Debate sobre la reforma de la LOU

Representantes de sindicatos, rectores, catedráticos y estudiantes expresan sus posiciones ante el borrador presentado por el MEC

Tras la presentación por parte de la ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, del borrador de proyecto de reforma de la Ley Orgánica de Universidades (LOU) ante el Pleno del Consejo de Coordinación Universitaria, el pasado 27 de octubre, y el anuncio de la apertura de un período de debate en el seno
de la comunidad universitaria de dos meses de duración, diversas organizaciones sindicales y de representantes de rectores, catedráticos y estudiantes han expresado sus posturas y críticas ante el contenido del citado borrador.
El período de debate abierto sobre el borrador del proyecto de reforma de la LOU en el seno de la comunidad universitaria debería concluir, según el calendario previsto por el MEC, antes de Navidades. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
La Asamblea General de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), en reunión celebrada el día 27 de octubre, fecha en la que la ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, presentó el proyecto de reforma de la Ley Orgánica de Universidades ante el Pleno del Consejo de Coordinación Universitaria (CCU), acordó “iniciar de inmediato el estudio y valoración del texto, en el que intervendrán el conjunto de los rectores. Para ello, la Conferencia de Rectores ha organizado un proceso de debate y análisis a través de sus comisiones sectoriales y grupos específicos constituidos al efecto, con el objeto de estudiar con todo detalle y con el máximo rigor el documento presentado por el Ministerio de Educación y Ciencia”.
En un comunicado emitido por la organización de los rectores se precisa al respecto que “de esta manera, la CRUE pone de manifiesto, una vez más, su interés y disposición para participar y contribuir con responsabilidad en la modificación de la Ley y confía en que esta reforma pueda hacerse con el máximo consenso y culmine con mejoras sensibles para el sistema universitario”.
El presidente de la CRUE y rector de la Universidad de Oviedo, Juan Vázquez, reclamó, tras la presentación del texto del borrador de reforma de la LOU, “una tramitación rápida de la reforma de la LOU”, así como “compromisos políticos de financiación universitaria”. Vázquez, según informa Europa Press, expresó su consideración de que se tiene que “dar agilidad a la tramitación de la reforma, para que las universidades se concentren en la gestión académica, evitando, por ejemplo, una nueva convocatoria del sistema de habilitación del profesorado”.
El presidente de la CRUE señaló asimismo que, a su juicio, “la reforma de la LOU es importante para quitar incertidumbres y dar tranquilidad a la comunidad universitaria”.

Catedráticos de Universidad y Estudiantes

Por otra parte, la Federación de Asociaciones de Catedráticos de Universidad (FACU) criticó, el pasado día 6 de noviembre, el borrador de reforma de la LOU presentado por el MEC por “allanar el camino hacia los rectorados” y facilitar el acceso a la función pública “a determinados futuros profesores universitarios”, y denunció “que no ha surgido del necesario debate en el seno de la comunidad universitaria”.
El presidente de la FACU, Luis Ortiz Berrocal, en declaraciones efectuadas a Europa Press, precisó a este respecto que “el diseño de elección de rector hurta la capacidad de seleccionarlo a la comunidad universitaria a la que debe representar, confiriéndole esta potestad con el carácter restrictivo que ello conlleva al claustro”, y alertó de lo que, a su juicio, constituye “una reducción del mayor carácter democrático de la Universidad”.
Ortiz Berrocal criticó asimismo el sistema de acreditación propuesto para acceder a la función pública, “por allanar el camino hacia la situación de funcionario público a determinados candidatos a profesores universitarios, rebajando las exigencias”, y precisó que “si un profesor universitario quiere ser funcionario debe afrontar los requisitos de acceso que son intrínsecamente exigibles”.
Por su parte, el secretario de la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (CREUP), Raúl González, señaló, el pasado día 3 de noviembre, tras la inauguración en la Universidad Jaume I de Castellón de la Asamblea de Representantes de Estudiantes de las 13 universidades públicas que integran este colectivo, que el proyecto de reforma de la LOU “flaquea en la presencia de los estudiantes en los órganos de Gobierno de las universidades y en la toma de decisiones”.
González, según informa Efe, precisó que “la propuesta ministerial flaquea mucho, ya que, a pesar de recoger la propuesta estudiantil de crear un Consejo de Estudiantes, se reduce en tres cuartas partes la presencia de alumnos en los órganos representativos de las universidades”.

Federación de Enseñanza de CC.OO.

