Primer diccionario infantil
en Lengua de Signos Española
La ministra San Segundo expresa su compromiso de atender las necesidades de los niños sordos

Madrid.
La ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, ha anunciado su "compromiso" para atender las necesidades especiales de los niños sordos y ha señalado que España debe  "abordar  el

La ministra de Educación y Ciencia, en un momento del acto de presentación del diccionario. (Foto: Rafael Martínez)

reto" de ofrecer oportunidades a todos los niños para alcanzar el mayor nivel formativo, según informa Efe.
San Segundo hizo estas declaraciones durante la presentación, del primer diccionario infantil en Lengua de Signos Española (LSE), Mis primeros signos, elaborado por la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE), que la ministra calificó como un "importante recurso" para acercar a los niños al lenguaje de signos.
Además, se refirió a los convenios de colaboración que el Ministerio de Educación y la CNSE mantienen desde 1994, y dijo que gracias a ellos "hay intérpretes en LSE y asesores sordos en los centros educativos públicos".

Máximas posibilidades

La ministra explicó que en España se están debatiendo los rasgos básicos del sistema educativo de los próximos años, para ofrecer una "educación de calidad para todos, con equidad y sin exclusión". También afirmó que los niños con discapacidad auditiva tienen su "compromiso" para garantizarles las máximas posibilidades educativas, y recordó que entre los retos que debe afrontar España está el de "ofrecer oportunidades a todos los niños para que si lo desean alcancen el mayor nivel formativo".
Por su parte, el presidente de la CNSE, Luis Jesús Cañón, dijo que esta iniciativa quiere "unir a la comunidad oyente y sorda a través de la educación en la diversidad de la población infantil", pues "la infancia es el momento para la adquisición de valores". "Es necesario que la sociedad española acepte la existencia de una comunidad sorda, que comparte unas señas de identidad con los más de 70 millones de sordos en el mundo", explicó Cañón.
Por su parte, el presidente de la ONCE, Rubén Fernández, dijo que este Diccionario es "un trabajo para conseguir la plena normalización de las personas sordas y de la sociedad española en su conjunto", y recordó al Gobierno la regulación de la LSE que permita a las personas sordas poder expresarse en su lengua.

 

arriba