Movilizaciones por un Estatuto del profesorado
Los sindicatos CC.OO, CSI-CSIF y UGT quieren negociar
con el MEC las condiciones laborales de los docentes
Los sectores de enseñanza de CC.OO, CSI-CSIF y UGT han anunciado su intención de movilizarse, si el MEC no convoca la Mesa sectorial para negociar la mejora de las condiciones laborales del profesorado. También ANPE ha pedido que cualquier Pacto por la Educación contemple un Estatuto de la función docente, mientras que el MEC ha prometido desarrollar dicha norma durante el presente curso.
Los responsables de enseñanza de UGT, CC.OO y CSI-CSIF, Carlos López, José Campos y Eliseo Moreno, en un momento de la rueda de prensa. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. G. ARIANES
Las federaciones de Enseñanza de CC.OO, CSI-CSIF y UGT han pedido al MEC que negocie en la Mesa Sectorial los aspectos del proyecto de Ley Orgánica de Educación relacionados con las condiciones laborales de los trabajadores de la enseñanza, de forma paralela a la tramitación parlamentaria de la propia Ley. Los secretarios generales de dichas organizaciones, José Campos, Eliseo Moreno y Carlos López respectivamente, han afirmado en rueda de prensa que este curso puede suponer “un hito histórico” si las fuerzas políticas “hacen los deberes que les reclama la sociedad y logran alcanzar el tan ansiado Pacto de Estado por la Educación, acordando las coincidencias y contenidos básicos que permitan estabilizar el sistema educativo más allá de las contiendas electorales”.
Estas organizaciones consideran prioritaria la negociación de un Estatuto del profesorado “que recoja la necesidad de adaptar la normativa general de los funcionarios a las particularidades de la labor docente, a través de una norma propia con rango de ley”. Recuerdan que llevan 25 años reclamando dicho Estatuto. Y añaden que “seguimos trabajando para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores de la enseñanza, porque no se puede hacer una reforma a espaldas de quienes tienen que aplicarla en las aulas con su trabajo diario. Y hasta ahora todas las leyes educativas se han hecho sin contar con los profesores”. En su opinión, los docentes “se tienen que sentir reconocidos y respaldados por la Administración. No deben ir a los centros a sobrevivir, sino a enseñar y transmitir conocimientos”.

Mejoras laborales

Mientras se tramita la LOE estos sindicatos quieren negociar temas como un nuevo sistema de acceso para la función pública docente, con el fin de reducir el porcentaje de interinos al 8%, y la ampliación con carácter indefinido de la llamada “jubilación LOGSE”, a la que pueden acogerse quienes han cumplido los 60 años y llevan al menos 30 de docencia. Además, piden mejoras retributivas para todo el colectivo, disminución de la jornada lectiva para los mayores de 55 años, medidas para potenciar la formación permanente en los centros de trabajo y actuaciones relacionadas con la atención a la diversidad, la resolución de conflictos, las nuevas tecnologías, etc.
También reclaman incentivos económicos para el desempeño de las tutorías, y “mecanismos reales” de promoción que permitan a los maestros acceder a la docencia en Secundaria y a la condición de catedrático, y que todos los profesores puedan llegar a la Universidad. Consideran que “la puesta en marcha de la LOE no debe suponer supresiones de puestos de trabajo ni la perdida significativa de horario lectivo en algunas asignaturas”. Y acusan al MEC de haber bloqueado las deliberaciones en la Mesa Sectorial. Por todo ello, han anunciado su intención de iniciar una serie de movilizaciones a partir de octubre, para forzar la negociación de “estos aspectos que aparecen de manera insatisfactoria e insuficiente en la LOE”.

Contar con los docentes

Por su parte, el sindicato ANPE ha difundido un comunicado en el que afirma que la negociación “a la baja”de los dos principales partidos políticos para alcanzar un consenso sobre educación “no inciden, en profundidad, en la solución de los problemas”, y nos llevaría a “un pacto de mínimos con poco contenido”. Añade que cualquier acuerdo debe servir para “mejorar el sistema educativo, la enseñanza pública y las condiciones de trabajo de los docentes”. Y dice que apoyará la firma de un Pacto por la Educación, “que cuente con el profesorado” para lograr un sistema educativo “vertebrado y estable”, con una estructura y ordenación académica “con vocación de perdurabilidad”.
Según ANPE dicho Pacto debería establecer asimismo “un compromiso explícito de homologación y mejora de las retribuciones del profesorado en todos los niveles”, un marco normativo que dé respuesta a las situaciones de conflicto en los centros, y una ley de financiación “que haga efectivas las medidas que contemple”. E incluir también “un Estatuto de la función pública docente que regule el conjunto de derechos y deberes del profesorado de la enseñanza pública, y defina sus perfiles y promoción profesional, así como el carácter estatal de los cuerpos docentes y su derecho a la movilidad en todo el territorio nacional”.

Compromiso ministerial

Mientras tanto, el MEC se ha comprometido a completar el Estatuto de la función pública docente durante el presente curso académico, según ha afirmado la ministra María Jesús San Segundo durante su intervención en una reciente sesión del control al Gobierno en el Senado. Su elaboración se desarrollará de forma paralela a los debates de la LOE en el Parlamento, “con total transparencia y en comunicación con las comunidades autónomas”.
La ministra ha destacado la importancia de elaborar “el mejor Estatuto posible” porque, en su opinión, una reforma educativa “es mucho más que una ley y no sería útil sin haber abordado la carrera profesional de los docentes, ni haber mejorado su formación”. Y ha manifestado que tiene que ser “el mejor instrumento” para articular la carrera de los profesores e impulsar sus tareas en los centros, para mejorar los resultados académicos, y debe adecuarse “a la realidad actual”, respetando las competencias de los gobiernos autonómicos y de la administración central.

 

arriba