El Congreso rechaza las
enmiendas a la totalidad de la LOE

El proyecto de ley continuará
su trámite
en la Comisión de Educación y Ciencia

La ministra observa desde su escaño la intervención
de los representantes de los grupos políticos.
(Foto: Rafael Martínez)
El Pleno del Congreso de los Diputados ha rechazado por mayoría las dos enmiendas a la totalidad al proyecto de la Ley Orgánica de Educación (LOE), presentadas por PP y CiU. Una vez superado el primer trámite parlamentario, la nueva norma pasará a la Comisión de Educación y Ciencia, donde se  debatirán las enmiendas parciales.

Madrid. ROSAURA CALLEJA
Con 180 votos en contra y 131 a favor, el pleno del Congreso de los Diputados rechazó la enmienda del PP, que incluía un texto alternativo, mientras que la de CiU, que solicitaba la devolución del proyecto al Gobierno, fue impugnada por 171 votos en contra y 139 a favor.
En la presentación del proyecto ante el pleno del Congreso, Mª Jesús San Segundo puso énfasis en que la LOE es una ley “para todos” y que conjuga la calidad con la equidad y afirmó que esta reforma educativa pretende “ajustar la normativa a la sociedad del siglo XXI. También subrayó que el Consejo de Estado en su informe sobre la LOE especifica que no encontró indicios de inconstitucionalidad.
En su discurso, la ministra apostó por ofrecer un servicio educativo de calidad para el desarrollo de la sociedad del conocimiento. No obstante reconoció que, a pesar de que habían acortado distancias con los países de nuestro entorno, “aún no hemos alcanzado el nivel educativo al que aspiramos”. También recabó la corresponsabilidad de las comunidades autónomas para la financiación de las medias de mejora que propone la ley y señaló que de los 6.000 millones de euros de presupuesto previsto para los próximos cinco años, su Departamento aportaría el 60% y el resto correspondería a las administraciones autonómicas.

Éxito escolar

Durante su intervención reiteró que es “una ley para todos, progresista, que contribuirá a la modernización de la sociedad y a mejorar la cohesión social”. A pesar de que la nueva norma sustituye a tres leyes, LOGSE, LOPEG y LOCE, la ministra aseguró que “mantiene parte de sus contenidos”. Además de proporcionar una educación de calidad para todos, en todos los niveles, la LOE especialmente se incidirá en “el éxito educativo de todos los alumnos”, puntualizó. Además hizo referencia a los programas de apoyo y refuerzo en Primaria y Secundaria, que ya se pusieron en marcha el trimestre pasado. De igual modo, subrayó el carácter complementario de las dos redes educativas la pública y la concertada y en el compromiso con los objetivos de la UE, que se concretan en el aumento de la escolarización, del éxito en la enseñanza obligatoria y del aprendizaje a lo largo de la vida.

Evaluación

La titular del MEC definió la evaluación como “instrumento indispensable para valorar los resultados académicos” y concretó que se llevarán a cabo pruebas de diagnóstico en 4º de Primaria y 2º de Secundaria y que se remitirá la información de estos resultados al Congreso. Entre las novedades que introduce la LOE citó el adelanto de la enseñanza del primer idioma extranjero y de nuevas tecnologías, el carácter orientador del 4º curso de la ESO y entre las medidas para la atención a la diversidad concretó las adaptaciones curriculares, los desdobles de grupos y los programas de cualificación profesional inicial. Asimismo, manifestó que la LOE potenciará la educación en valores con la incorporación de una nueva asignatura obligatoria “Educación para la Ciudadanía” y las Enseñanzas Artísticas, con la inclusión en la modalidad de Bachillerato de Artes de una especialidad de Música y Danza y la creación del Consejo Superior del Enseñanzas Artísticas.

Enmiendas

El PP había presentado una enmienda a la totalidad al proyecto de Ley Orgánica de Educación, que fue defendida por Ana Pastor, secretaria de Política Social y Bienestar, quien afirmó que su texto alternativo a la ley apuesta por “un modelo educativo que cree en la libertad, la calidad de la escuela pública, una carrera docente y que prime el esfuerzo de los alumnos, asegurando que la LOE aporta menos calidad, libertad, cohesión territorial, igualdad, esfuerzo, profesionalización y apoyo al profesorado y es contraria al progreso y la modernización”.
A su juicio, la memoria económica de la LOE necesitaría 35 años para su cumplimiento, porque en los Presupuestos Generales del Estado sólo se destinan 170 millones de euros. “La ley propicia la ruptura de la educación en 17 sistemas”, dijo Pastor.
Por su parte, Joseph Antoni Durán i Lleida cuestionó que la LOE no cuente con el consenso necesario, por lo el sistema educativo no dispone de la estabilidad necesaria. Así como criticó que la nueva norma no garantice la libertad de los padres sobre la elección de centro para sus hijos. No obstante, reconoció que aunque su grupo mantiene “diferencias sustanciales” con este proyecto de ley, están en proceso de negociación.
Mª Jesús San Segundo hizo hincapié en que calidad y equidad para todos son los principios fundamentales de la LOE y, en respuesta a las acusaciones de “desvertebración” del sistema educativo, afirmó que “nada hay más vertebrador que la equidad, ni más desvertebrador que la falta de igualdad de oportunidades”.
En estas semanas la Comisión de Educación y Ciencia del Congreso de los Diputados debatirá las enmiendas parciales a la Ley Orgánica de Educación.

 

arriba