El ordenador como elemento cotidiano en las aulas
El Gobierno aprueba un Convenio para extender el uso de las nuevas tecnologías en el sistema educativo
El Gobierno ha dado el visto bueno a un Convenio Marco promovido por los Ministerios de Educación y de Industria, para promover el uso cotidiano de Internet y las nuevas tecnologías en
las aulas. Prevé la dotación de equipos y soporte técnico a los centros y de materiales didácticos digitales a la comunidad educa- tiva, así como la concesión de créditos sin interés a las familias para la compra de ordenadores con conexiones de banda ancha.
Las familias con hijos estudiantes podrán solicitar créditos de hasta 1.000 euros, a devolver en 36 meses sin interés ni comisiones, para adquirir ordenadores  portátiles con conexiones a Internet de banda ancha. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
El Consejo de Ministros ha aprobado la puesta en marcha del “Convenio Marco Internet en el Aula”, con el objetivo de “extender el uso de las nuevas tecnologías en el sistema educativo”. Los Ministerios de Educación y Ciencia y de Industria, Turismo y Comercio, la entidad pública empresarial Red.es y las comunidades autónomas participan en esta iniciativa, para la que se han destinado 453,5 millones entre los años 2005 y 2008, lo que supone un aumento del 67% con respecto al anterior.
Según ha manifestado la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, éste es un proyecto “muy ambicioso”, del que el Gobierno se siente “especialmente orgulloso”. En su opinión, “permitirá a las familias tener un ordenador por 27 euros al mes, y a España ascender puestos con más rapidez en el importante listado de los países que proporcionan recursos informáticos a los jóvenes y a sus familias. Es un tren que no podemos perder -ha afirmado- y un desafío que hay que cumplir”.
Precisamente una de las actuaciones incluidas en este programa es “Familias conectadas”, con una dotación presupuestaria de 100 millones de euros en 2005 para promover una línea de financiación preferencial basada en préstamos con un límite máximo de 1.000 euros, con un 0% de interés, sin comisiones y a devolver en 36 meses. Estarán dirigidos a “familias con hijos que cursen estudios de Educación Primaria, Secundaria o Universitaria, que adquieran un ordenador portátil con conectividad de banda ancha y lector de tarjeta criptográfica para firma electrónica, acompañado de formación en el uso de las tecnologías de la Sociedad de la Información”.

Herramienta habitual

Además, los organismos que han promovido este convenio pretenden conseguir que las nuevas tecnologías “sean realmente utilizadas” y constituyan “una verdadera herramienta de uso habitual” en el proceso formativo. “No se trata sólo de tener aulas de informática, sino de dar un paso adelante para que los ordenadores y los materiales didácticos digitales sean un elemento cotidiano en el aprendizaje de los alumnos, para que exista un empleo natural, integrado y eficiente de estos recursos, servicios y aplicaciones pedagógicas”. En definitiva, se quiere pasar del “aula de ordenadores” a “los ordenadores en las aulas”.
Por ello, las principales actuaciones de “Internet en el Aula” consistirán en servicios de soporte técnico y mantenimiento para los centros, así como seguimiento y evaluación de la implantación en ellos de la “Sociedad de la Información”. Y también apoyo metodológico y fomento de la elaboración, difusión y utilización de materiales didácticos digitales para la comunidad educativa, y actuaciones dirigidas a la capacitación de docentes y asesores de formación de profesores”.
Consecuentemente, se quiere dotar a los centros de “infraestructura tecnológica básica”, consistente en conexiones a Internet de banda ancha junto al “equipamiento multimedia necesario” para facilitar a profesores y alumnos el acceso a la red “en condiciones apropiadas”. Se van a promover asimismo “soluciones tecnológicas” entre los colectivos con mayor riesgo de marginación y, en definitiva, se van a impulsar “acciones destinadas a la compensación de desigualdades derivadas de diferencias de origen social, geográfico o de cualquier otra causa”.

 

arriba