La ONCE destina 68 millones de euros a educación en 2005

La ministra de Educación visita el CRE “Antonio Vicente Mosquete” de Madrid

La ONCE destinará 68 millones de euros a la educación de los alumnos ciegos durante este año 2005. Cerca de 500 profesores imparten clase de Primaria y Secundaria a 7.561 estudiantes en cinco centros de recursos educativos.
El módulo de sordoceguera,
una demostración de la
máquina Perkins de escritura
en Braille y pruebas de
maquillaje en el taller de imagen personal fueron algunas de las etapas del recorrido.
(Fotos: Rafael Martínez)

Madrid. ROSAURA CALLEJA
La ministra de Educación y Ciencia destacó la labor que realiza la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) en materia educativa, en el transcurso de la visita que realizó al Centro de Recursos Educativos “Antonio Vicente Mosquete” de Madrid. “Este centro habla por sí mismo de la labor que desarrolla la organización y es de gran utilidad para sus objetivos”, subrayó, y es “una muestra de cómo conseguir que los niños ciegos logren el desarrollo de las habilidades necesarias para convivir y desarrollarse en todos los sentidos”.
El CRE “Antonio Vicente Mosquete” escolariza a 109 alumnos ciegos y deficientes visuales en Primaria y Secundaria y 27 en los módulos de Formación Profesional no reglados de Auxiliar de Comunicaciones y Gestión Administrativa, Quiromasaje y Técnico en Comunicación y Gestión de Redes Informáticas.
Por lo que se refiere a la educación integrada en centros ordinarios, este centro presta servicios a alumnos de las comunidades autónomas de Madrid, Castilla-La Mancha, Castilla y León, País Vasco, Navarra y Canarias, con un total de 2.392 estudiantes.
Paralelamente a ello, cuenta con un servicio de residencia permanente, que acoge a 87 escolares en régimen de internado, y 18 sordociegos reciben atención educativa en un módulo específico.

La visita

Durante su recorrido por las aulas de sordoceguera, de Primaria, de Informática y del taller de imagen personal, los alumnos ofrecieron a María Jesús San Segundo una demostración del aprendizaje del Método Braille y la lectura de un fragmento de “El Quijote”. En el taller de imagen personal las alumnas ciegas hicieron un alarde de destreza y precisión, mostrándola cómo aprenden a maquillarse por sí solas y a combinar los colores. Relojes, metros, utensilios de cocina y otros objetos de uso cotidiano conforman una muestra, donde la ministra tuvo la oportunidad de manejar los elementos que contribuyen a facilitar la vida diaria de los deficientes visuales.
En el transcurso de su visita, manifestó que, con la nueva regulación del sistema educativo, se pretende proporcionar “la mejor respuesta posible a las necesidades de atención de los alumnos con discapacidad”. También precisó que “muchas veces no se trata ya, afortunadamente, de cuestiones como derechos básicos que están consolidados en España”, sino que se abordarían aspectos como la eliminación de barreras arquitectónicas en los edificios educativos y el acceso a niveles de educación superior y adaptaciones de materiales, de forma que “se les facilite el apoyo más completo posible”.

Diagnóstico

Asimismo, declaró que las evaluaciones de diagnóstico de los alumnos que plantea el anteproyecto de Ley Orgánica de Educación son “más positivas”, que la que la prueba de nivel que realizarán los escolares madrileños, según ha anunciado Esperanza Aguirre. Para la ministra de Educación, una evaluación de este tipo en 4º de Primaria conlleva “muchas más ventajas”, que si se realiza “justo antes” de entrar en Secundaria, como se aplicará en la Comunidad de Madrid.
A su juicio, estas pruebas se deben realizar en el momento en que todavía se puedan adoptar medidas para remediar dificultades de aprendizaje. En consecuencia, el sistema educativo puede hacer “todo lo posible” para que los alumnos cumplan los objetivos de la etapa, antes de incorporarse a la Secundaria.

Recursos

Para Miguel Carballeda, presidente de la ONCE, “es muy positivo que la ministra se acerque a conocer la realidad y las necesidades de este tipo de educación por sí misma”. Además del “Antonio Vicente Mosquete” en Madrid, la ONCE cuenta con otros cuatro centros de recursos educativos en Madrid, Barcelona, Sevilla, Alicante y Pontevedra, que imparten enseñanza a 7.561 alumnos. La partida presupuestaria destinada a educación para el presente año asciende a 68.280.026 euros.
Desde los CREs, alrededor de 500 profesores y maestros imparten enseñanza a 7.561 alumnos ciegos y deficientes visuales de 6 a 18 años, en los niveles de Infantil, Primaria y Secundaria. También, la Organización proporciona apoyo a la educación integrada, que representa el 96% de los escolares, mediante 33 equipos de atención educativa y se diseñan planes especiales para niños y jóvenes sordociegos.

Vida diaria

Estos centros disponen de servicios de rehabilitación en la etapa infantil y juvenil, que facilitan el desenvolvimiento en la vida diaria, orientación, movilidad y técnicas para el aprovechamiento del resto visual. Con el fin de que los estudiantes se adapten periódicamente a las demandas del mercado de trabajo, se imparten ciclos de Formación Profesional y, paralelamente, se fomenta la investigación y la adaptación de recursos educativos y la formación del profesorado.
La ONCE proporciona a los estudiantes ciegos los libros de texto que precisen, transcritos al Braille o en soportes sonoro o informatizado, así como la adaptación de su puesto de estudio. En el curso 2003-04 se realizaron más de 49.700 producciones entre libros en Braille o sonido y adaptaciones de materiales educativos y se otorgaron 6.708 ayudas técnicas, con un importe de 6.045.848, 24 euros. Por último, la Escuela Universitaria de Fisioterapia de la ONCE, adscrita a la Universidad Autónoma de Madrid representa una importante fuente de empleo para personas ciegas o deficientes visuales.

 

arriba