La ciencia y la tecnología al alcance de todos
Durante cuatro días, estudiantes, profesores y público en general han

Miles de escolares visitan la VI Feria “Madrid por la Ciencia”

tenido la oportunidad de acercarse a la ciencia “de igual a igual”, fuera de los circuitos convencionales como museos, centros de investigación o universidades, y participando en las más de 600 actividades interactivas, talleres y conferencias que ofrecía esta muestra.
El astronauta español Pedro Duque firma autógrafos a algunos de los chavales que se acercaron a saludarle, mientras otros participan en los múltiples
talleres celebrados durante la Feria.
(Fotos: Rafael Martínez)

Madrid. MARGARITA GIRON
El objetivo de esta Feria, que ha organizado por sexto año consecutivo la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid y por la que han pasado 130.000 personas, es sacar la ciencia y la tecnología a la calle, hacerlas cotidianas, buscando, además, que sean sus propios protagonistas (alumnos, profesores, investigadores, académicos) quienes las muestren y expliquen en toda su amplitud.
En total han sido más de 130 stands correspondientes a 155 entidades públicas y privadas los que han tratado de hacer más comprensible a los miles de visitantes, los acontecimientos de nuestra vida cotidiana que tienen algo que ver con el saber científico.
Una de las características más innovadoras de esta feria es que son los propios alumnos y profesores de los centros e instituciones participantes quienes interactuan con el público, planteándoles preguntas, invitándoles a conocer las respuestas y, en definitiva, implicándoles en las diversas actividades de los stands. Con ello, se pretende poner en contacto directo a los científicos con los ciudadanos por medio de un lenguaje accesible para todos. Esta innovación ha significado la implicación de 2.500 estudiantes, 200 profesores no universitarios, otros 200 universitarios y más de 100 profesionales, que han explicado a los visitantes toda la ciencia que aprenden, enseñan e investigan diariamente en sus lugares de estudio y trabajo.

Numerosas actividades

En total ha sido más de 18.000 metros cuadrados de superficie dedicados al desarrollo de más de 600 actividades, entre las que se encuentran toda la clase de experimentos, talleres, conferencias y demostraciones que han tenido lugar en esta sexta edición de la Feria. También ha contado con la asistencia de visitantes famosos como el astronauta español Pedro Duque, o el último Premio Nobel de Física, cuya presencia se ha enmarcado dentro de la celebración del 2005 como Año Mundial de la Física.
En este sentido, la feria ha dedicado un gran área a esta materia, a su historia, sus retos y aplicaciones. Así, los visitantes pueden conocer el origen del universo desde las partículas subatómicas hasta los cúmulos de las galaxias; la Agencia Espacial Europea o el Centro de Astrobiología, entre otros.
La muestra se ha estructurado en diferentes áreas temáticas que abarcaban, además de la Física, temas relacionados con la calidad de vida y la alimentación; las ciudades del futuro; los secretos que esconde la vida; ComunicArte; azar, caos y equilibrio; y la ciencia en los museos.
La colaboración entre centros educativos e instituciones científicas se ha dejado sentir en toda la Muestra. Es el caso del Museo Naval y el IES “Dolores Ibárruri”, de Fuenlabrada (Madrid), cuyos alumnos han participado en un programa conjunto cuya finalidad era explicar a los visitantes como se determina la longitud y la latitud, referencias imprescindibles para la navegación.

Identificar sabores

Igualmente, los alumnos del IES “Juan de Mairena” han colaborado con el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA) enseñando a los visitantes a identificar olores y a diferenciar entre distintas clases de aceite, quesos y miel.
Menos gastronómica es la actividad que ha realizado el Instituto del Frío, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), denominada “Comiendo salud”, donde en un pequeño laboratorio los participantes han podido analizar y comparar los niveles de azúcar o el PDH de un zumo natural y de uno industrial.
Incluso la Policía Científica ha contado con un stand donde explicaba los métodos de investigación que lleva a cabo para esclarecer crímenes y otros delitos.
Igualmente, el Planetario de Madrid daba la posibilidad a los visitantes de pasear entre los cráteres de la luna así como de averiguar cual sería su peso en nuestro satélite: seis veces menor que en la Tierra.
En definitiva, una Feria que año tras año está sirviendo de referente para que otras ciudades españolas como Mallorca, Murcia, Sevilla y Zaragoza sigan el ejemplo de Madrid, desarrollando las suyas propias.

 

arriba