San Segundo propone un programa de “apadrinamiento” de escuelas afectadas por el maremoto en Asia
Los ministros de Educación de la Unión Europea acuerdan en París coordinar sus programas de asistencia en materia escolar a los damnificados por el tsunami
Los responsables de Educación de los 25 países miembros de la UE, reunidos en París, acordaron coordinar sus programas de asistencia en materia escolar a los damnificados por el tsunami. En la reunión, la ministra española, María Jesús San Segundo, abogó por la adopción de un programa de “apadrinamiento” de escuelas damnificadas por el maremoto.
La ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, junto a los responsables educativos de la UE, tras la reunión mantenida
en París.

(Foto: EFE)

Madrid.
La ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, destacó el pasado 22 de enero, en París, la necesidad de que las ayudas a los países afectados por el tsunami (maremoto) que asoló el sur de Asia se prolonguen en el tiempo. En este contexto, sugirió un programa de “apadrinamiento” de escuelas damnificadas.
En la reunión, que tenía carácter preparatorio de cara al Consejo de Ministros del próximo 21 de febrero, los responsables de Educación de los 25 países miembros de la Unión Europea acordaron coordinar las ayudas en materia escolar y pidieron a la UE que integre la dimensión educativa en sus acciones de ayuda urgente.
Durante su intervención en esta Conferencia de Ministros extraordinaria, María Jesús San Segundo precisó que, si bien correspondía a los Ministerios de Exteriores y Cooperación la misión de liderar los programas más útiles, esto no excluía, sin embargo, que “los Ministerios europeos de Educación se sintieran concernidos y preocupados ante la situación catastrófica de las amplias zonas damnificadas, de modo que debería entenderse prioritario, por ejemplo, el envío de material escolar, de aulas prefabricadas u otras fórmulas de ayuda educativa”.
La ministra española subrayó que compete especialmente a la Unión garantizar la continuidad de las contribuciones humanitarias y sugirió la adopción de “un programa de apadrinamiento de escuelas en el que participara la Comisión Europea”, no sin antes insistir en que convendría que la ayuda se dilatara durante años bajo una voluntad común de efectividad perdurable.
Otros ministros de Educación europeos mencionaron propuestas similares al programa de apadrinamiento sugerido por San Segundo. Así, Marieta Jiannakou, ministra griega, habló de iniciativas de hermanamiento entre escuelas damnificadas y griegas, y también abogó por un programa de modernización y de hermanamiento de ciudades y de escuelas por municipios el ministro de Educación de Hungría, Balint Mayar. En términos similares se expresó la titular alemana de Formación e Investigación, Eldegard Bulhman.

Ayuda de los niños europeos

En esta Conferencia de Educación, iniciativa del ministro francés de Educación Nacional, François Fillon, participaron también el Comisario Europeo para asuntos de Educación, Ján Figel, y la Directora General Adjunta de UNICEF, Rima Salah, quien agradeció la iniciativa y explicó sus acciones y proyectos, subrayando la voluntad de UNICEF de fomentar “que los niños europeos ayuden a los niños afectados”.
Todos los participantes destacaron la importancia de la Educación y la necesidad de que los niños víctimas del desastre vuelvan a las aulas como parte esencial de la ayuda humanitaria, y suscribieron que “la Educación es un derecho humano básico, especialmente para los niños y los jóvenes, y debe mantenerse incluso durante las catástrofes humanitarias, independientemente de que sean el resultado de desastres naturales, crisis o conflictos”.
Los ministros de Educación europeos subrayaron su apoyo a los programas de UNICEF para reconstruir escuelas y restaurar la educación primaria, entre los que se encuentran la formación de profesores.
Los ministros aprovecharon esta Conferencia para ponerse al día sobre las iniciativas tomadas por cada uno de sus respectivos países. Los responsables de Educación subrayaron la necesidad de tener en cuenta los temas educativos en las medidas planeadas por la Unión Europea y sus Estados miembros. Estas medidas se sitúan en el marco del plan de acción que está preparando en estos momentos el Consejo de la UE.
El seguimiento de esta iniciativa se discutirá en la próxima reunión del Consejo de la UE (Educación, Juventud y Cultura), que tendrá lugar el 21 de febrero bajo la presidencia luxemburguesa y que examinará las propuestas presentadas por los ministros durante esta Conferencia.

 

arriba