Lectura, escritura y matemáticas, ejes de la Ley Orgánica de Educación

La nueva reforma, que sustituye a la LOGSE, la LOPEG y la LODE, se
aplicará en dos cursos y comenzará su implantación en 2006-07

El curso 2006-07 comenzará la implanta- ción de la Ley Orgánica de Educación (LOE), que reforzará la lectura, la escritura y las matemáticas y apuesta por la cooperación entre las autonomías y la cohesión territorial. Esta norma sustituye a la LOGSE, la LOPEG y la LOCE.
La ministra durante su encuentro con los consejeros de Educación de las Comunidades Autónomas. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. ROSAURA CALLEJA
María Jesús San Segundo ha presentado el anteproyecto de Ley Orgánica de Educación (LOE) ante la Conferencia Sectorial de Educación. Esta norma sustituye a la LOGSE, la LOPEG y La LOCE, aunque se mantiene la LODE. Con esta reforma, el MEC pretende homogeneizar y simplificar las leyes que rigen el sistema educativo. Los primeros cambios se implantarán en el curso 2006-07.
En rueda de prensa, la ministra precisó que, durante proceso de debate, el MEC ha recibido 300 informes escritos procedentes de organizaciones de agentes del sistema educativo y los foros de Internet han contabilizado 21.000 intervenciones.
La titular de Educación inició su intervención especificando que se trata de una “ley útil para el sistema educativo”, con la que se pretende “dar la mejor formación posible”. En este sentido afirmó que se proporcionará un especial “énfasis” al tramo de 6 a 16 años, pero que la LOE incluye “propuestas de futuro” sobre formación permanente y formación a lo largo de la vida. También quiso señalar que esta norma favorecerá “el éxito escolar”.

Calidad y equidad

Armonizar los objetivos de calidad y de equidad es la finalidad de este anteproyecto de ley, que se materializará con la escolarización en edades tempranas y en enseñanzas postobligatorias. Además, se promoverá el éxito de todos los alumnos en la educación básica y el aprendizaje a lo largo de la vida, la formación ciudadana, la igualdad de oportunidades y la cohesión social.
Uno de los ejes de la reforma, se concreta en la definición, evaluación y refuerzo de competencias básicas, en lectura, escritura y matemáticas. También subrayó la cooperación entre las administraciones educativas y la cohesión territorial.
Entre las novedades, destacan la gratuidad de la enseñanza a partir de los tres años y la implantación de un idioma extranjero, a partir de los cinco. Con esta medida, se pretende que al finalizar el Bachillerato, los alumnos podrán acceder al nivel intermedio de la Escuela Oficial de Idiomas.
Asimismo, la formación en las nuevas tecnologías de la información y la comunicación comenzará a los cinco años y desde primero de Primaria, los escolares con dificultades contarán con planes de refuerzo y apoyo.

Pruebas de diagnóstico

En 4º de Primaria y 2º de ESO, se llevarán a cabo pruebas de diagnóstico, pero la ministra especificó que no se realizarán al final de la etapa y que se trata de obtener un punto de referencia y abrir la posibilidad de mejora. Además, señaló que los resultados se comunicarán a las familias.
Para facilitar la transición entre la Primaria y la Secundaria, se reducirá el número de asignaturas y de profesores durante los dos primeros cursos de Secundaria, para alumnos de 12 a 14 años. Así como, el último año de ESO tendrá un carácter flexible y orientador para los estudiantes que podrán elegir unas materias y renunciar a otras, aunque se mantendrán como obligatorias las instrumentales.
Con una duración de dos cursos, el Bachillerato se estructura en tres modalidades: Artes, Ciencias y Tecnología y Humanidades y Ciencias Sociales. No obstante, cada una podrá desdoblarse en vías diversas, para preparar las diferentes perspectivas de estudios futuros. De igual modo, habrá flexibilidad para circular dentro de la formación profesional y entre ella y los demás componentes del sistema educativo.

Cualificación profesional

Por su parte, los jóvenes mayores de 16 años y menores de 21, que no hayan obtenido el título de Graduado en ESO, tendrán acceso a programas de cualificación profesional inicial, que se orientan a la adquisición de cualificaciones de nivel uno del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales o bien que permitan la incorporación a la Secundaria.
Una de las medidas que no modifica este anteproyecto de Ley es la repetición de curso, que podrá ser una vez en Primaria y dos en Secundaria. Sin embargo, el profesorado dispondrá de un margen de decisión, valorando las circunstancias personales de los alumnos. “Con cuatro o más asignaturas no superadas, se repetirá curso y con dos o menos suspensos, el estudiante podrá pasar al siguiente”. La ministra matizó que en esta “horquilla”, la decisión corresponderá al centro. A su juicio, “no se debe repetir para hacer lo mismo”, sino para recuperar el ritmo de aprendizaje.

Nuevas asignaturas

Los valores de igualdad, democracia y ciudadanía estarán presentes en una nueva asignatura “Educación para la ciudadanía”, que se impartirá en Primaria, en dos cursos de Secundaria y en uno de Bachillerato.
Con la creación de una nueva asignatura “Ciencias para el mundo Contemporáneo”, el MEC apuesta por una cultura científica básica, para los estudiantes de 16 a 18 años y que se impartirá como materia común en el Bachillerato de Artes y Humanidades y Ciencias Sociales.
Por lo que se refiere a la asignatura de Religión Católica, será de elección voluntaria por parte de los alumnos, pero de oferta obligatoria para los centros. La enseñanza de las religiones seguirá los acuerdos suscritos con las distintas confesiones, recalcó la ministra y también afirmó que esta materia no será computable a efectos de becas, acceso a la universidad y no influirá en la repetición de curso.

Acceso a la universidad

Con la eliminación de la Prueba General de Bachillerato (PGB), el acceso a la universidad se realizará a través de un única prueba homologada, que elaborarán las universidades y los centros de Secundaria. Este examen versará sobre los contenidos de 2º de Bachillerato.
Esta nueva ley prevé la creación de una Comisión de Garantías de Admisión en cada comunidad autónoma, para garantizar que los centros sostenidos con fondos públicos se corresponsabilicen de la atención al conjunto del alumnado. También, el Consejo Escolar del Centro Educativo recuperará funciones, sobre todo en el ámbito de la participación en el gobierno del centro. Asimismo, el Gobierno materializará el compromiso de articular el Estatuto de la Función Pública Docente y la titular del MEC anticipó que en los próximos días darán comienzo las reuniones formales entre su Departamento y los representantes del profesorado.
El MEC ha cuantificado el gasto añadido que la implantación de la Ley conlleva, por lo que asegura su financiación y presentará la memoria económica al inicio de su tramitación parlamentaria. María Jesús San Segundo reveló que su Departamento y las comunidades autónomas diseñarán los  objetivos prioritarios de mejora del sistema, evaluarán su coste y asumirán el compromiso de financiación.

El texto íntegro del anteproyecto se puede encontrar en la siguiente dirección web:
http://www.mec.es/files/Anteproyecto_Ley_Organica_Educacion.pdf

 

arriba