Un huerto medieval para alumnos urbanos

Cinco centros de Pozuelo de Alarcón han obtenido Banderas Verdes por su labor medioambiental

Conocer la historia de las plantas y sus propiedades, teñir camisetas, fabricar
Los jóvenes contaron con la colaboración de jardineros municipales para el acondicionamiento del terreno y la siembra de las plantas.
(Fotos: Rafael Martínez)
jabones y perfumes y elaborar mermeladas son algunas de las actividades que han desarrollado este curso estudiantes de 4º de ESO de un centro madrileño en su huerto medieval.

Madrid. ROSAURA CALLEJA.
El IES “San Juan de la Cruz” de la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón alberga un huerto medieval, donde los estudiantes de 4º de ESO cultivan plantas medicinales, condimentarias o aromáticas. Este proyecto se integra en el programa de actividades del Aula de Educación Ambiental, dependiente de la Concejalía de Educación e Igualdad. Desde la preparación del terreno y el diseño de la instalación, hasta el cuidado y mantenimiento de las distintas especies, los alumnos de la asignatura de Botánica Aplicada han puesto en marcha este nuevo espacio de prácticas, el pasado curso.

Descubrir el entorno, incorporar hábitos de respeto y cuidado, concienciar sobre problemas medioambientales e implicar a la comunidad educativa en estas iniciativas son los objetivos del Aula de Educación Ambiental, que desarrolla un programa de actuaciones dirigido a grupos de Educación Infantil, Primaria, Secundaria, Educación Especial y de Adultos. Con una metodología formativa, globalizadora y lúdica, alumnos y profesores protagonizan su propio aprendizaje, fomentando el trabajo en equipo y la cooperación.
En palabras de su alcalde, Jesús Sepúlveda, “pretendemos que los escolares, profesores y el personal especializado participen en actuaciones educativas, dirigidas al conocimiento de nuestro entorno, ya que los jóvenes son quienes tendrán que asumir en el futuro la conservación del medio ambiente”.

Diseño geométrico

Para el diseño del huerto medieval, se ha recuperado documentación literaria y artística procedente de los monasterios de la época. Antonio Cano, director del Aula, explica que “en este espacio, se recrean huertos y jardines de ese periodo y los chicos han cultivado una colección de plantas útiles, medicinales, condimentarias y aromáticas, como melisa, llantén, manzanilla, milenrama, ruda, acedera, tomillo, caléndula, salvia y romero”.
Mimbre, tubos de cobre, maderas y todo el material empleado para la instalación de este agradable espacio es reutilizado y la única inversión se ha limitado a la adquisición de una mezcla de áridos para la construcción de los caminos, ya que el Aula de Educación Ambiental ha proporcionado la planta y otros materiales.
Con un diseño geométrico, “este huerto forma cuadrados y rectángulos, siendo el crucero una forma repetida”, puntualiza Antonio Cano. Mientras que el cerramiento de los espacios tiene su sentido en la necesidad, ya que los castillos estaban cercados para cumplir su función defensiva; incluso, el cerramiento sólido de muros deja paso a los símbolos enrejados y celosías que aparecen en las pinturas medievales.

Trabajo en equipo

Cristina Arpón, profesora de Biología y Geología de este centro de Secundaria constata la gran acogida que ha tenido entre sus alumnos de 4º de la ESO la asignatura de Botánica Aplicada, que se ofertaba como optativa por vez primera el pasado curso. Estos chicos acometieron el proyecto desde sus inicios y, con la colaboración de jardineros del Ayuntamiento, desarrollaron los trabajos de excavación y preparación del terreno, para acondicionarlo a su finalidad de plantación de las distintas especies. A juicio de esta profesora, la actividad es muy positiva, porque favorece la relación social entre los chicos y considera que se les debe inculcar el respeto al entorno y la necesidad de reciclaje en esta etapa, para sentar las bases de la asignatura de Ciencias Medioambientales en Bachillerato.

Banderas Verdes

La Concejalía de Educación apoya el Programa de Ecoescuelas, que se reforzó con la firma de un convenio de colaboración entre ADEAC, como rama española de la Fundación de Educación Ambiental (FEE) y el Ayuntamiento de Pozuelo, que representa un paso decisivo para el desarrollo de la Red Local de Ecoescuelas en este municipio.
Cinco centros han sido distinguidos con Banderas Verdes, que se conceden a la sensibilización ambiental en temas básicos como agua, energía, residuos y entorno. Los centros de Infantil y Primaria “Asunción de Nuestra Señora”, “Divino Maestro”, “Pinar Prados” y “Las Acacias” y el instituto “San Juan de la Cruz” han obtenido este galardón por sus proyectos de placas solares, islas ecológicas para el reciclaje, sistema eléctrico para el ahorro, grifería ecológica y huertos escolares. La concejala de Educación e Igualdad, María Jesús Castillo, subraya que, con estas iniciativas, “se están consiguiendo ahorros de agua y energía superiores al 20%, así como el reciclaje de la totalidad de los residuos”.
Durante el pasado curso, más 11.000 alumnos de todos los niveles educativos, desde Infantil a Bachillerato y de Educación Especial participaron en las actividades del  Aula de Educación Ambiental. ”Nuestros alumnos están muy concienciados en preservación del medio ambiente y esta Corporación Municipal destina todos los recursos que sean necesarios para el desarrollo de esta área”. En su opinión, esta actividad constituye un recurso educativo único y señala que su municipio es un referente en Educación Ambiental en la Comunidad de Madrid.

 

arriba