Ante la presentación del borrador de modificación de la Ley Orgánica de Universidades (LOU), el sindicato Comisiones Obreras, en un comunicado, denuncia la tardanza en la presentación del texto, valora como positivas un conjunto de medidas, pero exige mejoras en aspectos claves como la Financiación, el Estatuto del Personal Universitario y la participación en los Órganos de Gobierno y Coordinación de las Universidades.
En la citada nota, la Federación de Enseñanza de CC.OO. “saluda la presentación por fin del borrador de Ley por la que se modificará la LOU, un texto que el sindicato mayoritario en las Universidades españolas llevaba demandando ya mucho tiempo pues la reforma de dicha ley y el debate necesario no podían retrasarse más”, y en ella se precisa que “CC.OO. valora positivamente un conjunto de medidas positivas que implican avances y que responden a las reivindicaciones que desde la constitución del actual Gobierno nuestro sindicato no ha cesado de exigir y plantear, tanto a la Administración educativa como a los diversos colectivos del ámbito universitario y a la propia sociedad. Las propuestas de CC.OO, surgidas de nuestro debate colectivo y público, que vemos reflejadas en el texto presentado hacen referencia a aspectos tan importantes como el mantenimiento de un sistema único de acceso a la universidad, la participación estudiantil en el Consejo de Coordinación Universitaria, la sustitución del procedimiento de habilitación por uno de acreditación, la simplificación de los cuerpos docentes, el reconocimiento del carácter público de la ANECA, la adecuada exigencia en cualificación para el profesorado de las universidades privadas y la mayor independencia política del Consejo de Gobierno”.
“Sin embargo –según precisó José Campos, secretario general de la Federación de Enseñanza de CC.OO.- consideramos que el proyecto presenta aspectos negativos o insuficientes que esperamos cambiar en el proceso de negociación que hemos exigido al MEC, dentro del marco de ese debate a que ha invitado la Ministra de Educación en la presentación del documento. Debate que exigimos que sea el más amplio y profundo posible, tanto en lo que se refiere a los colectivos que puedan participar en él como en el tiempo necesario para que las premuras no lo dificulten ni lo empobrezcan.”
Para José Campos, “tres son los principales aspectos que han de registrar una mejora sustanciosa. En primer lugar, lo relativo a las cuestiones laborales. No estamos por un Estatuto del Personal Docente, sino por un Estatuto del Personal Universitario, que regule las condiciones laborales de todos los trabajadores y trabajadoras de las Universidades. Y para ello, sabe muy bien la Ministra a quién ha de dirigirse: a las organizaciones sindicales representativas, entre las que CC.OO. ocupa el primer lugar a larga distancia del resto. Esperamos que se abran pronto unas negociaciones reales, con voluntad de alcanzar acuerdo y guiadas por el objetivo de consensuar mejoras para los diversos colectivos que trabajan en el ámbito universitario.”
“Por otro lado, -se precisa en el comunicado- para CC.OO. el texto presentado adolece de una falta absoluta de previsiones presupuestarias. La concreción de una Financiación adecuada vuelve a ser una carencia a la que nos tiene demasiado acostumbrados la Administración educativa. Y no hay mejoras si no hay previsiones presupuestarias que las soporten. Confiamos también, por tanto, en que se abra otro frente de negociación y debate a este respecto y que sus resultados lleguen a ser satisfactorios. No en balde el actual Gobierno ha puesto siempre su énfasis en las políticas sociales (y la educativa es una de ellas) y su compromiso de hacer el mayor esfuerzo económico para llevar a la realidad lo que viene prometiendo.”
Por último, según CC.OO. “el proyecto necesita igualmente mejoras sustanciales en lo que se refiere a la participación en los Órganos de Coordinación y Gobierno de las Universidades. “Por nuestra parte no vamos a admitir que un colectivo como el de los trabajadores y trabajadores quede excluido de dichos órganos. Los rectores son los representantes de las Universidades (y no de ningún colectivo en concreto), pero los de los trabajadores son aquellas organizaciones que ostentan la legitimidad representativa surgida de las urnas en las sucesivas elecciones sindicales. Para CC.OO. dichos representantes deberán estar presentes inexcusablemente en los órganos de gobierno y coordinación, por lo que no admitiríamos una Ley que los excluyese”.

Falta de modelo

Por su parte, el sindicato FETE-UGT, en un comunicado emitido el pasado 4 de noviembre, señala que “en una primera lectura del texto de modificación de la LOU, presentado por el MEC ante el Consejo de Coordinación Universitaria el pasado 27 de octubre, FETE-UGT aprecia, ante todo, la falta de un modelo para la Universidad española, que se intenta obviar delegando en las Comunidades Autónomas y Universidades”.
En el comunicado se añade que “la Universidad precisa de unos criterios mínimos de legislación común que vertebren la enseñanza universitaria de las comunidades autónomas. Por ello, FETE-UGT aboga porque la Mesa sectorial estatal no quede vacía de contenidos por la transferencia de funciones y responsabilidades a la comunidades y universidades”.
Del texto del proyecto de reforma, FETE-UGT resalta lo siguiente:
“Resulta confuso y errático en sus contenidos dejando indeterminados aspectos vitales como: composición y representación de las Universidades Públicas; evaluación y acreditación sin contenido ni función; Profesorado Contratado laboral; carrera docente con la transformación del TEU en TU; del Régimen Económico y Financiero de las Universidades Públicas y de la Investigación en la Universidad; contiene preceptos que podrían ser de dudosa constitucionalidad al permitir crear contratos laborales a las Comunidades Autónomas; deja unos márgenes a las Comunidades Autónomas difícilmente compatibles con la Convergencia Europea o la búsqueda de criterios uniformes de calidad; olvida los derechos profesionales de los Cuerpos de Funcionarios Docentes; utiliza un complemento retributivo, como el sexenio, como elemento de clasificación entre Cuerpos docentes, saltándose la legalidad vigente; no habla de coordinación entre la Administración Central y la Autonómica en relación con las políticas de profesorado y financiación de la Educación Superior, más allá del papel que juega el CCU, y no recoge regulación alguna sobre el Personal de Administración y Servicios, su profesionalización y carrera administrativa”.
“Desde este análisis de urgencia –se concluye en el comunicado de FETE-UGT- invitamos a un debate profundo de las modificaciones de la LOU con los deseos de una Universidad más democrática y científica por parte de profesores, estudiantes y personal de administración y servicios, y demandamos al Gobierno el esfuerzo necesario para que la reforma de la LOU responda a las exigencias que viene planteando la comunidad universitaria desde la aprobación de esa ley hace cuatro años”.

 

arriba