Los sindicatos vuelven a pedir
un pacto por la educación
CC.OO, CSI-CSIF y UGT reclaman un acuerdo entre el Gobierno,
las comunidades autónomas, los grupos políticos y la comunidad escolar
Los sectores de enseñanza de CC.OO, CSI-CSIF y UGT han pedido al Gobierno que promueva un Pacto de Estado, para que la educación quede al margen de los vaivenes políticos. También quieren que la reforma vaya acompañada de una Ley de Financiación, y que se reactive la negociación colectiva para desarrollar un Estatuto que homologue las condiciones laborales
y retributivas de todos los funcionarios docentes.

Madrid. G. A.
Los secretarios generales de las federaciones de Enseñanza de CC.OO, CSI-CSIF y UGT han reclamado al presidente del Gobierno un compromiso para promover un Pacto de Estado por la  Educación, que evite  que la en-

Los máximos responsables de las federaciones de enseñanza de UGT, CC.OO y CSI-CSIF, Carlos López, José Campos Ricardo Santos, han vuelto a reclamar financiación para la reforma y un estatuto para los funcionarios docentes. (Foto: Rafael Martínez)

señanza esté sometida a la alternancia política al frente del Ejecutivo. José Campos, Ricardo Santos y Carlos López, respectivamente, han ofrecido una rueda de prensa conjunta, durante la que han pedido a José Luis Rodríguez Zapatero que la reforma educativa emprendida por su Gobierno “armonice los principios de calidad con equidad, mediante una política de igualdad de oportunidades, de integración y de cohesión social”.
También han valorado positivamente que la educación “forme parte de las preocupaciones del Presidente”, pero han añadido que su intervención en el debate sobre el Estado de la Nación “nos ha dejado más sombras que luces, sobre todo en la falta de definición y compromiso claro por dotar al sistema educativo de la suficiente estabilidad que supere los vaivenes políticos”. Y han manifestado igualmente que es “urgente” que las fuerzas políticas con representación parlamentaria y las comunidades autónomas, realicen un esfuerzo para llegar a dicho pacto, “porque hay que consensuar los elementos fundamentales de la política educativa”. Aunque han reconocido asimismo que “hay que predicar con el ejemplo y debemos llegar primero a un consenso entre las propias organizaciones de la enseñanza, porque no podemos ser hipócritas y pedir un pacto a los políticos si antes no somos capaces de ponernos nosotros de acuerdo”.

Financiación

Estos sindicatos consideran que “para llegar a la calidad y la equidad en el sistema educativo, con el objetivo prioritario de buscar la igualdad de oportunidades para todos los alumnos y atender a las necesidades escolares con apoyos y refuerzos, es imprescindible tener una Ley de Financiación”. Recuerdan que dicha norma “nunca se ha recogido en el extenso elenco de legislación anterior a la LOCE  y, desgraciadamente, tampoco en ésta”, y piden a la actual administración que tenga la “voluntad política y económica para materializarla tal y como pedía cuando estaba en la oposición, porque no hacerlo ahora desde el Gobierno sería una desfachatez”. En su opinión, “se debe tender a alcanzar las cifras de los países que encabezan los resultados del informe PISA, en torno al 5,5% del PIB”.

Estatuto docente

Además, esta organizaciones quieren negociar de forma paralela el desarrollo de un Estatuto de la Función Docente, “donde se recoja la necesidad de adaptar la normativa general de los funcionarios a las particularidades de la labor docente, a través de una normativa propia con rango de ley”. Y consideran que debe ser una norma “de máximos, que homologue las condiciones laborales y retributivas de los profesores entre toadas las comunidades autónomas”.
Creen que el MEC está empleando “tácticas dilatorias porque comenzamos a tratar este tema pero se paralizaron las negociaciones de forma casi inmediata, y hasta la fecha sólo hemos obtenido expresiones de buena voluntad pero ningún avance”. Por ello, exigen que se reactive la negociación colectiva, “potenciando la Conferencia Sectorial y la Mesa Sectorial de Educación”. Y advierten que, tras la campaña informativa que han realizado hasta el pasado mes de febrero, están dispuestos a promover “movilizaciones más contundentes” el próximo otoño, y no desacatan la posibilidad de boicotear incluso los exámenes de junio.

 

arriba