El 5% de la población juvenil es inmigrante
El Informe Juventud en España 2004 recoge las opiniones de más de 5.000 jóvenes
Mientras que uno de cada cuatro jóvenes es económicamente autónomo, más de la mitad tienen un contrato temporal, según el Informe Juventud en España 2004, un estudio elaborado por el INJUVE que recoge las opiniones de más 5.000 chicos y chicas con edades entre 15 y 29 años.
Salir con los amigos se lleva la mayor parte del presupuesto de ocio. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. ROSAURA CALLEJA
Entorno familiar, emancipación, economía, consumo, valores, participación y uso de tecnologías son algunos de los aspectos, que aborda el VI Informe de Juventud en España 2004, en el que han participado 5.014 jóvenes, entre 15 y 29 años. La población comprendida en este tramo de edad se estima en algo menos de la cuarta parte del total, que se concreta en 9.149.511, de los que 4.681.034 son varones y 4.468.477 mujeres.
Seis expertos en diferentes ámbitos han elaborado este análisis, que introduce, como novedades, un estudio sobre la población joven inmigrante, que representa el 5,2% de total, además de un apartado dedicado a las desigualdades de género.
Según datos del Ministerio del Interior, alrededor de 450.000 extranjeros entre 16 y 29 años residían en España en situación regular, a finales de 2003. Este dato demográfico se ha multiplicado por 3 desde 1997 y ha ido ganando peso entre los inmigrantes en situación legal en España, porque han pasado de suponer el 23% de los extranjeros, en 1997, al 27% a principios de 2004.

Economía y empleo

De este informe se desprende que uno de cada cuatro jóvenes tenía en 2004 una autonomía económica completa y uno de cada cinco ha vivido “parcialmente” independiente. Respecto al año 2000 ha aumentado el número de jóvenes con autonomía económica, que pasan del 18% al 24% y los que viven principalmente de sus ingresos del 19% al 21%.
En este aspecto, desde el año 2000 la población juvenil en edad laboral, de 16 a 29 años, se ha reducido en un 8%, pasando de 8,7 millones potencialmente activos a 8 millones en 2004.
Si más de la mitad de los asalariados tienen un contrato temporal, este documento constata como uno de los rasgos básicos del mercado de trabajo en el que se mueven los jóvenes es la elevada tasa de temporalidad. Así como, la feminización constituye uno de los cambios relevantes que experimenta el empleo juvenil, aunque las chicas ganan un 27% menos que sus compañeros.

Felices y tecnológicos

Los encuestados expresan un alto grado de felicidad, porque consideran que sus relaciones interpersonales son armónicas y se identifican con su pueblo o ciudad, por lo que manifiestan un sentimiento nacionalista dual y moderado y se confiesan tan españoles como de sus comunidades respectivas.
Por lo que se refiere a la utilización de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, la media de conexión a la red es de 9 horas semanales, así como nueve de cada diez disponen de teléfono móvil, sobre todo mandan y reciben mensajes.
Mientras que en el año 1996 se alcanzaba la proporción máxima de estudiantes, situándose en el 55%, en 2004 el porcentaje es del 45%. Si los jóvenes dedican unas 28 horas semanales al ocio, la música, los amigos, la televisión, viajar y el cine representan las preferencias de más del 90%. A “salir” dedican los jóvenes la mayor parte del presupuesto de ocio, un 60%, mientras que “ir al cine” supone un 13% y el 7% va para ropa, libros y música.

Lectura y sexo

Este informe especifica que, en el último año, un 64% de los encuestados ha leído una media de casi cuatro libros, pero las mujeres demuestran mayor afición a la literatura que los hombres. Más del 60% disponían de un ordenador y más de la mitad de ellos era de uso personal, así como un 41,5% tiene acceso a Internet.
Por lo que se refiere a la sexualidad, el 81% declaran haber mantenido relaciones completas, aunque los chicos manifiestan una mayor experiencia. Otro dato de este apartado es que casi un 10% de las mujeres encuestadas han tenido embarazos no deseados.
El Informe de Juventud en España 2004 aporta las bases para fundamentar la política de juventud y para la elaboración de programas de actuación, como el Plan de Juventud 2005-2008.

 

arriba