Más del 80% de las familias españolas valoran positivamente a los profesores de sus hijos
Sin embargo, solo el 22% está satisfecho de su nivel de participación en el funcionamiento del centro escolar, según un estudio de la FUHEM e IDEA
La mitad de los padres españoles cree que el sistema educativo funciona mal, aunque están muy satisfechos con el ambiente del centro escolar donde estudian sus hijos. Las familias piensan que los profesores son competentes y realizan un buen trabajo. Sin embargo, sienten desconcierto ante las sucesivas reformas legales del sistema educativo.
La mitad de los padres españoles considera que sus hijos están mejor preparados de lo que estaban ellos a su edad.
(Foto: Rafael Martínez)

Madrid. M. GIRON
Más del 62% de los padres considera que el sistema educativo español funciona peor que la mayoría de los europeos y un 53% cree que ha empeorado en los últimos años.
Estos son algunos de los datos de la encuesta realizada a 2.138 familias españolas con hijos escolarizados en Primaria, Secundaria y Bachillerato, en centros públicos y concertados, situados en diferentes comunidades autónomas. El estudio ha sido realizado por el Instituto de Evaluación y Asesoramiento Educativo (IDEA), bajo el patrocinio de la Fundación Hogar del Empleado (FUHEM).
La macroencuesta refleja también que los padres son muy críticos con su participación en el funcionamiento del centro escolar, ya que sólo el 22% se siente satisfecho con este aspecto, además de criticar también las instalaciones y los recursos de los que dispone el colegio en el que estudian sus hijos.
Además, el 69% de las familias están también satisfechas con la atención del tutor de sus hijos; el 64% con la forma de enseñanza de los profesores; el 62%, con los valores que el centro transmite, y el 57% con el ambiente de estudio.

Equipos directivos

Distinguiendo entre enseñanza pública y concertada, los padres entrevistados valoran más los equipos directivos de los centros públicos; los valores del proyecto educativo en los concertados y el clima de trabajo en el aula de los privados. Por etapas, las familias están más satisfechas con Primaria y ESO y son más críticas con Bachillerato.
En cuanto a los profesores, el 83% valora positivamente su labor y sólo el 41% considera que el trabajo de este colectivo está reconocido socialmente. Además, el 75% de los padres se muestra de acuerdo con el estilo de enseñanza de los profesores de Primaria, frente a solo el 49% que manifiesta estar de acuerdo con el estilo de los profesores de la etapa postobligatoria.
Sin embargo, la mitad de los encuestados considera que sus hijos están mejor preparados de lo que estaban ellos a su edad, a pesar de creer que los alumnos tienen poco interés por aprender (61%) y que las enseñanzas que reciben no se adaptan bien a lo que van a necesitar los jóvenes en el futuro (34%).
En cuanto a la presencia de alumnado inmigrante y niños con discapacidad en las aulas, las familias lo ven bien, pero son más críticos con la primera situación. El 65% de los padres de la escuela pública está de acuerdo con que haya alumnos inmigrantes en la clase de su hijo, mientras que en la concertada se reduce al 44% y en la privada se sitúa en el 48%.

Falta de información

En lo que se refiere a los cambios en el sistema educativo, el 67% de los padres dice carecer de información sobre la LOE. Además, el 70% estén en desacuerdo con que sus hijos pasen más tiempo en el colegio, la mitad no acepta que les reduzcan los deberes para hacer en casa, y el 53% no ve adecuada la reducción de asignaturas, aunque esta opinión desciende en la ESO.
El director de IDEA, Alvaro Marchesi, aclaró que los padres son más críticos con el sistema educativo que con la realidad de los centros escolares debido a los “mensajes negativos” que se vierten sobre la situación de la educación en España por parte de políticos y medios de comunicación.
Los datos reflejados en el informe se han comparado con los recogidos en uno similar realizado hace seis años, con el objetivo de averiguar los cambios registrados en ese periodo. En ambas investigaciones se aprecia que familia y escuela son las dos instituciones que más influyen en la educación de los hijos, si bien de la realizada en 1999 a la actual, se percibe que la valoración de los padres ha descendido ligeramente, especialmente en el ambiente de estudios, la actuación de los equipos directivos y la participación en los centros.

 

arriba