El Consejo de Coordinación Universitaria aprueba un proyecto de Real Decreto que simplificará la homologación de títulos

La medida tiene como objetivo impulsar la construcción del Espacio Europeo de Educación Superior

El Consejo de Coordinación Universitaria (CCU), máximo órgano consultivo y de coordinación del sistema universitario, debatió, en reunión celebrada el pasado día 2 de febrero, el proyecto de real decreto que modifica algunos aspectos relativos a la homologación de títulos y estudios extranjeros de Educación Superior. 
La simplificación y agilización del sistema de homologación de títulos y estudios extranjeros contribuirá a la implantación del Espacio Europeo de Educación Superior. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
El proyecto de real decreto de modificación del actual sistema de homologación de títulos y estudios extranjeros fue informado favorablemente por asentimiento de todos los miembros del Consejo de Coordinación Universitaria presentes en la reunión (rectores, consejeros de las Comunidades Autónomas y consejeros representantes del Parlamento), y ahora deberá ser sometido a los informes preceptivos de distintos Ministerios y del Consejo de Estado.
Este proyecto, en coherencia con el resto de los desarrollos normativos que impulsan la participación española en la construcción del Espacio Europeo de Educación Superior, establece reformas largamente demandadas por la comunidad universitaria y tiene como objetivo agilizar y simplificar los procedimientos para el reconocimiento y homologación de títulos extranjeros.
Las principales novedades del proyecto presentado son:
• La mejor adecuación del procedimiento a las líneas emanadas del espacio Europeo de Educación Superior y a los recientemente publicados RD 55/2005 y RD 56/2005 que regulan la estructura de las enseñanzas y los estudios de grado y postgrado.
• La simplificación de los procedimientos, en particular, la supresión de la necesidad de homologación de los títulos previos de grado para la homologación de títulos de postgrado (Master y Doctor)
• En línea con la práctica común de la mayoría de los países europeos, la atribución a las universidades de la competencia de homologación de aquellos títulos para los cuales el gobierno no establece directrices generales propias, medida que afecta a la mayoría de los futuros master oficiales y a los títulos de Doctor.

Apertura del debate sobre la reforma de la LOU

Por otra parte, el Ministerio de Educación y Ciencia tiene intención de presentar en el presente mes de febrero a la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) y al Consejo de Coordinación Universitaria un documento de propuesta para abrir el debate de la reforma de la Ley Orgánica de Universidades (LOU), que el Gobierno podría enviar al Parlamento en el próximo mes de septiembre, según indicó a Efe el secretario de Estado de Universidades e Investigación, Salvador Ordóñez, quien explicó que la citada propuesta de trabajo será “la alternativa que el PSOE presentó en la oposición a LOU, aprobada cuando gobernaba el PP, en el año 2001”.
Ordóñez precisó a este respecto que “la reforma intentará devolver a las universidades su autonomía y darle a las Comunidades Autónomas, que son las que tienen transferidas las competencias, una capacidad importante de regular las actividades universitarias”.
El secretario de Estado de Universidades e Investigación, tras agregar que se retocarán cuestiones de gestión y jurídicas “que no tendrán una incidencia financiera muy importante, aunque se estudiará la conveniencia de aportar una memoria económica”, resaltó que la reforma “fundamentalmente, es una ley que tiene la dimensión de intentar restablecer el consenso perdido entre la comunidad universitaria, las Comunidades Autónomas y el Estado”.
La ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, avanzó el pasado 16 de diciembre, en el Pleno del Consejo de Coordinación Universitaria, los aspectos fundamentales de la reforma de la LOU, relativos al acceso de los estudiantes, la selección del profesorado, la representación en los órganos de gobierno universitarios y la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA).

 

arriba