del Gobierno, y el período que se ha abierto después de la misma. Ha insistido en la necesidad de apoyar hasta el final la negociación para llegar a un pacto educativo, de manera “que nadie pueda decir nunca que si no se ha llegado a un consenso haya sido porque EyG y FERE-CECA no han hecho todo lo posible por alcanzarlo”.
El profesor de Educación Internacional de la Universidad Autónoma de Madrid, Javier Manuel Valle, ha iniciado las sesiones de trabajo con una ponencia sobre “Educación y Constitución Europea: luces y sombras”. También se ha celebrado un panel de expertos sobre competencias autonómicas y financiación de la enseñanza concertada, en la que han intervenido representantes de las consejerías de Educación de Aragón, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y Navarra.

Sociedad multicultural

El catedrático de Métodos de Investigación de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, Ramón Pérez Juste ha impartido otra conferencia sobre “La construcción de la ciudadanía en una sociedad multicultural: un reto para los centros educativos”, tarea en la que ha implicado no sólo a los colegios, sino también al profesorado, la familia y a los líderes políticos. La profesora titular de Derecho Administrativo de la Universidad de Valladolid, Isabel de los Mozos, ha desarrollado una ponencia sobre la gratuidad de la educación obligatoria como un derecho que corresponde a todos, con independencia de que opten por la enseñanza pública o la privada. Y el director de la Oficina audiovisual de la Universidad de Poitiers, François Marchessou, ha disertado sobre el papel de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) como apoyo a la dirección europea de los centros docentes.
La directora general de Cooperación Territorial y Alta Inspección del MEC, María Antonia Ozcariz, ha participado en un panel sobre “La autonomía de los centros concertados: ¿realidad o utopía?”, en la también han intervenido asesores jurídicos y representantes de centros católicos. Por su parte, el director del Centro de Estudios de las Migraciones de Valencia, Joaquín García, ha centrado su ponencia en el tema de “La interculturalidad de los centros concertados: una respuesta a las necesidades educativas de la población inmigrante”, y el director general del Grupo SM, Javier Cortés, ha analizado las “Nuevas perspectivas para la dirección de los centros”.

Gestión democrática

Como síntesis de todos estos trabajos e intervenciones el Congreso ha aprobado unas conclusiones, en las que EyG y FERE-CECA afirman que la gestión administrativa, pedagógica y de recursos del sistema educativo “tiene que ser distinta, plural y democrática”. Y para lograrla consideran necesaria “una mayor autonomía de los centros, reconocida como factor de calidad imprescindible”. También piden “que se respete la creación de centros docentes, y se considere un derecho con objeto de garantizar la libertad de enseñanza”.
Estas organizaciones insisten en que “el Gobierno tiene la obligación de hacer de la LOE una ley educativa que sea instrumento de calidad para la mejora de nuestro sistema educativo, de equidad entre alumnos y centros, y de libertad como principio constitucional irrenunciable”. Y añaden que durante la etapa de debate parlamentario de la LOE “todos los grupos políticos deben buscar el imprescindible consenso, que garantice la estabilidad del sistema educativo y le deje al margen de vaivenes políticos”.
Teniendo en cuenta que la ciudadanía europea ha sido el eje central de este Congreso, las conclusiones advierten que “Europa sigue siendo el horizonte en cuya perspectiva hay que situar la educación, el futuro de nuestras instituciones y de nuestros centros”, por lo es fundamental “contribuir a dar contenido real a las políticas educativas de la UE”. Y afirman que “asegurar una mejor educación para los futuros ciudadanos europeos es garantizar una Europa mejor”.

 

arriba