El MEC falla los Premios Nacionales de Investigación 2005

Madrid. Los jurados de los Premios Nacionales de Investigación han fallado los galardones de la edición 2005, decisión que ha sido comunicada a los premiados por la ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo.
Según una nota del MEC, el Premio Blas Cabrera, en el área de Ciencias Físicas, de los Materiales y de la Tierra, se ha concedido a Pedro Miguel Etxenike; el Premio Enrique Moles, en el área de Ciencia y Tecnología Químicas, se ha otorgado a Miguel Valcárcel; el Premio Alejandro Malaspina, en el área de Ciencias y Tecnologías de los Recursos Naturales, se ha fallado a favor de Miguel Delibes de Castro; el Premio Julio Rey Pastor, en el área de Matemáticas y Tecnologías de la Información, ha recaído en Manuel de Hermenegildo; y el Premio Juan de la Cierva, en el área de Transferencia Tecnológica, se ha entregado a Ignacio Fernández de Lucio,
El objetivo de estos premios es reconocer el mérito de aquellos investigadores españoles que estén realizando una labor destacada en campos científicos y tecnológicos de trascendencia relevante y que contribuyan al avance de la ciencia, al mejor conocimiento del hombre y su convivencia, a la transferencia de tecnología y al progreso de la humanidad.
Como en anteriores convocatorias, las candidaturas fueron presentadas por instituciones que llevan a cabo actividades de investigación (universidades, organismos públicos de investigación, etc.) o cuyos miembros tienen un indiscutible reconocimiento en el ámbito investigador Instituto de España, sociedades científicas, etc.). También puede presentarse una candidatura avalada por un grupo de cinco o más investigadores individuales. La dotación de cada premio es de 76.500,00 euros.
El premio Nacional de Investigación “Blas Cabrera”, en Ciencias Físicas, de los Materiales y de la Tierra, ha sido para Pedro Miguel Etxenike. El jurado le ha otorgado el premio “por sus contribuciones científicas en el ámbito de la Física del Estado Sólido, con amplia repercusiones internacionales, en particular en el campo de las interacciones de partículas con superficies, y por su impulso para la creación de una Escuela Internacional en el área de la Física de Materiales”. Doctor en Física por la Universidad de Cambridge, Etxenike es Catedrático de Física de la Materia Condensada en la Universidad del País Vasco.

Química Analítica. El premio Nacional de Investigación “Enrique Moles”, en Ciencia y Tecnología Químicas, ha recaído en Miguel Ángel Valcárcel, que ha sido galardonado por su “investigación relevante en nuevas vías de desarrollo de la Química Analítica, labor altamente significativa y reconocida internacionalmente. Se ha valorado muy especialmente que fuera pionero en España y en Europa en la automatización y miniaturización de procesos de medidas bioquímicas, la utilización de sensores bioquímicos de flujo continuo, la aplicación de la química en fluidos supercríticos al desarrollo de reacciones enzimáticas, el uso de nanotubos como fases estacionarias en la electroforesis capilar, así como otras aportaciones a los estudios de metrología en química”. Doctor en Ciencias Químicas por la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Valcárcel es actualmente Catedrático de Química Analítica en la Universidad de Córdoba.
Por su parte, el premio Nacional de Investigación “Alejandro Malaspina”, en Ciencias y Tecnologías de los Recursos Naturales es para Miguel Delibes de Castro, “por la relevancia y calidad científica de sus aportaciones al conocimiento de la biología y ecología de los mamíferos, por la coherencia de su dilatada carrera investigadora, y por su decisiva contribución al nacimiento y desarrollo de la Biología de la Conservación en España”.
Doctor en Ciencias Biológicas por la Universidad Complutense de Madrid, Miguel Delibes de Castro es Profesor de Investigación del CSIC en la Estación Biológica de Doñana.
Asimismo, el premio Nacional de Investigación “Julio Rey Pastor”, en Matemáticas y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, ha sido concedido a Manuel de Hermenegildo Salinas, “por su muy destacable y reconocida internacionalmente trayectoria investigadora, habiendo contribuido decisivamente a un campo de actuación novedoso en el área de la informática y, expresamente, en la programación lógica y en la implementación eficiente de lenguajes lógicos”. Doctor Ingeniero de Telecomunicación por la Universidad de Austin (Texas), Manuel de Hermengildo es actualmente Catedrático de Inteligencia Artificial de la Universidad Politécnica de Madrid.
Finalmente, el premio Nacional de Investigación “Juan de la Cierva”, en Transferencia de Tecnología ha correspondido a Ignacio Fernández de Lucio, “por su contribución pionera a la generación e implantación de modelos de transferencia de conocimiento desde el sistema público de I+D al sistema productivo y a la sociedad en su conjunto, y por su continuada labor de reflexión, difusión y gestión en el ámbito de la función de transferencia en las universidades y organismos públicos de investigación”. Doctor Ingeniero Agrónomo por la Universidad Politécnica de Valencia, Ignacio Fernández de Lucio es Investigador Científico en el Instituto de Gestión de la Innovación y el Conocimiento del CSIC y la Universidad Politécnica de Valencia.

