Los Reyes de España presiden la entrega de los Premios Nacionales de Investigación 2004

Madrid. Los Reyes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía, acompañados por la ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, presidieron el pasado día 12 de enero, en el Palacio Real de Madrid, el acto de entrega de los Premios Nacionales de Investigación correspondientes al año 2004, en las áreas de Medicina, Biología, Ingeniería, Derecho y Ciencias Económicas y Sociales, y Humanidades.
El objetivo de los Premios Nacionales de Investigación, cuyo acto de entrega correspondiente a la edición del año 2004 presidieron los Reyes de España, es reconocer el mérito de aquellos investigadores españoles que estén realizando una labor destacada en los citados campos científicos y que contribuyan “al avance de la ciencia, al mejor conocimiento del hombre y de su convivencia, a la transferencia de tecnología y al progreso de la humanidad”. 
Los Premios Nacionales de Investigación 2004 han sido otorgados a José María Mato (medicina), Jesús Ávila (biología), José Domínguez (ingeniería), Francisco Rico (humanidades) y Jordi Nadal (derecho), quienes recibieron los correspondientes galardones de manos del Rey Juan Carlos.
Tras la entrega de los premios, el Rey don Juan Carlos resaltó en su intervención, según información de agencias, que “aunque en España se dedican importantes esfuerzos a la ciencia, ésa no debe ser una tarea puntual, sino sostenida en el tiempo y con el respaldo de los poderes públicos y de la sociedad”, y añadió que “la investigación española está en un momento de madurez, con investigadores de primera fila y con las infraestructuras precisas, pero todas las instituciones deben hacer un esfuerzo sostenido para generar los mejores proyectos y alcanzar la máxima eficiencia en el uso de los recursos”.
Don Juan Carlos destacó asimismo que “los resultados científicos han de transferirse debidamente a la sociedad, además de propiciarse la incorporación y promoción del enorme potencial de futuro que encierran los jóvenes investigadores”.
Respecto a los galardonados, el Rey afirmó que “pertenecen a la estirpe de quienes contribuyen con su esfuerzo a construir una España más moderna, abierta al mundo, volcada al futuro y ansiosa de participar en el progreso y el bienestar de toda la humanidad”, y agradeció expresamente “su probada ilusión, ejemplar entrega, fecundo esfuerzo y encomiables sacrificios”, así como “su sentido de la universalidad en el saber, su voluntad de enseñar a los más jóvenes y su compromiso con la difusión del conocimiento”.

Compromiso social. Por su parte, la ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo, señaló en su intervención que “nuestra apuesta por la ciencia es decidida; somos conscientes de que, en nuestra gestión, hemos de promover el crecimiento exponencial de las disciplinas, las instituciones, los grupos y los individuos que sean capaces de mostrar sus saberes y contrastar sus resultados a la luz de raseros de máximo rigor y de validez internacional. Para enfrentarnos seriamente con esta apuesta estamos obligados a construir planes bien delineados y estructurados, hemos de contar con todos los actores de la ciencia y hemos de poner los medios materiales al servicio de estos fines”.
“Los presupuestos aprobados por el Parlamento para el año 2005 -añadió la ministra- contienen un crecimiento del 15% del Fondo Nacional de I+D+i en los capítulos 1 a 7, y de más del 24% si se incluye el capítulo 8; el gasto en grandes instalaciones científicas crece un 32%; el presupuesto de becas de formación crece 25 millones de euros, y las subvenciones dirigidas al Consejo Superior de Investigaciones Científicas aumentan un 19%. Aunque se suele hablar de la frialdad de las cifras, yo quiero resaltar que estos datos reflejan un compromiso social, y una muestra de apoyo del Gobierno y del Parlamento, a nuestro sistema de ciencia y tecnología. Creo que todos los aquí presentes somos conscientes de que queda mucho por hacer, y que la continuidad del apoyo social y presupuestario depende de nuestra capacidad para trabajar con acierto, mostrar resultados y perseverar en la búsqueda de la excelencia”.


