Nuevos retos ecológicos para un municipio madrileño

Alumnos y profesores de Pozuelo
de Alarcón
establecen una relación afectiva con el entorno

Más de 11.000 estudiantes de todos los niveles participaron el pasado curso en el programa que desarrolla el Aula de Educación Ambiental del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón. Para los responsables de este proyecto, “en nuestra vida cotidiana, todos podemos actuar sobre el origen de las enfermedades ambientales y frenar el actual deterioro del planeta”.
Los escolares de los
colegios de Pozuelo practican una ecología cotidiana para la conservación del medio ambiente.

Madrid. ROSAURA CALLEJA
Pozuelo de Alarcón es una localidad situada en el área Oeste de Madrid, que cuenta con más de 30 centros educativos y con una población escolar que duplica el  alumnado de municipios similares. Para su alcalde, Jesús Sepúlveda Recio, es importante que “los escolares desde edades tempranas participen en actuaciones educativas dirigidas al conocimiento de nuestro entorno, ya que son ellos los que tendrán que asumir en el futuro la conservación del medio ambiente”.
En el proyecto que desarrolla el Aula de Educación Ambiental tienen cabida alumnos y profesores de Educación Infantil, Primaria y Secundaria, Educación Especial, Módulos Formativos y Educación de Adultos, pero también se implica el conjunto de la comunidad educativa. A comienzo de curso, el equipo del Aula remite a todos los centros el programa de actividades, con el fin de que estudien las propuestas, en función de los niveles y necesidades de los proyectos curriculares.

Infraestructura

Profesionales de diferentes especialidades configuran el equipo del Aula, cuyas instalaciones incluyen invernadero, umbráculo, huertos, jardines y merendero. Las actividades también se desarrollan en espacios naturales como Monte Gancedo, Monte de Pozuelo y Parque Forestal de Somosaguas, así como en los parques y jardines del municipio.
Entre otras campañas de actuación, destinadas a mejorar el entorno o generar nuevos hábitos, figuran las plantaciones didácticas y el hospital de plantas. Este nuevo servicio, único en la Comunidad de Madrid, facilita tratamientos fitosanitarios y cuidados a todo tipo de plantas. Según Antonio Cano, director del Aula, “esta iniciativa ofrece residencia para plantas que no pueden ser atendidas en el período estival y un consultorio sobre cuidados específicos y tratamientos de las plantas”.

Infantil

De la mano de “Doña Zanahoria”, los niños de Educación Infantil descubren un mundo prácticamente desconocido, el huerto, el manejo de las herramientas, el cultivo de hortalizas y los “bichos”, tanto los perjudiciales como los beneficiosos. Mientras, la “Liebre Camalinda” les propone la fantasía, como medio de aprendizaje, en un paseo por el Parque Forestal de Somosaguas, donde exploran las relaciones entre plantas, animales y personas y toman conciencia de problemas como las basuras, el ruido y la suciedad.

Primaria

En este Parque, los alumnos de 1º de Primaria se afanan por encontrar “El tesoro de Mochuelo”, un pequeño búho que les facilita mapas para desvelar pistas que les conducirán al secreto. Para sus compañeros de 2º se ha diseñado “El huerto de Clodoveo”, que pretende acercarles al cuidado del huerto dentro de la línea del proyecto Ecoescuelas, que se concreta en ahorrar agua, reutilizar los materiales, recolectar semillas y sustituir el uso de productos tóxicos y contaminantes por otros naturales.
Asimismo, los chicos de 3º emprenden “La senda ecológica de Pozuelo con Pocito”, que constituye un recorrido por la historia y evolución de este municipio, sus parques, entorno urbano y problemas cotidianos.
Sensibilizar a los alumnos de 4º en el respeto y la conservación de la biodiversidad es el objetivo de “El Jardín Natural”, donde “Manzanilla” les enseña el cultivo de plantas autóctonas y sus utilidades. Dentro del proyecto de Ecoescuelas, los chicos de 5º realizan talleres de elaboración de papel, jabón y compost, con los que se pretende transmitir la utilidad de separar las basuras en casa para su posterior recuperación y reciclaje.
La tecnología y el medio ambiente se conjugan en una actividad diseñada para alumnos de 6º, que valoran el consumo responsable del agua mediante la aplicación de sistemas tecnológicos y la utilización de la energía solar, como alternativa y complemento a las convencionales.
Paralelamente a ello, y durante el curso, los escolares de Infantil, Primaria y Educación Especial redescubren el mundo rural, a través del cuidado de su huerto y el mantenimiento de los jardines de su colegio.

ESO y Bachillerato

Crear un lazo afectivo entre los alumnos de 1º y 2º de ESO y su municipio es la finalidad de una senda por el Parque Forestal de Somosaguas, donde conocen de forma práctica y directa los distintos ecosistemas, la flora y la fauna de la región. En este entorno, los estudiantes de 3º y 4º interpretan el paisaje, con la ayuda de la brújula identifican los puntos cardinales, utilizan un plano, diferencian los elementos naturales y artificiales y comprueban el impacto humano en el medio.
A través de las conferencias dinamizadas sobre las energías, los residuos y el agua, los chicos de ESO y Bachillerato disponen de información sobre los problemas medioambientales y las herramientas necesarias para adquirir un comportamiento respetuoso con el entorno y una actitud crítica y consecuente.
El programa de actividades dirigido a adultos propone disfrutar de una jornada al aire libre en la que conocerán datos, curiosidades y anécdotas de Pozuelo, sus espacios naturales y su evolución. Dentro del ámbito de la ecología cotidiana se trabaja con las plantas, que hacen un poco más verde nuestro entorno cercano.

Educación Especial

Antes de realizar la senda por el Parque Forestal, los alumnos de Educación Especial trabajan en su aula conceptos como el bosque y sus habitantes, plantas como retama, tomillo, lavanda y romero, animales como el pájaro carpintero, la paloma, la perdiz, el topo, el águila y la cigüeña. Mientras que con “¡Vamos a la huerta!”, aprenden el cultivo de las hortalizas, el uso de herramientas, los animales, recetas naturales para combatir las plagas, el uso responsable del agua y la clasificación de residuos.

Ecoescuelas

El pasado curso, cinco centros de Pozuelo fueron distinguidos con Banderas Verdes, por su labor medioambiental, que se ha materializado con la instalación de placas solares, islas ecológicas para el reciclaje, sistemas eléctricos para el ahorro, grifería ecológica y huertos escolares. Mª Jesús Castillo, concejala de Educación, expresó su satisfacción por el trabajo de alumnos y profesores y puntualizó que “gracias al apoyo del Ayuntamiento se están consiguiendo ahorros de agua y energía superiores al 20%, así como el reciclaje de la totalidad de los residuos”.
Ecoescuelas es una campaña internacional que pretende potenciar la educación ambiental en centros de Infantil, Primaria y Secundaria, implicando a profesores, padres y alumnos, además de recabar la colaboración de las autoridades municipales, para materializar las ideas que surjan en el centro y se canalice la participación ciudadana en el desarrollo sostenible del municipio. El ciclo del programa tiene una duración mínima de tres años y periódicamente se realiza una evaluación de cada centro. Los centros que hayan desarrollado sus programas satisfactoriamente son galardonados con un diploma y una Bandera Verde.

 

arriba