 
 

El MEC va a destinar el próximo año 2.418 millones para políticas de I+D+i
Más de 149 millones de euros se dedicarán a financiar
el Estatuto del Personal Investigador en Formación

Madrid. El Ministerio de Educación y Ciencia va a destinar 149,812 millones de euros para poner en marcha el Estatuto del Personal Investigador en Formación a partir de enero de 2005, según ha afirmado el secretario de Estado de Universidades e Investigación, Salvador Ordóñez, durante su última comparecencia en la correspondiente Comisión del Congreso de los Diputados. En concreto, las becas de formación de personal universitario (FPU) aumentarán un 13% hasta llegar a los 97,4 millones, mientras las de formación de personal investigador alcanzarán los 52,3 millones, un 18,6% más que en el ejercicio precedente.
También se van a destinar 102 millones para planes de contratación de investigadores, que se repartirán entre el Programa Ramón y Cajal (45 millones), el Torres Quevedo (25 millones) y el Juan de la Cierva (32 millones), mientras que se dedicarán otros 130 millones en tres años para la convocatoria “I-3”. Además, a partir del 1 de enero de 2006 todos los becarios de postgrado tendrán cuatro años de Seguridad Social asegurada, y los de tercer y cuarto año de beca tendrán contratos laborales en prácticas.

Converger con Europa. El MEC quiere “crear un sistema universitario convergente con Europa, mejorar la calidad, desarrollar el programa Ingenio 2010 y aumentar de forma sustancial los organismos públicos de investigación”, según ha adelantado Salvador Ordóñez, quien ha añadido que en los presupuestos para investigación, desarrollo e innovación “no hay ni un euro para defensa, todo se dedica a empresas civiles”. Por su parte, el subsecretario de Educación y Ciencia, Fernando Gurrea, ha concretado que el Ministerio gastará 2.418 millones de euros el próximo año en políticas de I+D+i, lo que supone 368 millones más (17,9%) que en el presente.
Por partidas concretas, el Fondo Nacional I+D contará con 636,819 millones de euros (45% de aumento), los parques científicos y tecnológicos dispondrán de 190,12 millones, y el nuevo fondo estratégico de infraestructuras científico-tecnológicas singulares tendrá en su primera fase 200 millones, de los que 180 corresponderán a préstamos, según ha informado el secretario general de Política Científica y Tecnológica, Salvador Barberá. El Programa de Cooperación en Investigación Técnica y Desarrollo Tecnológico (antiguo PROFIT) crecerá un 22,32%, mientras que el nuevo programa “Consolider” y el “Explora” estarán dotados con 35 millones, “para crear grandes grupos de investigación competitivos a nivel internacional”.

El CSIC. Además, la financiación de los Organismos Públicos de Investigación (OPIs) aumentará un 16,63% el próximo año, llegando a un total de 801,64 millones de euros, salvo en el caso del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), cuyo presupuesto se incrementará un 22%, con un total de 439,8 millones. Una aportación “escasa pero razonable, porque todo es poco para un país que debe apostar por la I+D+i”, según palabras del presidente de dicha institución, Carlos Martínez, quien ha mostrado su extrañeza porque los becarios de investigación se preocupen por el seguro de desempleo, “cuando deberían ambicionar ser Premio Nóbel”.