El Rey don Juan Carlos entrega a José Domínguez Abascal el Premio Nacional de Investigación 2004 en la categoría de Ingeniería. (Foto: EFE)

Científicos españoles demuestran los beneficios del aceite de oliva contra el cáncer de mama

Madrid. El científico español Javier Menéndez, especialista en Bioquímica y Biología Molecular del Instituto de Investigación para la Salud de Nortwstern en Chicago (Estados Unidos), ha dirigido un estudio que ha confirmado los beneficios que, a nivel genético, tiene el aceite de oliva en la prevención y tratamiento del cáncer de mama. En el último número de la revista “Annals of Oncology” se publican las conclusiones de este trabajo, en el que también ha participado el director de la División de Medicina Oncológica del Instituto Catalán de Oncología, Ramón Colomer.
Los científicos españoles han realizado numerosos experimentos de laboratorio sobre líneas celulares de cáncer de mama, cuyos resultados han demostrado que el ácido oleico (principal componente del aceite de oliva) reduce considerablemente los niveles de un oncogen denominado Her-2/neu. Altos niveles de dicha sustancia (también conocida como erb B-2) se encuentran en casi el 30% de las pacientes de cáncer de mama, y están asociados con tumores altamente agresivos.
Según ha manifestado el profesor Colomer a la agencia Europa Press, es la primera vez que se asocie un componente de la dieta, como el aceite de oliva, con una reducción de los niveles de un oncogen, gracias a estudios de biología molecular. Además, el ácido oleico no sólo suprime la sobreproducción de dicho gen, sino que también duplica la eficacia del antitumoral trastuzumab, el tratamiento de anticuerpos que se dirige al gen Her-2/neu y que ha ayudado a prolongar la vida de muchas pacientes de cáncer de mama.

Cualidades preventivas. Por su parte, Javier Menéndez ha declarado que el Her-2/neu se encuentra incluso en lesiones incipientes de tejido mamario, que presentan considerables riesgos de desarrollo de cáncer. Y ha añadido que la dieta de ácidos grasos monoinsaturados reduce la presencia de dicho oncogen en un a46%, por lo que además de su eficacia en el tratamiento de la enfermedad también puede tener cualidades preventivas, reduciendo el riesgo de aparición y progresión maligna de dichos tumores.
Este trabajo comenzó en 1996 como parte de un programa especial del antiguo Ministerio de Ciencia y Tecnología, que impulsó una investigación sobre los efectos beneficiosos del aceite de oliva para la salud. Paro los resultados actuales son fruto de la continuidad del trabajo del equipo en los Estados Unidos. Por ello, Ramón Colomer cree que el Gobierno español debería promover la vuelta a nuestro país de líneas de investigación como ésta, que también podría ser beneficios para la industria olivarera española.

El CSIC investiga cómo acabar con los virus multiplicando sus errores

Madrid. Un equipo de diez científicos del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa”, encabezados por el profesor Esteban Domingo, están investigando una nueva estrategia para acabar con los virus, consistente en provocar multiplicaciones de su material genético hasta que se colapse e impida su apropio desarrollo. Según ha manifestado el director del trabajo a la agencia Europa Press, se pretende ocasionar la entrada de los virus en “catástrofe de error” para que empiecen a mutar por encima de unos “niveles aceptables”, lo que provocaría su extinción ante la imposibilidad de que controlen su desarrollo.
El Centro está adscrito al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y a la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), y su equipo está trabajando con varios tipos de drogas, que se activan en las enzimas encargadas de la multiplicación del material genético de los virus, y hacen que éstos “cometan más errores”. Dichos errores deben ser “en la cantidad suficiente para provocar la transición hasta la extinción, y deben provocarse en los virus, no en el organismo”, según ha declarado el profesor Domingo.
Para incitar estas equivocaciones en las enzimas de los virus, el equipo está trabajando con análogos nucleóticos, una modificación de los ácidos nucleicos. Los estudios realizados en cultivos de tejidos con el agente antiviral ribavirina han dado resultados positivos, al provocar errores en el virus de la poliomielitis. Actualmente, el equipo encabezado por Esteban Domingo trabaja con el virus de la inmunodeficiencia adquirida, en colaboración con Irsicaixa, y con el virus de la coriomeningtitis lifocitaria de ratón, en colaboración con Scripts.

 
arriba