Memoria, una exposición para recordar

La Casa de
las Ciencias
de La Coruña
celebra su
20 aniversario
con esta
muestra

La Casa de las Ciencias de La Coruña celebra el 20 aniversario de su creación con la exposición “Memoria”, una muestra que puede visitarse hasta
finales de año, y que examina los
procesos del
recuerdo desde los puntos de vista personal, cultural, psicológico y biológico.
Numerosos alumnos de centros educativos gallegos visitan cada día esta exposición, que permanecerá abierta hasta finales de año.

Madrid. MARGARITA GIRON
La memoria, como capacidad para extraer sabiduría de la experiencia, da forma e influye en todos los aspectos de nuestras vidas. Aunque la memoria para las caras, hechos, canciones, acontecimientos, imágenes y olores parece casi ilimitada y digna de confianza, los estudios revelan que a menudo distorsionamos, olvidamos y reinterpretamos el pasado a medida que creamos historias coherentes sobre nosotros mismos.
Para conmemorar el 20 aniversario de la inauguración de la Casa de las Ciencias, que tendrá lugar el 1 de junio de 2005, se presenta esta exposición que fue concebida y desarrollada por el Explotarium de San Francisco, con el soporte y financiación de MetLife Foundation y National Science Foundation. La versión para Europa ha sido coproducida por el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe de Valencia.
La muestra se compone de 17 módulos, 16 de los cuales son interactivos, y en ellos se proponen actividades relacionadas con los sentidos (vista, oído, olfato, tacto y gusto), la memoria para reconocer rostros o la aplicación de reglas nemotécnicas para ayudar a memorizar.

20 aniversario

Además, con motivo del aniversario de la Casa de las Ciencias, se ha incluido un módulo titulado “20 años no es nada” que alberga una vitrina con los objetos que recuerdan los momentos más importantes de la historia de esta institución, así como de los Museos Científicos Coruñeses. Entre los objetos, destacan el eslabón del ancla de la cadena del Mar Egeo (1992), Fotografía de la familia real en la inauguración de la Casa de las Ciencias (1985), y el logotipo de la exposición “Vacunas para todos”.
Otro módulo, denominado “Aromas y emociones”, intenta identificar a qué materiales corresponden los olores que se desprenden de diversos recipientes cuyo contenido está oculto (plastilina, talco, crema solar).
Igualmente, en tres expendedores hay caramelos de tres sabores, cada uno de un color diferente, Se trata de identificar a qué sabe cada uno, y comprobar si otros sentidos, como el de la vista, nos pueden ayudar.
Los recuerdos musicales también están presentes en la muestra. Una máquina de discos (Jukebox) nos permite seleccionar diferentes canciones de entre los años 1955 y 1995. Además, en un monitor van apareciendo fotogramas de famosas películas que evocan nuestros recuerdos: Casablanca, Ciudadano Kane, Qué bello es vivir o Rambo.
El módulo titulado “Garabatos” pone a prueba la memoria de los visitantes a corto plazo. En una mesa se exponen varias fichas con imágenes que no tienen un sentido específico y se propone al visitante reproducirlas en una pizarra colocada al lado.

Teatro táctil

Un teatro de títeres con el telón bajado invita al visitante a introducir la mano e intentar reconocer por el tacto los objetos que hay dentro.
El módulo “Quién es” muestra fotografías de diversos personajes famosos a los que se les ha colocado el pelo de otro personaje muy conocido. Este elemento hará que cueste más identificar a quién pertenecen esos rostros. El pelo es uno de los elementos en que nos fijamos más para memorizar la imagen de una persona.
En esta misma línea, otro de los módulos presenta varias fichas con dibujos de rostros, a modo de rueda de reconocimiento. Después de verlas, hay que intentar reconocerlos entre otra colección de rostros.
En otro monitor, se encuentra un fondo de memorias sobre un acontecimiento histórico como es el lanzamiento de la bomba atómica en Nagasaki, que permite reconstruirlo a través de fotografías, películas, recuerdos de personas implicadas o comentarios que podemos consultar.
Por último, todos recordamos con bastante facilidad lo que estábamos haciendo cuando supimos de la noticia del atentado contra las Torres Gemelas de Nueva York, o al enterarnos de la inesperada muerte de Lady Di. Momentos tan impactantes suelen quedar grabados en nuestra memoria como retales fotográficos de la realidad asociada a detalles triviales. Un módulo permite ver en una pantalla algunas imágenes que evocarán estos recuerdos.

 

arriba