 
 

Máxima autonomía e independencia para el futuro Consejo Europeo de Investigación

Madrid. Los gobiernos de la Unión Europea (UE) son partidarios de que el futuro Consejo Europeo de Investigación, formado por científicos de reconocido prestigio, funcione con la máxima autonomía e independencia. Dicho organismo será una de las principales novedades del séptimo programa-marco de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico que la UE prepara para el período 2007-2013, y decidirá que proyectos de ciencia básica recibirán fondos comunitarios durante ese tiempo.
La ministra española de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, ha recordado ante la prensa que España siempre ha apoyado dicha iniciativa, y que dos españoles figuran entre los 22 miembros fundadores de dicho Consejo científico. Se trata del catedrático Manuel Castells, uno de los mayores expertos en temas relacionados con la sociedad de la información, y el profesor Oscar Marín, investigador del Instituto de Neurociencias del CSIC en Alicante. Así, la ministra ha asegurado que “los mejores científicos europeos seleccionarán en cada momento cuáles son las mejores propuestas. Es como la ciencia avanza, al menos en los últimos cien años”.
La Comisión Europea quiere que el presupuesto comunitario para la ciencia se reoriente hacia el objetivo de reforzar la competitividad y el crecimiento de la economía, y ha propuesto un presupuesto global de 72.726 millones de euros para el citado periodo, aunque esa dotación está condicionada al resultado de las negociaciones que mantienen los Veinticinco sobre las llamadas “perspectivas financieras”. La ministra española ha calificado como “muy ambicioso” el nuevo programa-marco, cuyas principales novedades son, precisamente, la financiación de la ciencia básica a través del mencionado Consejo, el apoyo para acuerdos de cooperación a gran escala entre instituciones públicas y privadas, y la financiación de nuevas infraestructuras científicas, tema este último sobre el que España tiene “mucho interés”.


Semana de la Ciencia en la Comunidad de Madrid

Madrid. La Dirección General de Universidades e Investigación de la Consejería de Educación de la Comunidad Autónoma de Madrid (CAM) va a organizar la  5ª edición de la “Semana de la Ciencia, que se celebrará del 7 al 20 de noviembre en numerosas instalaciones de la capital y de 35 localidades de la región. Se encuadra en el Programa de ciencia y Sociedad del IV Plan Regional de Investigación Científica y Tecnológica, y se enmarca a su vez dentro de la Semana Nacional de  la Ciencia y la Tecnología organizada por el MEC, y de la Semana Europea de la Ciencia. Y sigue las recomendaciones establecidas por la Comisión Europea a través del Plan de Acción Ciencia y Sociedad, de diciembre de 2001, y del VI Programa Marco, de junio de 2002.
La semana de la Ciencia de Madrid está dirigida a todos los públicos, y la asistencia y participación a todos los actos es gratuita. Su principal objetivo es “poner al alcance de los ciudadanos los temas y las cuestiones que les interesan y preocupan”, y fomentar “la creación de un espíritu crítico y constructivo hacia la ciencia y la tecnología, fomentando la participación ciudadana más que la simple oferta de información”. Este año se desarrollarán 540 actividades distintas, divididas en seis grandes áreas temáticas sobre “La ciudad del mañana, patrimonio y ciudadanía”; Calidad de vida, salud y alimentación”; “Energía, medioambiente y desarrollo sostenible”; “El Espacio, el territorio y los transportes; “Sociedad de la información y las comunicaciones”; y “Bases del conocimiento”.
Cada una de dichas áreas estará dividida en diversos tipos de actividades, como jornadas de puertas abiertas y visitas guiadas a “instituciones y organismos esenciales para la ciencia y la tecnología madrileñas”, que normalmente no son accesibles para el público en general. Y también mesas redondas, conferencias, cursos y talleres, itinerarios didácticos y excursiones, exposiciones, y sesiones cinematográficas y audiovisuales.
Participarán más de 2.000 científicos y 140 entidades organizadoras y 300 colaboradoras, desde centros de investigación hasta asociaciones de vecinos y ONG’s, pasando por universidades, fundaciones y sociedades científicas, porque “se trata de dar la palabra a todos y fomentar los intercambios de saberes y experiencias”. Y se editarán 340.000 ejemplares de la Guía de actividades. Mas de 150.000 visitantes asistieron a la Semana de la Ciencia de 2004. Más información en www.madrimasd.org/semanaciencia

 
arriba