¿Cómo utilizan Internet los niños españoles?
Uno de cada cinco adolescentes entre los 13 y 14 años usa la
Red a diario, según un estudio
de Save the Children
Un 70% de los adolescentes que acceden a la Red chatean a diario. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
Internet puede ser una herramienta muy útil que proporcione información y nuevas posibilidades educativas para los niños, pero un uso inadecuado de la Red también puede suponer graves riesgos para ellos, según un estudio realizado por Save the Children en cuatro países europeos (Reino Unido, Suecia, Italia y España).
Entre los datos recogidos en el informe destaca el que más de 13 millones de niños europeos navegan habitualmente por Internet: cuatro millones son menores de 12 años y nueve millones tienen entre 12 y 17 años. Gran Bretaña está a la cabeza de Europa en cuanto a niños on line y España ocupa el sexto puesto.
El primer contacto con Internet se produce antes de los 10 años para un tercio de los niños españoles, sobre todo si hay un ordenador en casa. El 56% se conecta desde casa y sólo un 5% desde un cibercafé. Uno de cada cinco niños españoles usa Internet a diario entre los 13 y 14 años, una tercera parte una o dos veces la semana, y un 8% más de una vez al mes.
El 40% navega una hora de media al día y un 15% más de dos horas (un dato similar en los niños del Reino Unido, mientras que en Suecia, este porcentaje es casi nulo).

Deberes y entretenimiento

Los niños españoles utilizan Internet para sus deberes, visitar sitios de entretenimiento, bajarse música, enviar postales electrónicas, buscar informaciones sobre sus héroes de dibujos animados o de películas, jugar juegos de aventura online e intercambiar innumerables mensajes en las salas de chat y a través de correo electrónico.
Un 23% de los niños españoles navega siempre sólo y un 38,5% a veces.Un 70% de los niños españoles analizados chatean a diario, sólo superados por los italianos (85%). Un 49% confiesa haber encontrado contenidos que le causaron miedo o le resultaron desconcertantes; un 2% los encontraba cada vez que utilizaban Internet. En el caso del chat los datos indican que un 31% de los niños confirmaban que habían estado realmente asustados o desconcertados. Ante ello, la mayoría apaga el ordenador o sale de la página que le había desconcertado o asustado, mientras que otros dejan de navegar durante un tiempo, juegan o visitan sitios seguros. El informe de Save the Children se realizó mediante entrevistas y cuestionarios abiertos con alumnos, padres y profesores, recoge numerosos testimonios sobre su relación con Internet.
Una de las constantes preocupaciones que muestran padres y profesores es saber si sus hijos cuando se conectan a Internet están protegidos frente a contenidos que puedan vulnerar su dignidad. Dejando aparte las amenazas tecnológicas, los riesgos que más preocupación suscitan pueden dividirse en tres grandes categorías:
-Contenidos: material inadecuado, entre los que se incluyen, en primer lugar, la pornografía infantil, violencia extrema gratuita e incitación a odio, discriminación y violencia racial y de otro tipo.
-Contactos: el potencial contacto con pedófilos, con personas encontradas en una sala de chat o a través de correos electrónicos normales, que puedan aprovecharse de la inocencia de los niños para hacerles daño a ellos o a sus familias.
-Cuestiones comerciales: los niños se convierten cada vez más en reales o potenciales consumidores on-line, lo que lleva a un aumento significativo de los gastos on-line de los jóvenes.
Para la realización del estudio, Save the Children ideó un moderno sistema software de filtros que rastreaba y analizaba los contenidos dudosos o inapropiados y creó un portal llamado Kiddanet, con contenidos adecuados para los niños.
El informe completo y un resumen del mismo están disponibles en la página web de Save the Children: www.savethechildren.es

 

arriba