La Comisión de Educación del Congreso
analiza 1.365 enmiendas a la LOE
El Grupo Socialista ofrece negociar las enseñanzas comunes
La Comisión de Educación y Ciencia del Congreso de los Diputados debate en estos días las 1.365 enmiendas parciales presentadas por los distintos grupos parlamentarios a la Ley Orgánica de Educación (LOE). Tras elaborar
el correspondiente dictamen, la Comisión remitirá la nueva norma al Pleno del Congreso y, posteriormente, pasará al Senado.
Mercedes Cabrera Calvo-Sotelo preside el debate en la Comisión de Educación. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. ROSAURA CALLEJA
De las 1.365 enmiendas presentadas por los grupos parlamentarios, 252 corresponden al PP y 68 al PSOE, mientras que ERC envió 178 y el Grupo Catalán-CiU 168; IU-ICV remitió 170 el BNG 156 y 80 pertenecen al Grupo Vasco.
En la primera jornada de debate la Comisión de Educación y Ciencia abordó las enmiendas presentadas al Título Preliminar, que recoge los principios y fines de la educación, la organización de las enseñanzas, el aprendizaje a lo largo de la vida, el currículo y la cooperación entre administraciones. Asímismo, los diputados comenzaron a analizar la Educación Infantil, Primaria, Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanzas Artísticas.
De los 58 artículos de la LOE que se debatieron en esta jornada, el Grupo Socialista aceptó 21 enmiendas de distintos partidos y respaldó otras cuatro propuestas de modificación parcial presentadas por IU-ICV, tres de ERC y otras tres de CiU y una del PNV. No obstante, los representantes socialistas se mostraron abiertos a negociar varias modificaciones de otros grupos.

Admitidas

Entre las enmiendas que han sido admitidas figura una que señala que los centros dispondrán de autonomía para reordenar el currículo de cada etapa siguiendo los procedimientos y requerimientos que determinen las administraciones educativas. También se ha aceptado la que hace referencia a que los centros complementarán y desarrollarán el currículo de las diferentes etapas y ciclos en uso de su autonomía.
Una de las propuestas del PSOE hacía referencia al fomento del hábito de la lectura, por lo que se aprobó dedicar un tiempo diario a la misma en Primaria y que en esta etapa la lengua castellana y las cooficiales incluirán su literatura.
Otra de las enmiendas aceptadas, presentada por CiU, plantea que los alumnos de 1º, 2º y 3º de la ESO cursen una asignatura denominada “Educación para la ciudadanía y los derechos humanos”. También fue respaldada la propuesta de fijar los 17 años como edad mínima para los Ciclos Formativos de grado medio, los 18 años, en caso de poseer un título de técnico medio en la especialidad que se desea cursar para acceder al superior, y los 19 años para el ingreso en el grado superior.

Enseñanzas mínimas

Asimismo, el Grupo Socialista ha abierto una vía de negociación sobre enseñanzas mínimas, con el fin de ampliar el consenso actual. Su portavoz, Raimundo Benzal, ha señalado que el texto se mantiene porque deja perfectamente definida la distribución competencial.
Por su parte, la secretaria de Política Social y Bienestar del PP, Ana Pastor, ha reiterado que con la redacción del artículo 6.3 en sus términos actuales se desvertebrará el sistema educativo en 17 modelos, expresando su contrariedad ante el rechazo de las enmiendas de su Grupo sobre la libertad de elección de centro y modelo educativo por parte de los padres.
Según establece la LOE, “los contenidos básicos de las enseñanzas mínimas no requerirán más del 55% de los horarios escolares en las comunidades autónomas que tengan lengua cooficial, ni del 65% en las que no la tengan”. En este sentido, los socialistas aducen que el dictamen del Consejo de Estado no recoge objeción alguna y que el reparto de competencias entre el Estado y las comunidades autónomas que perfectamente delimitado.

Negociaciones

De igual modo, el Grupo Socialista ha mostrado su disposición a negociar la repetición de curso y los exámenes de recuperación para los alumnos con tres asignaturas suspensas; además del acceso a los programas de cualificación profesional a los 15 años y la definición de las lenguas cooficiales en los distintos niveles, de acuerdo con los grupos nacionalistas.
En todo caso, el Partido Popular ha exigido paralizar la tramitación de la LOE en la Comisión de Educación, hasta que concluyan las negociaciones entre el PSOE y las organizaciones de la comunidad educativa, ya que se podrían introducir modificaciones en el articulado de la ley.
Por su parte, la titular de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, ha insistido en estos días en la necesidad de “colaborar para que se vayan analizando las enmiendas, se acepten aquellas que suponen la mejora del texto y sigamos caminando hacia una ley en la que cabemos todos”. San Segundo ha insistido en que la LOE, “si queremos, es una ley en la que podemos caber todos. No es una ley de una parte del sistema educativo contra el resto, sino que es una ley pensada para ser útil a toda la sociedad”.

 

arriba