Los ministros de Educación europeos abogan por una mayor vinculación entre Universidad e investigación

El I Encuentro de rectores de Universia avanza en la creación de un espacio común iberoamericano

La IV Conferencia del Proceso de Bolonia, celebrada en Bergen, amplía las líneas de actuación para la creación del Espacio Europeo

Los ministros de Educación y responsables de educación superior de 45 países europeos se reunieron en la ciudad noruega de Bergen durante la IV Conferencia del Proceso de Bolonia, en cuyo desarrollo acordaron impulsar la convalidación de títulos, favore- cer la movilidad, reforzar la aplicación de estándares de calidad y fomentar la vinculación de la educación superior con la investigación y la innovación.
Los ministros de Educación europeos durante la reunión en Bergen (Noruega) de la IV Conferencia del Proceso de Bolonia. (Foto: EFE)

Madrid.
La Ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, asistió los días 19 y 20 de mayo, a la Conferencia de Ministros responsables de Educación Superior que se celebró en Bergen (Noruega). En la reunión se analizó la situación actual del denominado Proceso de Bolonia, que tiene por objetivo la creación y establecimiento de un Espacio Europeo de Educación Superior, cuya implantación definitiva está prevista para 2010, en el que alumnos y titulados puedan moverse libremente y sin trabas para el reconocimiento de sus estudios. En la actualidad, hasta la Conferencia de Bergen, 40 países europeos formaban parte del Proceso de Bolonia, y otros 5 países más que solicitaron ser admitidos recibieron en Bergen la aceptación de su inclusión: Armenia, Azerbaiyán, Georgia, Moldavia y Ucrania.
Los ministros de Educación de los 45 países europeos implicados en el Proceso de Bolonia y participantes en la IV reunión de seguimiento del proyecto de convergencia europea universitaria celebrada en Bergen acordaron, entre otras medidas, “impulsar la relación entre la enseñanza superior y la investigación”, y subrayaron la “necesidad de plena integración del Doctorado en el Proceso de Bolonia”.

Líneas prioritarias

En la reunión se destacaron los progresos realizados en el ámbito de “líneas prioritarias” como la implantación del sistema de titulaciones comparables; el establecimiento de garantías de calidad para los estudios, y el reconocimiento de títulos y períodos de estudio de diferentes países, y se abogó por “el desarrollo y establecimiento de más y mejores vínculos de la Universidad con la investigación y la innovación”.
En un comunicado emitido al término de la reunión, los participantes en la misma señalan que “renovamos nuestro compromiso de hacer la educación superior de calidad accesible para todos en condiciones de igualdad, y acentuamos la necesidad de que se den las condiciones adecuadas para que los estudiantes puedan completar sus estudios sin obstáculos relativos a sus condiciones sociales y económicas”.
Para la consecución de este fin, los ministros de Educación europeos abogan por la adopción de medidas de apoyo financiero a los estudiantes, así como de ampliar y fomentar las medidas de atención y tutela orientadas a ampliar el acceso a la Universidad.
Asimismo, los ministros de Educación europeos precisan que la movilidad es uno de los objetivos fundamentales de “esta reforma europea”, para cuya implantación “se deben eliminar barreras legales e incrementar los programas de becas y ayudas”.

Apertura a otras regiones del mundo

En la reunión de Bergen, los responsables educativos europeos expresaron su intención y voluntad de que el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) “esté abierto y sea atractivo para otras regiones del mundo”, y mostraron su disposición para que “se incrementen las relaciones de instituciones y gobiernos con otros ámbitos geográficos y se desarrollen con ellos programas de cooperación”. A este respecto, la ministra de Educación española, María Jesús San Segundo, destacó la conveniencia e importancia del establecimiento de relaciones “con el área de América Latina y del Mediterráneo”.
La delegación española en la reunión de Bergen, presidida por la ministra María Jesús San Segundo, estaba integrada por la directora general de Universidades, Carmen Ruiz-Rivas; la secretaria general del Consejo de Coordinación Universitaria, María Antonia García Benau; el director de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), Francisco Marcellán; el rector de la Universidad de Cantabria, Federico Gutiérrez-Solana, y Cristina Quinto, en calidad de representante de las asociaciones de estudiantes.
La reunión de Bergen era la cuarta de las celebradas desde la puesta en marcha del Proceso de Bolonia, iniciado en dicha ciudad italiana en 1999 y continuado con las reuniones de Praga (2001) y Berlín (2003). La próxima reunión de los ministros de Educación y responsables de educación superior europeos para el seguimiento del Proceso de Bolonia tendrá lugar en Londres (Reino Unido) en el año 2007.

 

arriba