El CSIC tendrá más autonomía organizativa y de gestión

La futura Ley de Agencias Estatales permitirá a este organismo gestionar gran parte de su presupuesto, que crecerá un 20% en 2006

Madrid. El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) tendrá una nueva estructura jurídico-administrativa, que dotará a este organismo de una mayor autonomía en la contratación y agestión del personal y en el manejo presupuestario. El proyecto de Ley de Agencias Estatales aprobado por el Gobierno, y que actualmente se encuentra en fase de presentación de enmiendas en el Parlamento, establece la creación de dichas agencias como instrumentos para la gestión de los recursos destinados a investigación, desarrollo e innovación. Una de ellas será el CSIC, cuando se apruebe también el Real Decreto que regule su nuevo estatuto, posiblemente la próxima primavera.
Esta nuevo marco organizativo permitirá al CSIC autogestionar su presupuesto, que crecerá un 20% el próximo año, según ha explicado su presidente Carlos Martínez durante la lI Conferencia de directores de los 116 centros e institutos de investigación del Consejo, celebrada recientemente en la localidad madrileña de San Lorenzo de El Escorial. Por su parte, el director general de Asuntos Institucionales del Gabinete de Presidencia del Gobierno, Fernando Magro, ha reconocido que la actual “rigidez administrativa” de este Organismo “dificultaba la absorción” de dicho aumento presupuestario, lo que justifica el cambio de su estatus jurídico.

Prioridad presupuestaria. Estos cambios contribuirán también a hacer del capítulo de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) una prioridad dentro de la financiación pública, capítulo que va a crecer un 26% en su conjunto en los próximos Presupuestos Generales del Estado. España dedica actualmente el 1% del PIB a I+D+i, pero el Gobierno pretende alcanzar el 1,3% el próximo año y el 1,5% en dos años, para llegar al 2% en el 2010.
El CSIC va a seguir dependiendo orgánicamente del Ministerio de Educación y Ciencia (MEC), pero su financiación pública (el 60% ya que el resto son recursos propios generados por su actividad investigadora) estará sujeta a un contrato-programa con los ministerios de Administraciones Públicas y de Hacienda, con objetivos evaluables y posibles sanciones en caso de incumplimiento. Así, parte de las mejoras retributivas del personal estarán sujetas al logro de los objetivos fijados.

 
 

Encomienda de Alfonso X El Sabio al catedrático José Fernando Val-Vernal

Santander. La ministra de Educación y ciencia, María Jesús San Segundo ha entregado la encomienda de Alfonso X el Sabio al catedrático José Fernando Val-Bernal, profesor de la Universidad de Cantabria y jefe del Departamento de anatomía Patológica del Hospital Universitario “Marqués de Valdecilla, en Santander. Según la ministra, este docente e investigador nacido en Zaragoza hace 64 años “representa los mejores valores de la vida universitaria”, y es también “un referente y un modelo al que deben mirar con respeto y admiración los jóvenes estudiantes y los profesores universitarios”.
El profesor Val-Bernal preside asimismo la Academia de Medicina de Cantabria y ha dedicado los últimos 36 años de su vida a la investigación, que ha compaginado con su actividad docente y su trabajo como medico en las citadas instituciones. Durante ese tiempo ha firmado 371 publicaciones en medios especializados y ha dirigido 51 tesis doctorales. Este reconocimiento no es sólo un premio a su actividad profesional, sino también al hecho de que “su vida ha sido y es un premio para quienes le conocen y le admiran”, según palabras de la ministra. Por su partea, ael catedrático Val-Bernal ha recordado que para realizar su trabajo ha tenido muchas veces “carencias de utillaje, como muchos otros profesionales”, pero que ha intentado superarlas siguiendo el consejo de Leonardo da Vinci, quien dijo que “el que no pueda lo que quiera, que quiera lo que pueda”.


La Comisión Europea quiere mejorar
el acceso de mayores y minusválidos a la sociedad de la información

Bruselas. La Comisión Europea a instado a los 25 Estados miembros de la Unión a mejorar, en el plazo de dos años, la accesibilidad de minusválidos y personas mayores a las nuevas tecnologías de la información, sobre todo teniendo en cuenta “el rápido envejecimiento de la población”. Según los últimos datos oficiales, los ciudadanos de edad avanzada y los minusválidos representan casi un 20% de la población europea, lo que equivale a 90 millones de personas. Y si en 1990 el 18% de los europeos tenían más de 60 años, ese porcentaje habrá aumentado hasta el 30% en 2030.
La comisaria europea para la Sociedad de la Información y los Medios de Comunicación, Viviane Reding, ha afirmado que “el cambio demográfico en Europa es un gran desafío social, que las tecnologías de la información y la comunicación pueden ayudad a abordar”. Y llamado la ateanción asobre la necesidad dea que los paísaeasa dea la UE trabajen adea forma coordinada para promover iniciativas europeas de accesibilidad (“eAccesibility”).
Por ello, la CE revisará dentro de dos años los progresos alcanzados en este campo por cada uno de sus Estados, y podría promover cambios legislativos si fuera necesario. Quiere fomentar la fabricación y distribución de productos como, por ejemplo, dispositivos que amplíen las pantallas de los ordenadores para personas con pérdida parcial de la visión, y traductores de sonido a texto para sordos, o pantallas con sistema Braille y simuladores de texturas y formas para ciegos. También ha pedido a los Estados que estandaricen los procesos de fabricación de dichos productos, para evitar la fragmentación del mercado y facilitar una producción masiva de dispositivos. Además, esa estandarización aseguraría la compatibilidad entre los distintos mecanismos, y permitiría a los usuarios elegir entre de una gama más amplia de productos a precios asequibles.

 
arriba