La Comisión de Expertos aboga por una oferta de enseñanzas de grado “flexible, abierta y amplia” 

La comisión externa de expertos que estudia las propuestas de mapa de titulaciones universitarias adaptado al Espacio Europeo de Educación Superior ha acordado, por unanimi- dad, los criterios que deben regir el

El MEC elaborará las directrices de las titulaciones en cuatro fases,
e iniciará el proceso en
el próximo mes de octubre

La ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, junto con los miembros de la Comisión de Expertos que estudia las propuestas del mapa de titulaciones para su adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior.
(Foto: Rafael Martínez)
diseño de las nuevas enseñanzas basado en los principios de diversidad y flexibilidad, con gran autonomía de las universidades para definir sus perfiles propios, itinerarios y desarrollos curricu- lares, facilitando el reconocimiento mutuo y las titulaciones dobles en un mapa abierto y flexible, y tan amplio como sea necesario.

Madrid.
El secretario de Estado de Universidades e Investigación, Salvador Ordóñez, explicó en rueda de prensa los asuntos tratados en la segunda reunión de la Comisión de Expertos que estudia la adaptación de las titulaciones universitarias al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). En dicha reunión, la Comisión apoyó la propuesta del Ministerio de Educación y Ciencia de definir “un mapa de enseñanzas de grado flexible, abierto y tan amplio como sea necesario, para hacer una oferta de formación universitaria diversa y ajustada a las demandas de la sociedad”.
Los títulos, según explico el secretario de Estado de Universidades e Investigación, serán comparables y comprensibles de modo que faciliten el reconocimiento mutuo de títulos entre universidades y la libre circulación de estudiantes y titulados. Paralelamente se introducirán mejoras en los métodos docentes, desde la perspectiva de una participación proactiva de los estudiantes y una mayor capacidad de éstos a la hora de diseñar su currículum académico. Asimismo, se contempla la posibilidad de títulos dobles, títulos compartidos entre universidades y la acumulación de créditos a efectos de reconocimiento y de acceso al posgrado. Todo ello, según resaltó Salvador Ordóñez ante los medios de comunicación, “con el objetivo de hacer una universidad más atractiva para nuestros estudiantes y en el ámbito internacional”.

Directrices

Cada título de grado tendrá unas directrices comunes, (un mínimo del 50% del total de créditos) y se evaluará con criterios de calidad que garantizarán el reconocimiento oficial por el Estado a efectos académicos y profesionales. Las directrices, el núcleo común de los títulos, permitirán a las universidades diseñar con flexibilidad sus planes de estudios. Además, tal y como se ha propuesto en el Proyecto de Orden Ministerial que desarrollará los Reales Decretos de grado y postgrado, presentada el pasado 6 de septiembre en el Consejo de Coordinación Universitaria (CCU), las universidades españolas podrán incluir en los títulos oficiales las menciones o itinerarios homologables que la sociedad necesite y que las propias universidades y las Comunidades Autónomas crean viables. Así, los mismos estudios en diferentes universidades tendrán un núcleo común que permitirá la homologación de los títulos y movilidad de los estudiantes y unas especificidades, diseñadas por cada universidad y recogidas en las menciones, que permitirán diversificar la oferta de estudios. De esta manera, el abanico de opciones se ampliará sustancialmente con respecto a la actualidad.

Cuatro fases

Con el objeto de cumplir los plazos establecidos e iniciar el camino que conduzca a la implantación del EEES, la Comisión de Expertos instó al MEC a desarrollar una planificación temporal de remisión al Consejo de Coordinación Universitaria de propuestas para el desarrollo de las nuevas enseñanzas, mediante la elaboración de las directrices generales propias. El calendario establece los siguientes hitos: octubre del 2005, febrero del 2006, septiembre del 2006 y febrero del 2007.
Al final de este periodo se completará la renovación de las enseñanzas actuales, aunque habrá que seguir explorando la inclusión, en este mapa flexible y abierto de titulaciones, de posibles nuevas ofertas formativas o de nuevas demandas sociales. Esta planificación por etapas permitiría ir diseñando y optimizando el funcionamiento de todo el proceso.
“Como se ha anunciado repetidamente –señaló Ordóñez- las directrices serán debatidas por todos los sectores implicados en el ámbito de cada titulación y, en todo caso, por universidades (profesores y estudiantes), administraciones públicas (General del Estado y Autonómica), sector productivo (sindicatos y empleadores) y asociaciones profesionales. Posteriormente se establecerán como Reales Decretos. A partir de este momento las Universidades dispondrán de 3 años para elaborar los correspondientes planes de estudios”.

