MEC y obispos sientan las bases de los futuros acuerdos sobre la enseñanza de la Religión
La futura Ley Orgánica de Educación, centro del debate
La ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, se ha reunido con una delegación de la Iglesia Católica encabezada por el vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio Cañizares, con el fin de debatir temas relacionados con la enseñanza de la Religión en el sistema educativo.
La ministra de Educación y el vicepresidente de la Conferencia Episcopal conversan minutos antes de comenzar
la reunión.

(Foto: Rafael Martínez)

Madrid. MARGARITA GIRON
En rueda de prensa, la ministra calificó la reunión de “cordial y exploratoria” y anunció un segundo encuentro a finales de julio, para hablar con detalle del tratamiento de la enseñanza religiosa y de los problemas que afectan al profesorado que la imparte.
San Segundo insistió en que “lo más eficiente y sensato” es que la futura Ley Orgánica de Educación (LOE) recoja principios generales y que los detalles de la regulación de la enseñanza religiosa se concreten en otros desarrollos normativos posteriores que se iniciarían a principios del año que viene. Recordó que la redacción del anteproyecto legislativo recoge que la religión sea de oferta obligatoria para los centros y de opción voluntaria para las familias.
Para la ministra, se trata de una regulación mínima y “es difícil no estar de acuerdo en los principios”, ya que lo que la LOE recoge es “el respeto a la legalidad vigente”. “Debemos hacer compatibles –insistió- los derechos de las familias que quieren que sus hijos reciban enseñanza de Religión y los de aquellos que no lo quieren”.

Derecho a elegir centro

Respecto a la libre elección de centro, la ministra aseguró que “está plenamente garantizada bajo los principios que han impregnado nuestra legislación en los últimos 20 años, que hacen referencia al derecho de las familias a elegir el centro que desean para sus hijos, sin que este pueda elegir a los alumnos”.
San Segundo, insistió en avanzar para mejorar la situación del profesorado de Religión, adecuada a la legislación laboral y a los principios constitucionales y a partir de las sentencias judiciales para reducir el grado de conflictividad al “mínimo”.
En cuanto a si el proyecto de ley será enviado al Parlamento en los términos en que está redactado el anteproyecto, explicó que aún requiere algunos informes, no existe un texto definitivo y son posibles modificaciones.
También explicó que la Conferencia Episcopal había preguntado por el contenido de la nueva asignatura Educación para la Ciudadanía para decir que “todos están de acuerdo en que los principios de convivencia deben tener carácter transversal” y que sean impartidos por profesores de Filosofía y Ciencias Sociales.

Asignatura de religión

Por su parte, el vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) reclamó que la asignatura de Religión “debe ser equiparada a disciplina fundamental”, como establece el acuerdo entre el Estado y la Santa Sede de 1979. Cañizares explicó durante una rueda de prensa en la sede de la CEE, que “debe impartirse con las mismas condiciones académicas y didácticas que el resto de las áreas”.
Esto supone, añadió, que las autoridades habrán de adoptar “las medidas oportunas para que el hecho de recibir o no la enseñanza religiosa no suponga discriminación alguna en la actividad escolar”.
Durante la reunión con la ministra, Cañizares estuvo acompañado por el presidente de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis, Antonio Dorado, y por el secretario general de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino. Por su parte, San Segundo estuvo acompañada por el secretario general de Educación, Alejandro Tiana; por el subsecretario de MEC, Fernando Gurrea; y por el director general de Educación, FP e Innovación Educativa, José Luis Pérez Iriarte.

 

arriba