El MEC destina 117 millones de euros a la contratación estable de 900 investigadores
Presentadas las líneas de actuación fundamentales en materia de Investigación y Desarrollo para los próximos tres años
Incentivar el trabajo estable de los investigadores, incorporar científicos que desarrollan sus carreras en el extranjero, e intensificar la investigación entre los profesores universitarios, son las tres líneas de actuación fundamentales que se plantea el Gobierno, para los próximos tres años, en materia de Investigación y Desarrollo.
La ministra, junto a altos cargos del MEC, durante la presentación del nuevo programa. (Foto: R. Martínez)

Madrid. MARGARITA GIRON
La ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, ha anunciado la creación de 900 contratos permanentes y plazas de funcionarios para investigadores en universidades, centros tecnológicos, organismos públicos de investigación (OPIS), Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y administraciones públicas. En total, se destinarán 117 millones de euros a este programa, cuyo objetivo es incentivar la ocupación de puestos de trabajo estables par parte de investigadores de trayectoria evaluada y reconocida.
Esta iniciativa se propone tres objetivos fundamentales: incentivar los puestos de trabajo estables para investigadores; incorporar científicos que desarrollan su carrera en el extranjero; e intensificar la dedicación a la investigación por parte de los profesores universitarios que investigan.
Los principales candidatos, que no los únicos, serán los científicos del programa “Ramón y Cajal”, puesto que tienen el perfil de investigadores que generan beneficios. Esta iniciativa podrá ampliarse en cuanto al número de plazas si la demanda así lo requiere. Su desarrollo se llevará a cabo mediante la firma de convenios con las comunidades autónomas, que, junto con las instituciones, definirán los perfiles concretos de los candidatos a las plazas que oferten.

Recuperar científicos

Igualmente, el MEC inicia un programa para apoyar la contratación estable, a nivel de catedrático (o superior), de personas que hayan desarrollado con éxito sus carreras investigadoras en el extranjero. Se trata de promover acciones que favorezcan la incorporación a nuestro sistema de investigadores, españoles o extranjeros, que deseen radicarse establemente en nuestro país.
El Ejecutivo está trabajando en la elaboración de un censo de los investigadores españoles que se encuentran trabajando en el extranjero, lista que por el momento ha registrado a 600. “El objetivo de estas políticas es que las personas que deseen volver puedan hacerlo, acogiéndose a estas ofertas”, afirmó la ministra durante la rueda de prensa de presentación de estas medidas.
Otra de las actuaciones que se llevarán a cabo se dirige a aquellos profesores universitarios que tengan dedicación docente, además de la investigadora, y tiene como objetivo descargarles de obligaciones docentes siempre que se encuentren en un momento de su carrera en el que es más conveniente su dedicación a la actividad investigadora, siempre que dicha reducción de la carga lectiva sea favorable, también para los objetivos de su entorno laboral.
Por otra parte, la ministra de Educación anunció, durante su comparecencia en el Congreso, la convocatoria de créditos, por un total de 170 millones de euros, para el fomento de parques tecnológicos y científicos, que suponen un incremento de más del 100% de lo presupuestado para ese mismo fin el año pasado. Igualmente, se ha ampliado el abanico de posibilidades y de beneficiarios de esta iniciativa.

Lugar de encuentro

El objetivo de estos parques, de los que en España existen unos cincuenta, mientras que otro centenar está en proyecto, es el de servir de lugar de encuentro entre universidades, empresas, y agentes locales para unir los distintos niveles de desarrollo de I+D+i.
Además la ministra presidió la primera conferencia sectorial de Ciencia y Tecnología en la que se presentaron todos estos programas. Anteriormente se habían dado a conocer, de forma preliminar, a todas las partes implicadas. Se habían expuesto al Consejo de Coordinación Universitaria, a los vicerrectores de investigación del G9 y ante la ejecutiva de la sectorial de investigación de la CRUE. Igualmente, se han discutido en cada una de las comunidades autónomas, así como con los representantes de la Asociación de Contratados Ramón y Cajal.
También se está trabajando en precisar la fórmula adecuada de aplicación para los organismos públicos de investigación (en particular al CSIC), y se mantiene informado al Ministerio de Sanidad, en la medida que también se trata de favorecer la investigación biomédica en hospitales.
Además de este diálogo previo, se prevé un intercambio permanente de información entre todos aquellos sectores en quienes recae la responsabilidad de incrementar la implantación estable de investigadores en España.

 

arriba