Participación

El MEC ha decidido, de acuerdo con esta propuesta, enviar al Consejo de Coordinación Universitaria en el mes de octubre un reducido conjunto de enseñanzas de cada una de los grandes ámbitos del conocimiento, al objeto de comenzar el proceso.
Salvador Ordóñez destacó asimismo en el transcurso de la rueda de prensa que “iniciamos un camino en el que recabamos la máxima participación y ofrecemos diálogo y discusión de y con todos los sectores implicados”, y subrayó su convencimiento de “la importancia de la calidad y diversidad de la formación universitaria para el crecimiento económico sostenible y la cohesión social de los ciudadanos españoles”.
En cuanto a los estudios de posgrado, los masters oficiales, Salvador Ordóñez precisó que tendrán una duración de entre 60 y 120 créditos y precios públicos, para que todo el mundo que lo desee pueda cursarlos, y significó que “en el nuevo concepto de Educación Superior, la formación debe desarrollarse a lo largo de toda la vida”.

Criterios de diseño de nuevas enseñanzas

La comisión externa de expertos que estudia las propuestas de mapa de titulaciones universitarias adaptado al Espacio Europeo de Educación Superior acordó por unanimidad, durante la segunda reunión, celebrada en la tarde del 21 de septiembre, la aprobación de los criterios que deben regir el diseño de las nuevas enseñanzas, que estará “basado en los principios de diversidad y flexibilidad, con gran autonomía de las universidades para definir sus perfiles propios, itinerarios y desarrollos curriculares, facilitando el reconocimiento mutuo y las titulaciones dobles en un mapa abierto y flexible”. La ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, acudió a la reunión, celebrada en la sede del MEC, para saludar a los miembros de la Comisión.
En virtud de los términos del acuerdo, las universidades podrán crear cualquier título oficial, gracias a las menciones, que la sociedad necesite y que las Comunidades Autónomas consideren oportuno.
La comisión también ha apoyado la propuesta del MEC para seleccionar un pequeño grupo de enseñanzas en cada área del saber para comenzar a elaborar sus directrices, y que sirvan de guía y ejemplo. Las directrices se elaborarán, así, en varias fases: octubre de 2005, febrero de 2006, septiembre de 2006 y febrero de 2007.
En octubre de 2005, primer plazo, el Ministerio comenzará a elaborar las directrices de: 
* Área de Humanidades: Filosofía, Historia, Historia del Arte, Geografía y Lenguas Modernas.
* Área de Ciencias Sociales: Economía, Administración de Empresas, Derecho, Psicología, Magisterio Infantil, Magisterio de Educación Primaria.
* Área de enseñanzas técnicas: Ingeniería de Telecomunicación, Ingeniería Mecánica e Ingeniería Aeronáutica.
* Área de ciencias experimentales y de la salud: Matemáticas, Física, Biología, Química, Geología, Medicina, Enfermería y Fisioterapia.
El MEC, según explicó el secretario de Estado de Universidades e Investigación, considera que la oferta de lenguas debe ser lo más amplia posible con diversas opciones para las universidades, como una lengua central o una combinación de dos lenguas, y apuesta porque se desarrollen específicamente las enseñanzas de lengua española y sus literaturas y las enseñanzas de lengua y literatura de cada una de las lenguas oficiales del estado, como opción estratégica de visibilidad internacional.
Por otra parte, se considera adecuado la inclusión de un título de Humanidades, si bien, para evitar duplicidades en las directrices, dado el carácter generalista de este título, se incluirá en los próximos hitos.

 

arriba